CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

15 julio 2018

TÓXICOS Y SALUD.- “Estamos observando una creciente prevalencia de las enfermedades crónicas multisistémicas como la sensibilidad química múltiple, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia o la electrohipersensibilidad”. Entrevista a las Dras. Solanas y Ruiz (Siete Días Médicos. 03/07/2018)


EL 30% DE LAS ENFERMEDADES INFANTILES ESTÁN ASOCIADAS AL MEDIO AMBIENTE

Publicado en Actualidad Sanitaria

Desde la década de los ochenta, el crecimiento exponencial de la tecnología wireless ha generado un aumento de 1.000 millones de veces el campo electromagnético natural de la tierra, generando [, junto al gran incremento de nuevas sustancias artificiales]* un efecto cóctel electroquímico de sustancias que penetran en nuestro organismo a través de la alimentación, el aire que respiramos y la piel. Así lo afirma Carmen Ruiz, médica de familia especializada en patología ambiental, miembro del Equipo de Atención Primaria de Montcada i Reixac y coordinadora del grupo de Patología Ambiental de la CAMFiC.

De hecho, son varios los estudios que relacionan estos agentes con una serie de enfermedades: [de]* sensibilización central, neurodegenerativas, autoinmunes, endocrinas, cardiovasculares, metabólicas, cáncer, asma, TDAH, autismo, esterilidad ... Tanto es así que en 2013 la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertaron que "el 95% de los casos de cáncer, el 70% de los accidentes cardiovasculares, el 80% de las enfermedades coronarias, el 90% de las enfermedades neurodegenerativas y el 80% de la diabetes mellitus tipo 2 son provocados por agentes tóxicos contaminantes. Y por lo tanto, dos de cada tres casos se podrían evitar."

En este sentido, Padma Solanas Noguera, del Centro de Medicina Biológica en Barcelona, explica que "estamos observando una creciente prevalencia de las enfermedades crónicas multisistémicas, que también son más precoces, como la sensibilidad química múltiple, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia o la electrohipersensibilidad, enfermedades que afectan a más del 5% de la población, o [sic] enfermedades cardiovasculares, síndromes metabólicos, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades autoinmunes, cáncer, alergias, etc."

Lo más significativo para Carmen Ruiz, sin embargo, es que "los factores medioambientales (los contaminantes químicos, agentes biológicos infecciosos y los campos electromagnéticos naturales o artificiales) debilitan, desencadenan o agravan los mecanismos fisiopatológicos”. La solución a esto pasa en parte, según Ruiz, por "un cambio de las prioridades desde la actual medicina enfocada a tratar los síntomas, hacia una medicina dirigida a tratar las causas, poniendo el foco en la prevención, precaución y mejora en la detección precoz y en el diagnóstico de estas enfermedades crónicas y medioambientales. Y aquí es fundamental el papel del médico/a de familia, como puerta de entrada al sistema de salud".

Ambas doctoras consideran imprescindible que "mientras las políticas sanitarias y los científicos se ponen de acuerdo, surge la necesidad de una actuación clínica que genere prevención primaria y secundaria de la salud frente a los factores etiológicos menos conocidos. No se trata de renunciar al confort y a las nuevas tecnologías, sino de promover su uso consciente para evitar la aparición de enfermedades en nosotros y en las generaciones futuras”.

Fuente: Siete Días Médicos -revista de Atención Primaria- (03.07.18)

* NOTA DEL SISS: entre corchetes y con un asterisco hemos hecho alguna aclaración de matices al artículo porque pensamos que se trata de omisiones debidas a un error humano o tipográfico, pero que de no indicarse darían lugar a la confusión del lector. Además, hemos aprovechado para corregir algunas pequeñas erratas gramaticales que, al no suponer más que eso creemos que no necesitan ser referidas como tal expresamente.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

No hay comentarios:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo