¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

20 septiembre 2016

TELÉFONOS MÓVILES Y SALUD: Los efectos de la radiación electromagnética de radiofrecuencia sobre la función espermática. Peer-reviewed (Reproduction. 2016)


Reproduction. 2016 Sep 6. pii: REP-16-0126. [Epub ahead of print]
LOS EFECTOS DE LA RADIACIÓN ELECTROMAGNÉTICA DE RADIOFRECUENCIA SOBRE LA FUNCIÓN ESPERMÁTICA

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Houston B (1), Nixon B (2), King BV (3), De Iuliis G (4), Aitken RJ (5)

(1) B. Houston, School of Environmental and Life Sciences, University of Newcastle, Callaghan, 2308, Australia brendan.houston@uon.edu.au.
(2) B. Nixon, Biological Sciences, University of Newcastle, Newcastle, 2308, Australia.
(3) B. King, School of Mathematical and Physical Sciences, University of Newcastle, Newcastle, Australia.
(4) G. de Iuliis, Biological Sciences, University of Newcastle, NSW, Callaghan, 2308, Australia.
(5) R. Aitken, School of Environmental and Life Sciences, University of Newcastle, Callaghan, 2308, Australia.

RESUMEN

El uso del teléfono móvil se ha convertido en una parte integral de nuestras vidas. Sin embargo, los efectos de la radiación electromagnética de radiofrecuencia (REM RF) emitida por estos dispositivos sobre los sistemas biológicos y, específicamente, sobre los sistemas reproductivos, se encuentran actualmente sometidos a un activo debate. Un obstáculo fundamental en el debate actual es que no existe un mecanismo claro de cómo influye tal radiación no ionizante en los sistemas biológicos. Por lo tanto, hemos explorado los efectos documentados de la REM RF en el sistema reproductor masculino y hemos considerado todas las observaciones ordinarias que podrían proporcionar ideas sobre un posible mecanismo.

En un total de 27 estudios de investigación sobre los efectos de la REM RF en el sistema reproductor masculino, se reportaron consecuencias negativas por exposición en 21. Y dentro de estos 21 estudios, 11 de los 15 que investigaron la motilidad del esperma reportaron disminuciones significativas, 7 de 7 que medían la producción de especies reactivas del oxígeno [ROS] documentaron niveles elevados, y 4 de 5 estudios que examinaron el daño en el ADN pusieron de manifiesto mayor daño, debido a la exposición a la REM RF. Asociado con esto, la aplicación de REM RF redujo los niveles de antioxidantes en 6 de los 6 estudios que estudiaron este fenómeno, mientras que las consecuencias de la REM RF fueron aliviadas exitosamente con la administración de antioxidantes en los 3 estudios que llevaron a cabo estos experimentos.

A la luz de esto, vislumbramos un mecanismo de dos fases en el que la REM RF es capaz de inducir la disfunción mitocondrial que conduce a la producción de ROS elevadas. Una atención continua sobre la investigación que tenga como objetivo arrojar luz sobre los efectos biológicos de la REM RF permitirá analizar y evaluar en diversos tipos de células este mecanismo propuesto.

Fuente e investigación completa: PubMed (6/09/2016)

Agradecimientos:
El 
Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental -SISS- desea dar las gracias, por hacerle llegar este interesante trabajo, al profesor Olle Johansson, reconocido investigador de prestigio internacional del Instituto Karolinska dedicado a "health effects of modern, man-made electromagnetic fields as well as the functional impairment electrohypersensitivity" (Olle Johansson. Associate professor. Experimental Dermatology Unit. Department of Neuroscience. Karolinska Institute. 171 77 Stockholm. Sweden).

Nota:
La revista médica 
que difunde el artículo ("Reproduction") está editada por la Society for Reproduction and Fertility de Reino Unido, se encuentra revisada por pares (peer-reviewed), y tiene carácter mensual.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

2 comentarios:

Sylvia dijo...

Querida María José, agradezco este informe contundente sobre algo que ya veníamos vislumbrando desde unos años, pero que no tenía ningún aval científico certero.
Por mi parte, uso muy poco el celular. Solamente me lo llevo cuando salgo sola y me podría pasar algo en la calle. Para pedir socorro!
Hace poco, mi hija comenzó a construír unos soportes de cerámica para colocar los celulares sobre la mesa. Entonces, sin el uso de auriculares, uno simplemente enciende el altavoz del aparato y escucha desde una distancia prudente. Yo uso siempre este soporte, incluso cuando escucho música. Como vivo sola, junto a mi gatita, no molesto a nadie!
Abrazos, Sylvia

María José Moya dijo...

Querida Sylvia, gracias por comentar tus impresiones al respecto. Sobre el uso de del móvil, efectivamente, haces lo correcto. De hecho, lo suyo sería:

- Que si se compra un móvil se haga priorizando la salud, y por tanto, buscando uno con bajo índice SAR ("specific absorption rate" o "tasa de absorción específica"). O sea, de baja radiación;
- Emplearlo sólo lo estrictamente necesario (o sea, para urgencias y poco más);
- Utilizarlo con ciertas medidas de precaución (que se centrarían en dos: no esperar las llamadas con el aparato pegado a la cabeza; y usar con un auricular de tubo de aire, mientras que el móvil se mantiene a una distancia mínima de unos 30 cm. de nuestro cuerpo);
- Apagar nada más usar: y
- En casa, utilizar sólo teléfono fijo.

Sin embargo, lamentablemente, la gente en su mayoría hace un uso más que excesivo de esta tecnología, y además de forma completamente “infantil” e inconsciente. O sea, “todo lo que quiere”. Y ni se plantea analizar si pudiera tener efectos para su salud a medio/largo plazo para sí mismo, e incluso para su descendencia. Tampoco parece interesarse por si hay alternativas para minimizar o solucionar ese impacto. Y aún menos se plantea presionar a la industria para que la tecnología que saca al mercado priorice la salud sobre cualquier cosa. Muy al contrario, hay gente-oveja que incluso se vuelve "bipolar": ante este tipo de información, en vez de reflexionar sobre ella y hacer ajustes en su vida, plantea el tema con agresividad -como si se sintiera “atacado”, al igual que le pasa a la gente “enganchada” al tabaco o a otro tipo de droga-, y en base a "extremos". Usualmente, con frases del tipo de: "¿tú qué quieres, que sigamos viviendo en la Edad de Piedra?", o “¡pues de algo hay que morir!”.

¿Qué pasa, que en pleno siglo XXI me van a decir que no se “puede” hacer tecnología inocua?. ¡Pero si ya la hay!. Pero claro, tendría que “interesar” a la industria; que siguiera dando beneficios desorbitados, sin gastar en investigación complementaria a la meramente “tecnológica”.

Por cierto, esas "ideas bipolares" de las que hablaba antes, seguramente provienen de lo que "inculca" convenientemente esa misma industria, a través de los medios y de la propaganda. La misma industria a la que habría que exigirle tecnología inocua, y que no introdujera nada en el mercado sin una investigación previa -corroborada después por un organismo independiente- acerca de sus posibles consecuencias para la salud a corto, medio y largo plazo.

¡Porque no es de recibo que se nos diga que algo se seguirá comercializando hasta que "demostremos" que perjudica a la población! ¡Y que nadie ponga coto al lobby que subvenciona estudios que les favorezcan a ellos, que presiona para que se legisle a su favor, etc.!.

En un mundo con un ser humano soberbio y enloquecido -que piensa que es "inmortal", y que sólo importa el "yo" y el "ahora"-, no somos capaces ni tan siquiera de tomar unas pequeñas medidas de protección… Y a la vez que destruimos todo aquello por donde pasamos, no nos damos cuenta que con ello nos estamos autoeliminando también a nosotros mismos, como parte del medio ambiente que somos. Necesitamos un entorno sano y natural, no sobresaturado de sustancias sintéticas y campos electromagnéticos … Pero no vemos. Y mientras, seguimos creyendo que ser “superior” consiste en poder “hablar al estilo humano”, “pensar al estilo humano”, y supeditar, maltratar y destruir todo lo que tocamos, a lo que le negamos que tenga capacidad de sentir, sufrir, comunicarse, entender...

¡Disculpa la larga reflexión!. Tan sólo finalizo señalando que cada vez salen más estudios con evidencias incuestionables al respecto, tanto en lo que respecta a las consecuencias de la sobresaturación de campos electromagnéticos artificiales en el ambiente, como en el tema de la electrosensibilidad. Y no digamos en el tema “químico” y la SQM.

¡Un abrazo!

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo