¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

25 abril 2015

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: el papel de las citocinas en el líquido cefalorraquídeo como disfunción del sistema inmunitario en las alteraciones neurocognitivas y la fatiga crónica. Similitudes con la esclerosis múltiple (Molecular Psychiatry. 2015)

Encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (ME/CFS)
En el líquido cefalorraquídeo
PISTAS SOBRE LA 'NEBLINA MENTAL' DE PACIENTES CON FATIGA CRÓNICA
Un estudio reveló evidencia de que el fenómeno no es 'inventado'


Las personas con síndrome de fatiga crónica muestran un patrón muy definido de proteínas del sistema inmunitario en el líquido cefalorraquídeo, un hallazgo que puede aclarar la "neblina mental" que caracteriza a la afección, según los investigadores.

El nuevo estudio halló que, comparados con gente saludable, quienes padecen de síndrome de fatiga crónica presentaron niveles reducidos de ciertas proteínas del sistema inmunitario llamadas citocinas en el líquido que cubre la médula espinal y el cerebro.

La excepción fue una citocina particular que estaba elevada no solo en la gente con fatiga crónica sino también en quienes presentan esclerosis múltiple.

Este hallazgo podría ofrecer pistas sobre por qué las personas con síndrome de fatiga crónica suelen tener problemas con la memoria, la concentración y el pensamiento, señaló la investigadora en jefe, la Dra. Mady Hornig, profesora en la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

El estudio también refuerza la evidencia de que algún tipo de disfunción del sistema inmunitario está detrás del enigmático trastorno, según Hornig.

El síndrome de fatiga crónica es conocido médicamente como encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica o ME/CFS, por sus siglas en inglés. En los Estados Unidos, el trastorno afecta a hasta 2.5 millones de personas, de acuerdo al Instituto de Medicina (Institute of Medicine), un panel científico que asesora al gobierno federal.

En febrero, el Instituto de Medicina publicó un informe que afirmaba que el síndrome de fatiga crónica es una afección médica legítima que muchos profesionales del cuidado de la salud aún no entienden, o que incluso desechan como un producto de la imaginación del paciente.

El término "síndrome de fatiga crónica" fue acuñado en 1988 y, en retrospectiva parece una elección "mala" según Suzanne Vernon, viróloga y directora científica de la Iniciativa para Solucionar el ME/CFS (Solve ME/CFS Initiative), con sede en Los Angeles.

"La gente lo oye y piensa, 'bueno, estás cansado. Yo también estoy cansado'", dijo Vernon, quien no participó en el estudio. "Pero esta es una fatiga debilitante. Es como tener un caso de influenza que nunca se cura".

Además, los síntomas van más allá de la fatiga e incluyen lo que se ha denominado "neblina mental": un conjunto de problemas relacionados con el pensamiento como confusión y dificultad con la concentración y la memoria a corto plazo.

Para el nuevo estudio, que se presentó el 31 de marzo en la revista Molecular Psychiatry, el equipo de Hornig estudio muestras de líquido cefalorraquídeo de 32 personas con síndrome de fatiga crónica, 40 con esclerosis múltiple y 19 personas saludables.

En general, los investigadores encontraron niveles reducidos de la mayoría de las citocinas en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con síndrome de fatiga crónica, comparados con otros grupos. Pero una citocina, la eotaxina, estaba elevada en personas con síndrome de fatiga crónica y en personas con esclerosis múltiple.

El significado de este resultado aún no está claro de acuerdo a Hornig, pero la doctora añadió que la eotaxina está involucrada en respuestas inmunitarias similares a las alergias.

Para Vernon, los hallazgos ofrecen "evidencia adicional de claros marcadores [biológicos] en el ME/CFS".

"Estos biomarcadores son indicaciones de algún tipo de proceso patológico", añadió Vernon. En otras palabras, añadió, el síndrome de fatiga crónica "no es inventado".

¿Por qué incluyó el estudio a personas con esclerosis múltiple? Hornig explicó que existen algunas similitudes entre dicha enfermedad y el síndrome de fatiga crónica. Los pacientes que presentan esclerosis múltiple sufren de fatiga y se cree que la enfermedad es causada por una reacción inmunitaria anormal, en este caso, en contra del propio tejido nervioso del cuerpo.

La causa exacta del síndrome de fatiga crónica aún está lejos de ser evidente, pero en general se cree que involucra algún tipo de disfunción del sistema inmunitario, ahondó Hornig.

En un estudio reciente, su equipo halló que en la gente que había presentado síndrome de fatiga crónica por un periodo relativamente corto —es decir, menos de tres años— los niveles de citocina en la sangre de hecho estaban elevados. Sin embargo, los niveles disminuían nuevamente en personas que habían tenido la enfermedad por un periodo más largo.

Las personas que participaron en el presente estudio habían padecido de síndrome de fatiga crónica por alrededor de siete años. De esta manera, los niveles relativamente bajos de citocina en el líquido cefalorraquídeo "corresponden" a lo que se vio en el estudio previo, según Hornig.

"Creo que lo que estamos viendo es un agotamiento del sistema inmunitario a lo largo del tiempo", especuló.

La teoría es que el sistema inmunitario inicialmente podría tener una reacción excesiva en contra de un invasor —como un virus— y luego ser incapaz de moderarse, según explicó Hornig. Eso podría explicar los altos niveles de citocina en personas que han sufrido síndrome de fatiga crónica por un periodo corto de tiempo.

Sin embargo, con el tiempo el sistema inmunitario podría básicamente desgastarse, llevando a respuestas débiles ante infecciones ligeras que un sistema inmunitario saludable manejaría fácilmente, sugirió Hornig.

Una esperanza, dijo Hornig, es que estos hallazgos puedan llevar a pruebas objetivas que puedan diagnosticar el síndrome de fatiga crónica de manera temprana.

Una prueba objetiva, como un examen de sangre que mida citocinas, sería bienvenido, según Vernon. La investigadora señaló que en estos momentos la gente a menudo espera por años para conseguir un diagnóstico que se base en los síntomas.

Comprender el aspecto biológico de la enfermedad también podría llevar a tratamientos, de acuerdo a Hornig.

"No podemos prometer que esto se transformará en tratamientos en el futuro cercano", dijo. "Pero esperamos comenzar a darle algunas herramientas a los médicos".

________________________________________

Mady Hornig, M.D., professor, epidemiology, Columbia University Mailman School of Public Health, New York City; Suzanne Vernon, Ph.D., scientific director, Solve ME/CFS Initiative, Los Angeles, Calif.; March 31, 2015, Molecular Psychiatry

Fuente: Intramed (3/04/15)

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

02 abril 2015

GUÍA BREVE PARA ESTABLECER UNA POLÍTICA SIN FRAGANCIAS EN CENTROS SANITARIOS PROMOVIDA POR SU PERSONAL: información y herramientas -pasos, modelo de política, plantilla para encuesta- (Massachusetts Nurse Newsletter)


Descarga de “Guía breve para establecer una política sin fragancias en centros sanitarios promovida por su personal”
Pinche aquí


ARTÍCULO: Información sin fragancias: [la mejora de la calidad del aire interior en los centros sanitarios mediante el control de las fragancias sintéticas. Lo que usted como enfermera puede hacer] (Fragrance-free information: [improving indoor air quality in health care settings by controlling synthetic fragrance. What you as a nurse can do]) -1-
AUTORA: Peggy Wolff
EDICIÓN EN LÍNEA: Massachusetts Nurses Association (15/04/2006)


© 2015 Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS). Este artículo no puede ser alterado, modificado, copiado, o transferido su contenido a otros soportes de difusión diferentes al original, ni parcial ni íntegramente. Puede difundir su enlace, que se encuentra en www.sensibilidadquimicamultiple.org. Para usos profesionales, por favor contáctenos a través de la página web del SISS para requerir autorización escrita. Muchas gracias.


ÍNDICE

Las sustancias químicas y sus efectos en la salud - Pasos para promover una política de fragancias en un centro sanitario - Plantilla para realizar una encuesta sobre fragancias - Modelo de política sin fragancias - Recursos - Webs de información sin fragancias.


LAS SUSTANCIAS QUÍMICAS Y SUS EFECTOS EN LA SALUD

Los efectos comunes en la salud por la exposición a fragancias sintéticas:

De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental [Environmental Protection Agency -EPA-], los siguientes problemas de salud se han asociado con la exposición a fragancias: asma, enfermedad reactiva de las vías respiratorias (ERVR), dificultad respiratoria, tos, fatiga, irritación ocular, sinusitis, rinitis, inflamación de las membranas mucosas, problemas de la piel (incluyendo dermatitis), daños en el sistema inmunológico, náuseas, vómitos, dolor abdominal, cambios en la presión arterial, cáncer, e incluso muerte en los casos severos por insuficiencia respiratoria.

A su vez, los efectos sobre el cerebro y el sistema nervioso incluyen convulsiones, dolores de cabeza / migrañas, depresión, vértigo, irritabilidad, confusión, ataques de pánico, ansiedad, pérdida de memoria, problemas de concentración, somnolencia, insomnio, problemas de visión, ataxia, estupor -3-, desorientación, vértigo, dificultad para hablar, fasciculaciones musculares, hormigueo en las extremidades, y pérdida de coordinación muscular.

[Estudio de la EPA de 1991 realizado por Larry Wallace "Identificación de los compuestos orgánicos volátiles polares en productos de consumo y microentornos comunes"].

Sustancias químicas con fragancias y problemas relacionados de salud:

Como ejemplo están los siguientes: Acetona [acetone]: sequedad de boca y garganta, vértigos, náuseas, falta de coordinación, dificultad para hablar, somnolencia, y en los casos graves coma. Actúa principalmente como depresor del SNC [Sistema Nervioso Central]. Benceno [benzene]: irritación de ojos y de vías respiratorias, disminución de glóbulos blancos, dolores de cabeza, deterioro del discernimiento, y trastornos menstruales. Fenol [phenol]: irritación de ojos, nariz y garganta, dolor abdominal, arritmias y fallo cardíaco, colapso cardiovascular, aberraciones y daño cromosómico, sudores fríos, colapso, confusión, dolores de cabeza, anemia hemolítica, sudoración profusa, y zumbido de oídos. Tolueno [toluene]: irritante de piel, ojos, y vías respiratorias, depresor del SNC, trastornos del hígado y de los riñones, y disfunción cerebral tóxica. Acetato de bencilo [benzyl acetate]: irritante de la piel, ojos, vías respiratorias y gastrointestinal, vómitos, diarrea, daño tisular, y EEG [electroencefalograma] anormal. Limoneno [limonene]: irritante de la piel y ojos y sensibilizador; irritante del estómago; albúmina y sangre en la orina; y numerosos efectos sobre el SNC.

[Harte, J. et. al. Toxics A to Z: a guide to everyday pollution. Berkeley: University of California Press, 1991 — Wilson, C. Chemical exposure and human health: a reference to 314 chemicals with a guide to symptoms and a directory of organizations. Jefferson, NC: McFarland, 1993].


PASOS PARA PROMOVER UNA POLÍTICA DE FRAGANCIAS EN UN CENTRO SANITARIO

1. Encuentre y trabaje con personas "afines". La unión hace la fuerza. Cree un equipo de apoyo de modo que usted no esté solo, minimizando así el desgaste. Recuerde que se necesita tiempo para implementar una política que afecta a tantas personas y a cada una de ellas de manera personal. Contacte con la autora [de este artículo] para obtener información y respaldo.

2. Localice a la persona o personas con potestad para aplicar la política.

3. Organice una reunión con la persona o personas con autoridad competente. Decida quién debería asistir a ella, y vaya preparado. Sepa qué quiere, qué está dispuesto a hacer, y qué quiere de ellos.

4. Lleve documentación científica, un ejemplo de política de fragancias en uso, un ejemplo de modelo de política; y una lista de recursos clave incluyendo libros, artículos y páginas web profesionales como las referencias usadas en este artículo.

5. Enfatice el beneficio positivo que supone para todos. La mejor calidad del aire mejora la salud y productividad del personal, y hace accesible el centro a aquellos con problemas de salud relacionados con las fragancias.

6. Considere la posibilidad de llevar a cabo una sencilla encuesta anónima sobre el tema, si los responsables no creen que las fragancias sean un problema. Vea en este artículo un modelo para realizar una encuesta por muestreo.

7. Acuerde un plazo de fechas para crear un borrador de política de fragancias, revisar el borrador, e implementar la política. Es posible que desee empezar con un área sólo; si es así, considere elegir la sala de recién nacidos o pediatría, ya que la gente puede estar más abierta al cambio si es para un bebé o un niño.

8. Elabore folletos -4- para educar al personal, a los pacientes y a los visitantes. Elabore una señal que dé la bienvenida a su centro, y colóquela en todas las entradas. Puede descargar una apropiada de noharm.org/ [Health Care Without Harm].

9. Compruebe la política de forma regular y revísela según sea necesario.


PLANTILLA PARA REALIZAR UNA ENCUESTA SOBRE FRAGANCIAS

……………………………………………………………………….. -5- está considerando la posibilidad de implantar una política que reduzca el uso de fragancias en sus instalaciones. Al responder a esta breve encuesta usted puede ayudarnos en la decisión.

Personal  Paciente  Visitante 

1. ¿Experimenta efectos adversos ante la exposición a fragancias? Sí  No 

2. En caso afirmativo, realice una descripción breve.

3. Si usted es empleado, ¿su capacidad para trabajar se ha visto afectada alguna vez por la presencia de fragancias en su área de trabajo? Sí  No 

4. En caso afirmativo, realice una descripción breve.

5. ¿Qué piensa sobre la posibilidad de implantar una política de fragancias?

¡Gracias por tomarse el tiempo de ayudarnos a hacer su centro de salud más saludable!.

Jane Doe, MD
Directora. Servicios de Salud

MODELO DE POLÍTICA SIN FRAGANCIAS

Política: Sabiendo que el uso de fragancias compromete significativamente la calidad del aire interior de los edificios e impide su acceso para algunos individuos, es la política de ……………………………………………………………………….. -6- restringir su uso y el de los productos que las contengan. Esta política se aplica a todos los que usen este centro incluyendo personal, pacientes y visitantes.

Definiciones: el término fragancia se refiere a un olor que es perceptible por otros. Esto incluye pero no se limita a productos de cuidado personal (como perfumes, colonias, artículos para después del afeitado, del cuidado del cabello, jabones, lociones, polvos, y desodorantes); productos para la colada (como detergentes y hojas para la secadora); artículos de limpieza; y "ambientadores" con fragancias. El término productos con fragancia se refiere a cualquier producto que contenga fragancias o aromas.

Procedimiento: Todo el personal asistirá a un breve curso de formación sobre los efectos adversos de las fragancias para la salud. El personal tendrá oportunidad de compartir preocupaciones y realizar preguntas. Se distribuirá un folleto que describa el asunto e indique los productos admisibles de cuidado personal, lavado de la ropa y limpieza sin perfumes. Las situaciones de salud que se deriven de infracciones de la política deberán dirigirse a los servicios de salud. Los problemas de incumplimiento se dirigirán al responsable pertinente.

Pacientes y visitantes: recibirán un folleto que explique los motivos de la política sin fragancias y cómo cumplir con ella. En todas las entradas se expondrá una señalización donde se lea "Bienvenido. Este es un entorno de atención sanitaria libre de fragancias. Para la salud y comodidad de todos los que usan este centro se ruega que evite el uso de productos con aromas". Los problemas de incumplimiento se dirigirán al responsable pertinente.

El Brigham and Women’s Hospital de Boston, todos los hospitales de Halifax, Nova Scotia y muchos otros centros de salud de todo Canadá restringen el uso de fragancias.

Puede encontrar otras políticas que pueden servir como modelo en las webs listadas al final del artículo.


RECURSOS

-Anderson R, Anderson J. Acute toxic effects of fragrance products. Archives of Environmental Health March-April 1998;53(2):138-146.
-Anderson R, Anderson J. Toxic effects of air freshener emissions. Archives of Environmental Health Nov.-Dec.1997;52(6):433-438.
-Anderson R, Anderson J. Respiratory toxicity of fabric softener emissions. Journal of Toxicology and Environmental Health-Part A 2000;60:121-136.
-Jackson N. ANA’s green meeting guide 2004 nursingworld.org
-Kosta L. Fragrance and health 1998. Human Ecology Action League.
-Kosta L. Fragrance control and health care facilities: an interview with Marlene Freeley, R.N., M.S., director, Occupational Health Services, Brigham and Women’s Hospital, Boston, Massachusetts. The Human Ecologist Winter 2002;13-17.
-Pitts C. Get a whiff of this. 2003. Autopublicado. ISBN: 1-4140-0845-7.
-Pontus C. Powerpoint presentation on fragrance and health. Massachusetts Nurses Association [Christine Pontus, RN, MS, COHN-S, Associate Director, Massachusetts Nurses Association, cpontus@mnarn.org].
-Sattler B, Lipscomb J (eds.). Environmental health and nursing practice. NY: Springer, 2003.


WEBS DE INFORMACIÓN SIN FRAGANCIAS

Canadian Centre for Occupational Health & Safety [Centro Canadiense para la Salud y Seguridad en el Trabajo].
Chemical Injury Information Network [Red de Información sobre Daño Químico].
Environmental Health Network [Red de Salud Ambiental], mantenida por Barbara Wilkie. Políticas de fragancias para el Brigham & Women’s Hospital y el Kaiser Permanente, e información sobre cómo abogar por el etiquetado y la legislación de fragancias.
Environmental Health Nursing [Enfermería en Salud Ambiental. Programa de posgrado], Escuela de Enfermería de la Universidad de Maryland.
“Fragrance free!. Creating a safe health care environment”, programa de la CEU [Continous Education Unit: Unidad de Educación Continua] online de la Massachusetts Nurses Association.
Fragranced Products Information Network [Red de Información sobre Productos Perfumados], mantenida por Betty Bridges, RN.
Health Care Without Harm [Salud sin Daño].
National Institute of Building Sciences indoor environmental quality project 2005: recommendations from the Access Board [Proyecto de calidad ambiental del aire interior 2005 del Instituto Nacional de Ciencias de la Construcción: recomendaciones del Access Board].
Not Too Pretty: cosmetics and health [No Tan Bonito: cosmética y salud].


NOTAS A PIE DE PÁGINA

(1) N. de T.: el artículo se encuentra publicado en varias revistas de enfermería que muestran algunas variaciones menores, en su reproducción en línea, entre ellas. En cualquier caso no afectan al texto, sino al orden entre sus secciones, a la denominación de una de ellas, y al título (al respecto, una cita bibliográfica ofrece el siguiente dato: Wolff, P. (2006). Improving indoor air quality in health care settings by controlling synthetic fragrance: what you as a nurse can do. The Alabama Nurse, 33(3):19-21. Otra cita existente, referida a la revista de la Maryland Nurse Association, no cita el título: The Maryland Nurse, Feb.-March, 2006, 7-9).

(2) N. de T.: el texto que se ha traducido es el que difunde la Massachusetts Nurses Association, en forma de artículo en línea, que transcribe únicamente los anexos del documento primigenio. La elección se ha debido a que esta es una versión manejable, práctica, completa en sí misma, y de lectura rápida; mientras que el artículo íntegro son 7 páginas (que consta de una primera parte -teórica-, que explica las causas y el valor de establecer una política libre de fragancias en los centros de atención sanitaria; y una segunda -práctica, que es la que nuestra traducción ofrece-, que brinda las herramientas para llevarla a cabo, en forma de tablas). Señalar también, que en aras de ofrecer una claridad óptima se ha variado la distribución de los apartados traducidos (de forma más acorde al orden ofrecido por otras transcripciones); se ha actualizado algún enlace por su versión actual, y se ha introducido algún matiz aclaratorio puntual. En todo caso, si lo desea puede acceder a dos versiones completas del artículo en: 1. Massachusetts Nurse Newsletter, 2006, págs. 10-11: www.massnurses.org/files/file/News/newsletter/2006/April.pdf (“Nurses can improve indoor air quality by controlling synthetic fragrances”.); y 2. Cleaner Indoor Air Campaign, 2006. 7 págs.: cleanerindoorair.org/wp-content/uploads/2011/05/Campaign-for-Fragrance-Free-Healthcare-by-Peggy-Wolff.pdf (“Improving indoor air quality in health care settings by controlling synthetic fragrance: what you as a nurse can do”).

(3) N. de T. como concepto médico-neurológico.

(4) N. de T.: recuerde que esta guía se dirige a crear conciencia y a movilizar al personal sanitario para prevenir y solucionar el problema que suponen los perfumes y productos con fragancias en los hospitales y en centros de atención sanitaria; sobretodo para un sector de la población al que le puede provocar reacciones alérgicas, inmunológicas, asmáticas, neurológicas; o como en el caso de la sensibilidad química múltiple (SQM), multisistémicas. Si desea implementar una política de fragancias en su centro de salud, o en alguna de sus áreas, puede serle útil crear concienciar distribuyendo el tríptico ¿Qué es la sensibilidad química múltiple?, disponible en: www.sensibilidadquimicamultiple.org/2011/03/que-es-la-sensibilidad-quimica-multiple.html

(5) Nombre de su centro de salud.

(6) Nombre de su centro de salud.

(7) N. de T.: en la actualidad el enlace no existe. Esto no significa que el programa, profesionales o entidades que lo crearon no sigan trabajando en la Salud ambiental con proyectos similares, según alcancen objetivos y finalicen proyectos. Por ejemplo, Health Care Without Harm (noharm.org/), y el Environmental Working Group -EWG- (www.ewg.org), son dos de las organizaciones medioambientales y de salud pública que fundaron la coalición Not Too Pretty, y que en la actualidad siguen informando, colaborando y realizando proyectos de similar interés al de Not Too Pretty (que cuenta en su haber con trabajos como el completo informe sobre productos de cosmética y de aseo personal, de 24 págs., que realizó en 2002: Not Too Pretty: phthalates, beauty products & the FDA, disponible en static.ewg.org/reports/2002/NotTooPretty.pdf?_ga=1.118167949.509193989.1427806381. En España, organizaciones similares son el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental -Fodesam- (www.fondosaludambiental.org), la Fundación Vivo Sano (www.vivosano.org), la Asociación Alicantina para el Estudio de las Intolerancias Alimentarias y Ambientales -AAEIAA- (aaeiaa.wordpress.com), o el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental -CREAL- (www.creal.cat/es_index.html).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo