CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

30 abril 2018

LLUVIA ARTIFICIAL.- China desarrolla un sistema para fabricarla a gran escala que ocupa tres veces España, a pesar de que "modificar la humedad actual del cielo podría reducir las precipitaciones en otras regiones"

El proyecto de China para modificar el clima es el más grande del mundo. Se trata de un programa militar cuyo objetivo es crear lluvia artificial, a gran escala, por siembra de nubes con yoduro de plata. La zona elegida es el Tibet. No en vano es una región vital para abastecer de agua a diferentes zonas del continente asiático, puesto que sus glaciares y depósitos proveen de caudal a la mayor parte de los principales ríos de China, India y otros países asiáticos (María José Moya. SISS)

CHINA DESARROLLA UN SISTEMA PARA FABRICAR LLUVIA QUE OCUPA TRES VECES ESPAÑA

-El proyecto aumentaría las precipitaciones en 10.000 millones de metros cúbicos al año.
-Están empleando tecnología militar de vanguardia para fabricar las cámaras de combustión en el Tíbet.

China necesita más agua y, por eso, está desarrollando un sistema sin precedentes: una red gigantesca para fabricar lluvia que ocuparía tres veces la superficie de España. Este proyecto podría aumentar las precipitaciones en la región hasta 10.000 millones de metros cúbicos al año, lo que equivale al 7% del consumo de agua en China, según ha publicado el periódico South China Morning Post.

Actualmente, la meseta del Tíbet dispone de unas cámaras que conforman la reserva más grande de agua fresca de Asia. Sin embargo, las simulaciones climáticas muestran la posibilidad de que la meseta tibetana experimente una sequía severa en las próximas décadas. El plan en el que ahora están trabajando propone construir decenas de miles de cámaras más hasta ocupar un área de 1,6 millones de kilómetros cuadrados, es decir, tres veces el tamaño de España.

Empleando tecnología militar de vanguardia, en las cámaras se quemaría combustible sólido para producir yoduro de plata, un agente que 'sembraría' las nubes de lluvia. A medida que el viento golpease contra la montaña y produjese corrientes, las partículas del yoduro ascenderían hasta las nubes. Con una brisa suave sería suficiente para transportar las partículas a 1.000 metros por encima de los picos de las montañas.

La desventaja de estas cámaras de combustión es que, si el viento no sopla o lo hace en dirección incorrecta, no funcionan.

"[Hasta ahora] se han desplegado más de 500 quemadores en pendientes alpinas en el Tíbet, Xinjiang y otras áreas para uso experimental. Los datos que hemos recopilado muestran resultados muy prometedores", dijo un investigador que trabaja en el sistema al South China Morning Post.

Una de las cámaras de combustión
desplegadas en la región china de Xinjiang.
Foto: xkqx.cn (South China Morning Post)
El sistema está siendo desarrollado por la Corporación Científica de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, un contratista propiedad del Estado que lidera otros proyectos nacionales como la exploración lunar y la construcción de la estación espacial de China.

China es el primer país que intenta aplicar la tecnología militar a gran escala. Estados Unidos intentó llevar a cabo pruebas similares, pero en sitios mucho más pequeños.

La red costaría relativamente poco: cada unidad de combustión cuesta alrededor de 50.000 yuanes (unos 6.500 euros), precio que incluye la construcción y la instalación. Además es probable que, con el paso del tiempo, el precio disminuyese debido a la producción en masa. Un avión de siembra de nubes, sin embargo, cuesta millones de yuanes y cubre un área mucho más pequeña.

Ma Weiqiang, un investigador del Instituto de Investigación de la Meseta Tibetana de la Academia China de Ciencias, ha advertido que es posible que Pekin no dé luz verde al proyecto ya que modificar la humedad actual del cielo podría tener un efecto de arrastre y reducir las precipitaciones en otras regiones de China.

Fuente: 20 Minutos (12/04/18)


INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA DE INTERÉS
Principales ríos originarios del Tíbet
Más sobre la noticia:

- “China needs more water. So it's building a rain-making network three times the size of Spain” (South China Morning Post, 26/03/18. Nota: el SCMP es el principal periódico de Hong Kong en inglés, y del que partió la noticia que ha saltado a los medios fuera de China)

El objetivo del proyecto es interceptar el vapor de agua transportado por el monzón de la India sobre la meseta tibetana y redistribuirlo en las regiones del norte para aumentar el suministro de agua allí de cinco a 10 mil millones de metros cúbicos por año. El presidente de la corporación aeroespacial, Lei Fanpei, dijo en un discurso que la industria espacial de China integrará su programa de modificación climática con el proyecto Sky River de Tsinghua. '[Modificar el clima en el Tíbet] es una innovación crítica para resolver el problema de escasez de agua en China', dijo Lei. […] El presidente de Tsinghua, Qiu Yong, dijo que el acuerdo señalaba la determinación del gobierno central de aplicar tecnología militar de vanguardia en sectores civiles.”



Más sobre el tema:

Si desea ampliar la información sobre esta cuestión busque en su navegador lluvia artificial o siembra de nubes. No la palabra chemtrails. Con los primeros términos tendrá más posibilidades de encontrar información asociada a fuentes realistas que con el último. Por ejemplo, en los resultados para siembra de nubes podrá leer una entrada en la Wikipedia interesante a fecha de hoy, a pesar de que sea una enciclopedia que ofrezca una objetividad desigual según el tema del que trate. Otro término que también puede serle de interés leer en la Wikipedia es el del yoduro de plata, dado que de forma resumida explica cómo se produce “el sembrado de nubes para provocar lluvia artificial”. Por el contrario, bajo la palabra chemtrails lo que predomina de momento son las teorías de conspiraciones no contrastables, sin base ni argumentaciones, o con datos incluso manipulados.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

11 abril 2018

"CHEMICALS IN OUR LIFE”: ojo con la información de la nueva web de la UE sobre sustancias químicas en la vida cotidiana


Una pena. Tras el análisis de la nueva web de la European Chemicals Agency, llamada “Chemicals in our life” ("Las sustancias químicas en nuestra vida"), podemos concluir que se trata de un espacio nacido para contrarrestar la cada vez mayor preocupación de la población sobre las posibles consecuencias en su salud de la ingente cantidad de sustancias químicas que se encuentran presentes en su día a día, incluso desde la concepción.

Pero a pesar de encontrarse en todos los ámbitos de la vida, como en el del aseo, la cosmética, los materiales de construcción, etc., y de que de gran parte de ellos no se han estudiado sus efectos sobre la salud, esta web muestra, en general, una intención de abordaje del problema que es tibio, ambiguo, en algunos momentos sesgado, e incluso confuso.

Por ejemplo, pone casi al mismo nivel los alimentos convencionales, los naturales y los ecológicos; o minimiza -o directamente niega- las consecuencias de ciertos tóxicos en la salud. Llama la atención, en este sentido, lo que refiere sobre el glifosato -del que además ofrece un enlace para ampliar información al que ha eliminado su contenido-, y sobre los nanomateriales. Y también sorprende que los problemas de salud causados por los tóxicos los centre prácticamente en las alergias, que defienda las dosis tóxicas legales, que no reniegue de la comercialización de productos que contengan sustancias tóxicas, que no muestre crítica alguna acerca de la legislación que sobre ello hace la UE, y que -excepto en un artículo dedicado específicamente a ello- no tenga en cuenta en sus valoraciones el efecto cóctel y el acumulativo en el tiempo de los tóxicos en el organismo humano, el resto de los seres vivos, y el medio ambiente.

Tiene, no obstante, algunas cosas positivas esta web: a través de ella se puede conocer cuál es la línea oficial de la UE sobre los tóxicos y la salud (sea por lo que dice, y por lo que puede leerse entre líneas); puede entresacarse alguna información útil (aunque no tenga en su ánimo ser contundente); y a través de ella se puede acceder a la base de datos de la ECHA (en inglés), que contiene información diversa sobre las sustancias químicas que se utilizan a diario en Europa.

En definitiva, esta web es un ejemplo más que muestra que el ciudadano debe dejar de ser alguien influenciable a los lobbies, para pasar a interesarse en formarse buscando información independiente y completa sobre estos temas para poder decidir libremente qué estilo de vida quiere llevar (tóxico o saludable), y poder estar alerta -desde el conocimiento, y con fuentes solventes- ante la fuerte presión que ejercen los grupos de presión de las industrias, que se filtran incluso a través de los medios de comunicación y los organismos oficiales que en teoría deberían velar por la salud de todos.

Afortunadamente, ante este tipo de políticas poco proteccionistas con la salud del ciudadano tenemos alternativas. Por ejemplo, en este terreno de los tóxicos relacionados con la salud recomendamos la web “Hogar sin Tóxicos” (que puede consultarse en español y en inglés); y el amplio recopilatorio multilingüe de espacios informativos y bases de datos, organizados por temas, confeccionado por el SISS.

En cualquier caso, a continuación ofrecemos la nota pública con la que se presentó hace unos días la nueva web de la ECHA que ha dado pie al artículo que nos ocupa (es curioso que indique que se dirige a los consumidores, no a los ciudadanos. Toda una declaración de intenciones, sin duda).

LA UE LANZA LA WEB MULTILINGÜE "LAS SUSTANCIAS QUÍMICAS EN NUESTRA VIDA” [“CHEMICALS IN OUR LIFE"]

Traducción del inglés: María José Moya Villén (SISS).

En marzo, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) [European Chemicals Agency] lanzó una nueva web dedicada a informar a los consumidores sobre los beneficios y riesgos de las sustancias químicas en sus vidas cotidianas.

Mientras que el 65% de los europeos están preocupados por estar expuestos a sustancias químicas peligrosas (Eurobarómetro 2016), todavía hay muy poca información para consumidores novatos acerca de qué productos contienen qué sustancias químicas y las reacciones adversas que pueden causar. Las preocupaciones por la exposición a las sustancias químicas es aún más destacada entre los pacientes con alergia, asma y EPOC, quienes tienen sistemas inmunitarios y respiratorios más vulnerables y cuyo contacto con sustancias químicas podría causar reacciones graves.

La web, disponible en 23 idiomas de la UE, proporciona información útil sobre los beneficios y riesgos del uso de sustancias químicas y explica cómo nos protege la legislación de la UE sobre sustancias químicas.

La web tiene una sección de Tendencias para noticias de actualidad y está conectada a la base de datos de sustancias químicas de la ECHA, la base de datos más grande del mundo de su tipo.

Como curiosidad, los visitantes pueden navegar a través de un monoambiente interactivo de 360 grados, que muestra dónde y por qué se usan nanomateriales [sic] en nuestras vidas.


Etiquetas - Categoría: Noticias
País: UE
Tema: Sustancias químicas


En definitiva, como hemos comentado al inicio, no debemos quedarnos con la primera impresión de lo que se nos presenta; ni dejarnos llevar por el nombre supuestamente medioambientalista, proindependiente de intereses partidistas, o a favor de la salud ciudadana que pueda tener una entidad, una campaña, una web, o una investigación. Debemos tener capacidad crítica –con fuentes rigurosas e independientes que nos proporcionen una base de conocimiento argumentado- para poder dilucidar qué se nos presenta al ciudadano cada vez. Porque no todo es lo que parece, o se nos quiere hacer parecer.

María José Moya Villén
Documentalista

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo