CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

11 abril 2018

"CHEMICALS IN OUR LIFE”: ojo con la información de la nueva web de la UE sobre sustancias químicas en la vida cotidiana


Una pena. Tras el análisis de la nueva web de la European Chemicals Agency, llamada “Chemicals in our life” ("Las sustancias químicas en nuestra vida"), podemos concluir que se trata de un espacio nacido para contrarrestar la cada vez mayor preocupación de la población sobre las posibles consecuencias en su salud de la ingente cantidad de sustancias químicas que se encuentran presentes en su día a día, incluso desde la concepción.

Pero a pesar de encontrarse en todos los ámbitos de la vida, como en el del aseo, la cosmética, los materiales de construcción, etc., y de que de gran parte de ellos no se han estudiado sus efectos sobre la salud, esta web muestra, en general, una intención de abordaje del problema que es tibio, ambiguo, en algunos momentos sesgado, e incluso confuso.

Por ejemplo, pone casi al mismo nivel los alimentos convencionales, los naturales y los ecológicos; o minimiza -o directamente niega- las consecuencias de ciertos tóxicos en la salud. Llama la atención, en este sentido, lo que refiere sobre el glifosato -del que además ofrece un enlace para ampliar información al que ha eliminado su contenido-, y sobre los nanomateriales. Y también sorprende que los problemas de salud causados por los tóxicos los centre prácticamente en las alergias, que defienda las dosis tóxicas legales, que no reniegue de la comercialización de productos que contengan sustancias tóxicas, que no muestre crítica alguna acerca de la legislación que sobre ello hace la UE, y que -excepto en un artículo dedicado específicamente a ello- no tenga en cuenta en sus valoraciones el efecto cóctel y el acumulativo en el tiempo de los tóxicos en el organismo humano, el resto de los seres vivos, y el medio ambiente.

Tiene, no obstante, algunas cosas positivas esta web: a través de ella se puede conocer cuál es la línea oficial de la UE sobre los tóxicos y la salud (sea por lo que dice, y por lo que puede leerse entre líneas); puede entresacarse alguna información útil (aunque no tenga en su ánimo ser contundente); y a través de ella se puede acceder a la base de datos de la ECHA (en inglés), que contiene información diversa sobre las sustancias químicas que se utilizan a diario en Europa.

En definitiva, esta web es un ejemplo más que muestra que el ciudadano debe dejar de ser alguien influenciable a los lobbies, para pasar a interesarse en formarse buscando información independiente y completa sobre estos temas para poder decidir libremente qué estilo de vida quiere llevar (tóxico o saludable), y poder estar alerta -desde el conocimiento, y con fuentes solventes- ante la fuerte presión que ejercen los grupos de presión de las industrias, que se filtran incluso a través de los medios de comunicación y los organismos oficiales que en teoría deberían velar por la salud de todos.

Afortunadamente, ante este tipo de políticas poco proteccionistas con la salud del ciudadano tenemos alternativas. Por ejemplo, en este terreno de los tóxicos relacionados con la salud recomendamos la web “Hogar sin Tóxicos” (que puede consultarse en español y en inglés); y el amplio recopilatorio multilingüe de espacios informativos y bases de datos, organizados por temas, confeccionado por el SISS.

En cualquier caso, a continuación ofrecemos la nota pública con la que se presentó hace unos días la nueva web de la ECHA que ha dado pie al artículo que nos ocupa (es curioso que indique que se dirige a los consumidores, no a los ciudadanos. Toda una declaración de intenciones, sin duda).

LA UE LANZA LA WEB MULTILINGÜE "LAS SUSTANCIAS QUÍMICAS EN NUESTRA VIDA” [“CHEMICALS IN OUR LIFE"]

Traducción del inglés: María José Moya Villén (SISS).

En marzo, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) [European Chemicals Agency] lanzó una nueva web dedicada a informar a los consumidores sobre los beneficios y riesgos de las sustancias químicas en sus vidas cotidianas.

Mientras que el 65% de los europeos están preocupados por estar expuestos a sustancias químicas peligrosas (Eurobarómetro 2016), todavía hay muy poca información para consumidores novatos acerca de qué productos contienen qué sustancias químicas y las reacciones adversas que pueden causar. Las preocupaciones por la exposición a las sustancias químicas es aún más destacada entre los pacientes con alergia, asma y EPOC, quienes tienen sistemas inmunitarios y respiratorios más vulnerables y cuyo contacto con sustancias químicas podría causar reacciones graves.

La web, disponible en 23 idiomas de la UE, proporciona información útil sobre los beneficios y riesgos del uso de sustancias químicas y explica cómo nos protege la legislación de la UE sobre sustancias químicas.

La web tiene una sección de Tendencias para noticias de actualidad y está conectada a la base de datos de sustancias químicas de la ECHA, la base de datos más grande del mundo de su tipo.

Como curiosidad, los visitantes pueden navegar a través de un monoambiente interactivo de 360 grados, que muestra dónde y por qué se usan nanomateriales [sic] en nuestras vidas.


Etiquetas - Categoría: Noticias
País: UE
Tema: Sustancias químicas


En definitiva, como hemos comentado al inicio, no debemos quedarnos con la primera impresión de lo que se nos presenta; ni dejarnos llevar por el nombre supuestamente medioambientalista, proindependiente de intereses partidistas, o a favor de la salud ciudadana que pueda tener una entidad, una campaña, una web, o una investigación. Debemos tener capacidad crítica –con fuentes rigurosas e independientes que nos proporcionen una base de conocimiento argumentado- para poder dilucidar qué se nos presenta al ciudadano cada vez. Porque no todo es lo que parece, o se nos quiere hacer parecer.

María José Moya Villén
Documentalista

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

4 comentarios:

Ines González dijo...

Gracias por la información.Lo comparto

José Santana dijo...

Simplemente agradezco tu dedicación y tu inteligencia. Ojalá las nuevas generaciones (y las no tan nuevas)aprendan de tu estilo crítico y racional a evaluar la información/desinformación con que se nos bombardea diariamente. Me comprometo a divulgar tu mensaje en cuanto idioma pueda. En mi nombre y en el de los que se beneficiarán de la acción de personas como tú, GRACIAS.

SISS dijo...

¡Hola José!, me han emocionado muchísimo tus palabras. De verdad, muchas gracias. Me han trasmitido sinceridad y cariño hacia mi trabajo.

No sabes cómo te las agradezco.

No siempre la gente cae en dejar algún comentario de aliento para que continúe con mi labor (ardua, aunque echa desde la libertad personal), o para que sepa que estáis al otro lado del ordenador y que habéis leído/comprendido realmente lo que me cuesta tanto trabajo ofrecer, debido a mi escasa salud.

¡Te mando un afectuoso abrazo!

Megha Sharma dijo...

distance mba in india
I basically value your devotion and your insight. Ideally the new ages will gain from your basic and levelheaded style to assess the data

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo