¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

16 noviembre 2010

INVESTIGACIÓN QUE DEMUESTRA LA RELACIÓN ENTRE OLFATO Y ACTIVACIÓN DE CIRCUITOS NEURONALES. La base neuronal del sistema olfativo (Univ. Harvard. 2010)

Hace unos días (antes justo de que se me estropeara el ordenador y me quedara una semana inoperativa por esta causa) María Adriana era tan amable de contactarme a través de comentarios de MI ESTRELLA DE MAR para mostrar su interés y apoyo por este espacio. Al pasar por su interesante y ameno blog “Myehter-net” para agradecérselo, la sorpresa fue encontrarme en él con una noticia de título impactante ("Científicos crean ratones que son capaces de 'oler' la luz"), que sin ser su objetivo la sensibilidad química múltiple (SQM), era de significativa importancia para sus afectados, así como para los médicos, expertos, sanitarios e investigadores interesados en esta.

Su contenido era importante por las implicaciones que de él podían derivarse de cara a los mecanismos actuantes en la SQM, dada la evidente conexión que hay en esta patología (y que nosotros los afectados encontramos en la práctica de nuestro día a día, y las investigaciones al respecto corroboran) entre olor, sistema olfativo y conexión neuronal (y entre sistema olfativo y otros sistemas).

Dado que el artículo aludía a una investigación publicada recientemente en la revista Nature Neuroscience por investigadores de la Universidad de Harvard (EEUU), le pedí a María Adriana la fuente de la noticia para indagar más sobre ella, y así poder ponerla a vuestra disposición con su permiso. Ese mismo día me hizo llegar de forma entusiasta el enlace. Esta es mi primera entrada desde mi nuevo ordenador. Espero su información os resulte de tanto interés como a mí.


TRANSCRIPCIÓN DE LA NOTICIA

CIENTÍFICOS CREAN RATONES QUE SON CAPACES DE 'OLER' LA LUZ

Investigadores de la Universidad de Harvard en Cambridge (Estados Unidos) han creado ratones que pueden 'oler' la luz y que podrían convertirse en una poderosa herramienta para el estudio de las bases neuronales del olfato. El estudio, que se publica en la revista 'Nature Neuroscience', tiene implicaciones para el complejo campo de la investigación sobre este sentido, difícil de estudiar mediante los métodos tradicionales.

Según explica Venkatesh N. Murthy, responsable del estudio, "los olores son tan complejos químicamente que es extremadamente difícil aislar los circuitos neuronales que subyacen al olfato". Los científicos utilizaron luz mediante el campo de la optogenética para responder a la cuestión de cómo las células cerebrales diferencian entre los olores.

Las técnicas de la optogenética integran proteínas que reaccionan ante la luz en sistemas que suelen detectar entradas de información distintas a la luz. Los científicos integraron estas proteínas, llamadas canalradopsinas, en los sistemas olfativos de ratones, creando animales en los que los mecanismos olfativos se activaban no mediante olores sino por la luz.

"Para distinguir cómo percibe el cerebro las diferencias entre los olores, parecía más razonable examinar los patrones de activación cerebral pero es difícil seguir estos patrones utilizando estímulos olfativos ya que los olores son muy diversos y a menudo bastante sutiles. Por esto nos preguntamos qué pasaría si la nariz actuara como una retina".

Con estos animales modificados mediante la optogenética, los científicos pudieron caracterizar los patrones de activación en el bulbo olfativo, la región del cerebro que recibe información directamente de la nariz. Debido a que la entrada de luz puede ser controlada fácilmente, los investigadores diseñaron una serie de experimentos que estimulaban neuronas sensoriales específicas en la nariz y examinaron los patrones de activación que llegan hasta el bulbo olfativo.

"La primera cuestión era cómo el procesamiento se organizaba y cómo entradas similares eran procesadas por las células adyacentes en el cerebro", explica Murthy.

Objetivos del experimento
Pero parece ser que la organización espacial de la información olfativa en el cerebro no explica por completo la capacidad para percibir los olores. La organización temporal de la información olfativa arroja luz sobre cómo el ser humano percibe los olores. Además de determinar la organización espacial del bulbo olfativo, el estudio muestra cómo el momento en el que se detecta el olor juega un papel importante en cómo se perciben los olores.

El trabajo tiene implicaciones no sólo para el futuro estudio del sistema olfativo sino para distinguir los circuitos neuronales que subyacen a otros sistemas.

Fuente: La Flecha, diario de Ciencia y Tecnología (18 octubre 2010).


DATOS Y RESUMEN DE LA INVESTIGACIÓN (EN INGLÉS)

TÍTULO: Non-redundant odor coding by sister mitral cells revealed by light addressable glomeruli in the mouse.

AUTORES: Ashesh K Dhawale(1), Akari Hagiwara(2), Upinder S Bhalla(3), Venkatesh N Murthy(2), Dinu F Albeanu(4). (1) Cold Spring Harbor Laboratory, Cold Spring Harbor (New York, USA). National Centre for Biological Sciences, Tata Institute of Fundamental Research (Bangalore, India). (2) Department of Molecular and Cellular Biology, and Center for Brain Science, Harvard University (Cambridge, Massachusetts, USA). (3) National Centre for Biological Sciences, Tata Institute of Fundamental Research (Bangalore, India). (4) Cold Spring Harbor Laboratory, Cold Spring Harbor (New York, USA).

DATOS PUBLICACIÓN: Nature Neuroscience 13, 1404-1412 (2010).

RESUMEN / ABSTRACT (en inglés): Nature Neuroscience 13, 1404-1412 (2010) [NOTA: para su lectura completa hay que suscribirse a la revista o pagar por el artículo].

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA: Recibido.- 14 julio 2010. Aceptado.- 24 septiembre 2010. Publicado.- online 17 octubre 2010, en papel noviembre 2010 (revista de noviembre pinchando aquí).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

4 comentarios:

eiswomann dijo...

Poco a poco, paso a paso, todo irá cogiendo forma, y al fin las pruebas y evidencias científicas confirmarán nuestras verdades.

Un besito, Mariajo, y gracias.

María José Moya (Mariajo) dijo...

Efectivamente eiswomann, la cuestión es promover este tipo de líneas de trabajo, cada uno desde su ámbito y sus posibilidades. En mi caso difundiéndolas; y más sabiendo que la parte que le toca a otros no se está haciendo, como la de las administraciones a la hora de subvencionar la investigación en estos campos, y que si en otros países no se hace mucho, en España es que ya es incluso inexistente.

Así que este tipo de status quo injusto en que vivimos hace que tengamos que ser los propios interesados –los individuos afectados, atrincherados tras nuestros ordenadores- los que aún con nuestros grandes límites de salud tengamos que estar despertando conciencias y presionando socialmente para que estas, y otras cosas, cambien.

Pero vamos, con la SQM como con cualquier cosa en que al ciudadano se le enajena del Poder y de la capacidad de decisión (incluso para su misma vida), pero encima se le quiere hacer comulgar con ruedas de molino queriéndole hacer creer que la fuente de Poder emana de él.

Es la perversión del sistema en que vivimos: unas democracias irreales, dentro de unos Sistemas del Bienestar igualmente inexistentes en la práctica, mientras pasan y pasan generaciones de ciudadanos naciendo y muriendo sin apenas tomar conciencia de ello porque no le dejan y porque no lo educan para ello, y por tanto les es difícil hacer nada por ello.

Todo está muy bien organizado para que el ciudadano tenga el tiempo libre justo para llegar a casa rendido de trabajar para abordar sus propios administrativos caseros del día a día y ver la tele, pero no para pensar en más. Y está obligado a trabajar hasta la extenuación para tener todos los meses un dinero-base con el que poder vivir o malvivir, pero sin un horario justo que le dé para una vida paralela armoniosa a la laboral con la que pensar y tomar decisiones que realmente le sean de interés para la Vida y un status quo mundial más justo.

Así que se quiera o no, o apetezca más o menos, nos es obligado luchar, pero ya no como a nosotros como afectados de SQM, ni a otros afectados como enfermos de otras patologías, sino a todos desde la perspectiva más amplia (y que nos compete a sanos y enfermos) de ciudadanos.

¡Un abrazo!,

Dakshinamurti dijo...

Qué opinais de la Investigación del Carlos III de Zaragoza sobre Mindfulness, Compasión y Guptaprogram en DQM y EHS, donde participa Virginia Gasion. Virginia dice que padecía SQM en grado IV y que sanó completamente con el método de Adhok Gupta... En esa linea dice el Dr Ramachandran que las Neuronas Espejo son claves en la recuperación de todo tiño de enfermedades...

María José Moya dijo...

Hola Dakshinamurti, mira, te comento: si no me aportas enlace con información respecto a lo que deseas que valore, es difícil que lo haga, porque yo, lamentablemente, no tengo tiempo ni salud para hacerlo (recordad que me tenéis que facilitar las cosas).

En todo caso, te explico que en este espacio no nos dedicamos a terapias alternativas, por lo que tampoco las valoramos.

El espacio está dedicado a evidenciar, a los profesionales y a la sociedad en general, la SQM y su carácter orgánico. Por tanto, aunque cada uno puede optar como “tratamiento” por lo que mejor le parezca (lo mismo que alguien con cáncer puede optar, o por un tratamiento convencional, o por uno alternativo, o por ninguno), desde aquí lo que señalamos es lo que recomiendan al respecto los expertos en SQM: la evitación y el control ambiental.

Por otro lado, ignoro el caso de esta chica que me comentas, y si tiene/tenía SQM o no. Pero en principio soy una persona que “desconfío” en estos temas, y creo que es sano que lo hagamos todos, desde la seriedad.

Hay que tener cuidado con cualquier información y datos que nos lleguen.

Por ejemplo, me he encontrado en estos años con muchos autodiagnósticos que no van al médico para corroborar o no esta “impresión” (lo que hace un flaco favor a la persona y al colectivo de SQM).

También me he encontrado con diagnósticos erróneos (porque se ha confundido la SQM con otro tipo de alteraciones o problemas de salud).

Incluso hay individuos que han visto la SQM como una moda (¿?) y se han intentado apuntar al carro de lo que puedan sacar económicamente de ello, señalando que tiene una “cura” (e incluso “enseñando” para “demostrarlo” a supuestos “enfermos curados”, que hasta ese momento nadie conocía, y por tanto no se puede valorar objetivamente su “antes” y después” en su supuesto “proceso de mejoría”).

También, lamentablemente, me he encontrado con enfermos reales con “acuerdos” entre bambalinas con alguna persona o entidad para decir X cosa, a cambio de X otra.

Espero que mis comentarios al respecto no te suenen como “inmovilistas”, sino como realistas. Creo que es importante que, independientemente de que seamos lo suficientemente flexibles para dejar puertas abiertas a los avances, etc., dada la cantidad de fiascos y gente aprovechada que hay en cualquiera área, nos forcemos a ser críticos y observemos cualquier cosa desde la objetividad y haciendo de “abogado del diablo” con todo lo que nos presenten como “bueno, bonito y barato”.

Ojala que haya podido aclarar mi postura al respecto con lo que te he comentado.

Un cordial saludo,

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo