CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

27 septiembre 2011

EHS y SQM. ¿DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA?. Congreso celebrado en Roma el 14 de junio de 2011 (reseña en español e inglés de Francesca Romana, vicepresidenta de AMICA)


El siguiente documento nos ofrece de forma breve y clara un resumen en español e inglés de las interesantes investigaciones expuestas por los ponentes del Congreso celebrado recientemente en Roma, en junio de este año de 2011, sobre electrohipersensiblidad (EHS), y su relación con la sensibilidad química múltiple (SQM).

La reseña está realizada por Francesca Romana, vicepresidenta de la asociación italiana AMICA.

Agradecemos su envío a MI ESTRELLA DE MAR a Raquel Montero, vicepresidenta de la asociación SFC-Madrid (*) de síndrome de fatiga crónica (SFC) y sensibilidad química múltiple (SQM), afectada de SQM grave, y persona a la que tengo el placer de conocer de forma personal desde hace tiempo (al igual que a su presidenta, María Matallana, afectada de SFC)
(*) A pesar de ser una asociación llevaba por dos personas con un alto grado de nuestras patologías, la profesión que ambas realizaban antes de su enfermedad (una en el campo sanitario y otra como docente universitario), queda patente en la eficaz organización que han realizado alrededor de una serie de puntos y acertados servicios prácticos -legales, de salud, de apoyo físico...- para los asociados, que realmente son los que el afectado suele necesitar en su vida diaria, aparte del lógico asesoramiento en sus enfermedades. De estas prestaciones destaca la recomendación que hacen de servicios, tratamientos y profesionales probados por los socios y/o en condiciones ventajosas como la fisioterapia a domicilio o la osteopatía; la provisión de voluntarios para acompañamientos y gestiones administrativas; y la asesoría jurídica gratuita; aparte de otros servicios, que pueden verse pinchando aquí.

16.09.2011
Hipersensibilidad electromagnética y sensibilidad química múltiple: ¿dos caras de la misma moneda?
EHS-SQM / EHS-MCS. ¿Dos caras de la misma moneda?. Resumen español / inglés congreso AMICA (Roma. 14.06.11....

Por: Francesca Romana Orlando, periodista y vicepresidenta de A.M.I.C.A.

Varios expertos de diferentes países europeos coinciden en afirmar que la hipersensibilidad electromagnética es una enfermedad real, física, y para algunos de ellos esta condición parece estar estrictamente relacionada con la sensibilidad química múltiple (SQM). Esta es la conclusión del Congreso "Telefonía móvil, Wi-Fi, Wi-Max: ¿existen riesgos para la salud?", que se celebró en el Palacio Marini - Cámara de los Diputados, en Roma el 14 de junio de 2011.

El evento, organizado por la Asociación para el Medio Ambiente y el Daño Crónico Tóxico (A.M.I.C.A.), tuvo como objeto proporcionar una visión general sobre los peligros para la salud vinculados a la utilización de dispositivos inalámbricos.

El profesor Dominique Belpomme, oncólogo, profesor del hospital universitario pediátrico Necker, jefe de investigación de la lucha contra el cáncer (ARTAC), mostró en su conferencia "Protocolos diagnósticos y terapéuticos para la intolerancia a los campos electromagnéticos", los resultados de un estudio basado en la observación clínica de más de 450 pacientes registrados entre 2008 y 2011.

Él y su equipo utilizan una técnica nueva para diagnosticar a personas que refieren reacciones a los campos electromagnéticos, una condición que prefiere definir como "intolerancia a los campos electromagnéticos" o "síndrome de ICE" en lugar de "hipersensibilidad electromagnética".

La nueva técnica es el "Eco-Doppler pulsado" del cerebro, que combina el eco-doppler con un equipo para evaluar la perfusión cerebral. A diferencia de otros métodos, no es peligroso y no implica ninguna radiación ionizante.

Los resultados muestran que las personas con intolerancia a los campos electromagnéticos tienen una perfusión reducida en el cerebro, especialmente en la parte izquierda del área límbica del cerebro, en comparación con el grupo de control. Esta es un área muy particular, porque es la parte del cerebro más antigua en el control de muchas funciones corporales.

"Estos resultados son muy importantes”, comentó Belpomme en el Congreso, “porque por primera vez, somos capaces de definir la intolerancia a los campos electromagnéticos como una enfermedad física basándonos en pruebas objetivas".

Su equipo también utiliza otras pruebas, como la dosis de histamina, de proteína S100B y de shock por la proteína hsp70 y hsp27 en sangre.

El 70% del grupo de los pacientes observados mostró una severa disminución de los niveles de vitamina D, aproximadamente el 1-2% de los pacientes un aumento de las proteínas hsp27 y hsp70, mientras que más del 40% de la muestra tuvo una alta cifra de histamina, un hecho totalmente compatible con una interpretación fisiológica de este síndrome. En torno al 10% de los pacientes tuvo una alta cantidad de proteína S100B, que es un marcador de la permeabilidad de la barrera hemática cerebral (BBB). En la tercera parte de la muestra de pacientes, se observó una reducción de la melatonina en la orina, lo que puede explicar síntomas como la fatiga, el insomnio y la depresión en estos pacientes.

Estas alteraciones son bastante similares a las que se presentan en pacientes con sensibilidad química múltiple (SQM), particularmente en lo que se refiere a la reducción de la perfusión cerebral, la inflamación neurogénica, el aumento del estrés oxidativo y la reducción de los mecanismos de defensa.

El hecho de que los campos electromagnéticos (CEM) induzcan la apertura de la barrera hematoencefálica (BBB) puede interferir en la protección del cerebro frente a los productos químicos tóxicos. De hecho, no es infrecuente que los pacientes con síndrome de ICE tengan síntomas de SQM, mientras que muchos pacientes con SQM también reaccionan a los CEM.

El aumento del estrés oxidativo en pacientes electrosensibles fue identificado por la doctora Valeria Pacifico, que ofreció en Roma una conferencia sobre los "Desequilibrios de los biomarcadores metabólicos de óxido-reducción y la susceptibilidad a la radiación no ionizante". Ella trabaja en el equipo del Dr. Chiara De Luca en el laboratorio Experimental BILARA del Istituto Dermopatico de Immacolata en Roma, que ha publicado varias obras sobre el papel del estrés oxidativo en la sensibilidad ambiental [1, 2].

"Para hacer un diagnóstico de este síndrome es necesario escuchar primero a los pacientes y verificar si esos síntomas mejoran ó desaparecen al alejarse de las fuentes de radiación electromagnética”, explicó el profesor Belpomme. Para demostrar si los campos electromagnéticos son la causa real de las alteraciones encontradas en estos pacientes, los pacientes tuvieron que repetir las pruebas antes y después de un período de tres meses de alejamiento de las fuentes de radiación electromagnética. Los resultados muestran que después del período de evitación, los niveles tienden a normalizarse.

Dada la fuerte correlación encontrada por seis estudios epidemiológicos sobre la exposición a las radiaciones electromagnéticas y la enfermedad de Alzheimer, el prof. Belpomme cree que a todo paciente electrosensible con alteraciones de la memoria debe descartársele el padecimiento de la enfermedad de Alzheimer. Insiste en destacar el hecho de que el Alzheimer es una pérdida de memoria a largo plazo, mientras que el síndrome de intolerancia electromagnética a menudo implica la pérdida de memoria a corto plazo, pero este síntoma puede ser considerado como una condición pre-Alzheimer.

El profesor Olle Johansson, profesor asociado de la Unidad de Dermatología Experimental del Departamento de Neurociencias del Instituto Karolinska y profesor del Instituto Real de Tecnología de Estocolmo, conferenció en Roma sobre "El principio de precaución: de la Bioinititive al consenso de Seletun". Dedicó su conferencia a las personas afectadas por la intolerancia electromagnética y el síndrome de sensibilidad química múltiple porque "tienen una vida muy difícil".

Él es uno de los científicos más dedicados a la promoción de las nuevas directrices de seguridad basadas en la biología de los campos electromagnéticos. Acudió a Benevento para la resolución ICEMS en 2006, luego a Londres en 2007 para una nueva resolución, y también fue miembro del grupo de científicos independientes que publicó el famoso Informe BioInitiative en 2007, que tuvo un eco importante en la agenda política. De hecho, gracias a este informe el Parlamento Europeo firmó una resolución el 4 de septiembre de 2008, para exponer que los límites de seguridad actual para los campos electromagnéticos (CEM) están obsoletos y para advertir a los gobiernos de la UE sobre el incremento de nuevas enfermedades de origen ambiental como la intolerancia electromagnética (EHS), el síndrome de sensibilidad química múltiple (SQM) y el síndrome de las amalgamas dentales de mercurio.

Más recientemente, el prof. Johansson formó parte del grupo de científicos que elaboró el Consenso de Seletun, publicado en febrero pasado, con las revisiones sobre Salud Ambiental [3]. En él se indica que las normas actuales no protegen a la población mundial de los campos electromagnéticos y que éstos deben reducirse ya, en lugar de esperar a las evidencias definitivas de peligro. También establece que debería considerarse la incapacidad funcional a las personas que aquejan síntomas de electrosensibilidad.

En Suecia, por ejemplo, la EHS, la SQM o la fibromialgia ya están clasificadas como incapacidades laborales. Esto significa que las personas afectadas por estas condiciones no son consideradas enfermas, pero el ambiente les produce limitaciones, por lo que el ambiente tiene que ser cambiado. Este tipo de clasificación representa la concreción plena de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, firmado por los gobiernos el 30 de marzo de 2007.

Este convenio debería ser suficiente para obligar a todos los gobiernos a encontrar el emplazamiento adecuado y las mejores estrategias de bienestar para las personas con sensibilidad ambiental y poner fin a la discriminación.

[1] De Luca C. et al. Biological definition of multiple chemical sensitivity from redox state and cytokine profiling and not from polymorphisms of xenobiotic-metabolizing enzymes. Toxicology and Applied Pharmacology, YTAAP-11818; Nº. of pages: 8; 4C.
[2] De Luca C. et al. The Search for Reliable Biomarkers of Disease in Multiple Chemical Sensitivity and Other Environmental Intolerances. Int. J. Environ. Res. Public Health 2011, 8, 2770-2797; doi:10.3390/ijerph8072770.
[3] Fragopoulou A. et al. Scientific panel on electromagnetic field health risks: consensus points, recommendations and rationales. Rev Environ Health. 2010 Oct-Dec;25(4):307-17.

------------------------

TEXTO EN INGLÉS

Electromagnetic Hypersensitivity and Multiple Chemical Sensitivity: two facets of the same medal?

Por: Francesca Romana Orlando, journalist and Vice President of A.M.I.C.A.

Several experts from different European countries agree that Electromagnetic Hypersensitivity is a real, physical illness and for some of them this condition seems to be strictly related to Multiple Chemical Sensitivity (MCS). This is what came out from the congress “Mobile Telephony, Wi-Fi, Wi-Max: are there health risks?”, held at Palazzo Marini - Chamber of Deputies in Rome on the 14 June 2011. The event, organized by the Association for Environmental and Chronic Toxic Injury (A.M.I.C.A.), was meant to give an overview on the health dangers linked to the use of wireless devices.

Prof. Dominique Belpomme, Oncologist, Professor of the Centre Hospitalier Universitaire Necker-Enfants Malades, Chairman of Research for Anti-Cancer Therapeutics (ARTAC), in his lecture “Diagnostic and therapeutic protocols for the Electromagnetic Fields Intolerance”, showed the results of a clinical observation on more than 450 patients enrolled from 2008 to 2011. He and his team use a new technique to make the diagnosis to people reporting reactions to electromagnetic fields, a condition that he prefers to define “Electromagnetic Fields Intolerance” or "EFI Syndrome" rather than “Electromagnetic Hyper-Sensitivity”.

The new technique is the "Pulsed Eco-Doppler" of the brain, that combines the eco-doppler to a computer to evaluate the brain perfusion. Unlike other methods, this one is not dangerous and it does not involve any ionizing radiation. The results show that people with Electromagnetic Fields Intolerance have a reduced perfusion in the brain, particularly in the left part of the limbic area of the brain, compared to the control group. This is a very particular area, because is the “ancient” part of the brain that controls many body functions.

“These results are very important – Belpomme said at the congress – because for the first time we are able to define the Electromagnetic Fields Intolerance as a physical illness basing on objective tests”.

His team uses also other tests, such as the dosage of histamine, of protein S100B and of heat shock protein hsp70 and hsp27 in the blood. The 70% of the group of patients observed showed a serious reduction of vitamine D, about 1-2% of the patients showed an increase of proteins hsp27 and hsp70, while more than the 40% of the sample had an increased histamine, a fact that is fully compatible with a physiological interpretation of this syndrome.

About the 10% of the patients had an increased protein S100B, which is an marker for Blood Brain Barrier (BBB) permeability. In one third of the sample of patients a reduction of melatonine in urine was found and this can explain symptoms such as fatigue, insomnia and depression in these patients.

These alterations are quite similar to the ones found in patients with Multiple Chemical Sensitivity (MCS), particularly regarding the brain perfusion reduction, the neurogenic inflammation, the oxidative stress increase and the reduction of the defense mechanism. The fact that EMF induce the opening of the BBB may interfere with the brain protection from toxic chemicals. It is not uncommon, in fact, that patients with EFI Syndrome have MCS symptoms while many patients with MCS also reacts to EMF.

The increase of oxidative stress in Electrosensitive patients was found also by Dr. Valeria Pacifico, who lectured in Rome about “Metabolic biomarkers of oxidation-reduction imbalance and susceptibility to non-ionizing radiation”. She works in the team of Dr. Chiara De Luca at the Experimental Laboratory BILARA at Istituto Dermopatico of Immacolata in Rome, that published several works on the role of oxidative stress in environmental sensitivities. (1, 2)

“To make a diagnosis of this syndrome we need to listen first to patients and we need to verify if the symptoms improve or disappear when they stay away from EMF sources”, prof. Belpomme explained. In order to demonstrate if the electromagnetic fields were the real cause of the alterations found in these patients, the patients had to repeat the tests before and after a period of avoidance of EMF for three months. The results show that after the period of avoidance the levels tend towards the normal standard.

Given the strong correlation found by six epidemiologic studies on EMF exposure and Alzheimer Disease, prof. Belpomme believes that any electrosensitive patient with memory disfunctions should be evaluated also for AD. He stress the fact that AD is a loss of long term memory while EFI Syndrome often involves the loss of short term memory, but this symptom may be considered as a pre-Alzheimer condition.

Prof. Olle Johansson, Assoc. prof. The Experimental Dermatology Unit, Department of Neuroscience, Karolinska Institute, Professor The Royal Institute of Technology, Stockholm talked in Rome about “The precautionary principle: from Bioinititive to the Seletun consensus”. He dedicated his lecture to people affected by EHS and MCS because “they have a very difficult life”.

He is one of the most dedicated scientist in the promotion of new biologically-based safety guidelines for EMF. He was in Benevento for the ICEMS resolution in 2006, then in London in 2007 for a new resolution and he was also member of the group of independent scientist that published the famous Bioinitiative Report in 2007, which had a strong eco in the political agenda. Thanks to this report, in fact, the European Parliament signed a resolution on 4 September 2008 to state that the actual safety limits for EMF are obsolete and to warn EU governments about the increase of new environmental illnesses such as EHS, MCS and Dental Amalgam Mercury Syndrome.

More recently, prof. Johansson was part of the group of scientists who prepared the Seletun Consensus, published last February on Reviews on Environmental Health (3). It states that present standards do not protect global human population from electromagnetic fields and all EMF should be reduced now instead of waiting for a definitive proof of danger. It also states that people reporting EHS symptoms should be considered as having a functional disability.

In Sweden, for example, EHS, MCS or fibromyalgia are already classified as functional disabilities. This means that people affected by these conditions are non considered patients, but it’s the environment that creates limitations for them so it’s the environment that has to be changed. This kind of classification represents the full concretization of the UN Convention on the Rights of Persons with Disabilities, signed by governments on 30 March 2007. This convention should be enough to push all governments to find the right accommodation and the best welfare strategies for people with environmental sensitivities and put an end to discrimination.

[1] De Luca C. et al. Biological definition of multiple chemical sensitivity from redox state and cytokine profiling and not from polymorphisms of xenobiotic-metabolizing enzymes. Toxicology and Applied Pharmacology, YTAAP-11818; Nº. of pages: 8; 4C.
[2] De Luca C. et al. The Search for Reliable Biomarkers of Disease in Multiple Chemical Sensitivity and Other Environmental Intolerances. Int. J. Environ. Res. Public Health 2011, 8, 2770-2797; doi:10.3390/ijerph8072770.
[3] Fragopoulou A. et al. Scientific panel on electromagnetic field health risks: consensus points, recommendations and rationales. Rev Environ Health. 2010 Oct-Dec;25(4):307-17.


ENLACES RELACIONADOS
-ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 consejos para evitar la exposición a los CEM en su cuerpo y el hogar.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

11 comentarios:

Jusendometriosis Brasil México Espanha dijo...

Hola, Mariajo

Quiero saludarte por tu trabajo pertinaz y versátil con respecto a la SQM, incluso por la idea del alquiler adaptado.

Desarrollo algo similar en Brasil, por las enfermas de endometriosis, y voy a inspirarme en tus iniciativas.

Abrazos!

Carmen Alonso Garcia dijo...

Hola a todos, tengo SQM diagnosticada hace tres años, pero tambien me afecta la radiacion electromagnetica.

¿Existe alguna manera de neutralizar las emisiones wi-fi de un edificio publico colindante a mi casa?

Un saludo a todos.

Carmen

María José Moya (Mariajo) dijo...

Hola yo tambien tengo sensibilidad multiple ademas de fibromialgia y fatiga cronica, y hace tiempo descarte las lejias, amoniacos y otras sustancias que solo olerlas de pasada me ponen fatal.
Candi Pedrosa

Anónimo dijo...

Hola Mariajo, gracias por todas tus valiosas informaciones.
Sobre la información que pasaba Francesca Romano sbre EHS, el profesor que cita aparte de las pruebas de diagnóstico realiza algún tratamiento paliativo.

Un abrazo

Rosa

María José Moya (Mariajo) dijo...

Hola Jusendometriosis Brasil México Espanha, cómo me alegro. Efectivamente, la cuestión es tender a aspirar a ir haciendo una red de información, apoyo y ayuda entre los colectivos de enfermos, de diferentes niveles --en pueblos, ciudades, provincias, regiones, países y a nivel internacional--, sobretodo entre los que podamos estar más necesitados, sea por tener unas patologías limitantes (por dolor, fatiga crónica extenuante, o por cualquier otra causa), o porque la sanidad no nos atienda o lo haga de forma insuficiente.

Lo del alquiler adaptado, me parece fantástico que pudierais hacerlo. Puntualizo sólo, que la idea no es mía, son de esas cosas que surgen entre los particulares de un colectivo (sea de España o de cualquier otro sitio), de manera natural, pensando que pueda ser una posibilidad, y que ahora una afectada en Andalucía a puesto en práctica, por necesidad de obtener algún ingreso, dada su situación.

Unas compañeras, que la están ayudando, me hicieron llegar el tema, y yo simplemente le he dado difusión a través de mi grupo en Facebook, para ayudarla a encontrar interesados. Perola idea está desarrollada desde hace tiempo, aunque sea desde otro punto de vista: el “turismo rural” ecológico de gente con SQM, para otra gente con SQM (o que quiera adaptarse a nuestras circunstancias, viviendo de forma no tóxica).

También, a lo largo del tiempo, han surgido ideas (aún utópicas porque no se han plasmado y el tema es dificultoso, o se intentaron pero de forma parcial, o no se pudieron mantener), de hacer “zonas blancas”, o sea, sin tóxicos y sin radiación electromagnética, para personas con SQM/EHS (y quienes quieran vivir de forma más sana, claro).

En fin, que la cuestión es ir aportando ideas, difundirlas e intentar plasmando, cada uno en la medida que pueda y de sus posibilidades… Así es como poco a poco iremos avanzando, con paso lento o más rápido, pero avanzando, que es lo que no hay que perder de vista.

Os envío muchos ánimos y mi apoyo.

Un abrazo,

María José Moya (Mariajo) dijo...

NOTA RECORDATORIA SOBRE PREGUNTAS POR CORREO PRIVADO, REDES SOCIALES Y POR TELÉFONO SIN HABER DADO MI NÚMERO.

El otro día puse un comentario que nuestra compañera Candi me hacía por otra vía, dado que como sabéis --porque lo he comentado en varias ocasiones--, las preguntas sobre cuestiones referentes a la SQM, tóxicos, ecología práctica y similares, sólo las contesto desde este blog.

La idea es aunar aquí toda la información que intercambiemos sobre estos temas y que no se desperdigue en mensajes privados o públicos, pero fuera de este sitio.

Lo más práctico es tener todas las preguntas y respuestas a disposición de todos en un único sitio, para que podamos consultarlas en cualquier momento, que el que se pierdan en la red. Aunando esto en un único punto (el blog), además, hace que el esfuerzo que hago por contestaros sirva a mucha más gente (no sólo para quien me escriben de forma privada o desde una red social que al cabo de un tiempo pierde la información que se escribe en ella).

Sé que lo entendéis
. En esta ocasión, dado que me parecía una idea importante lo que nos aportaba Candi en su reflexión, he accedido a ponerla yo misma en el blog, pero de forma excepcional y puntual (por favor, que no sea la norma, ¡porque la salud no me da para corregir estos despistes!, ¿si?). Lo hago con todo cariño, pero debéis recordar hacerlo vosotros mismos.

Si accedéis al blog desde Facebook, Twitter, o cualquier otra vía, si necesitáis escribirme o contactarme, a menos que sea por temas profesionales (medios de comunicación, petición de colaboraciones, y similares), os agradeceré muchísimo que lo hagáis en el blog. No que, una vez leído el artículo, volváis a la red social para comentarme lo que sea DESDE allí, o incluso se pase mi teléfono de forma no autorizada para realizarme consultas, peticiones, etc. por esa vía.

Intento tener la mayor disponibilidad posible, y en la medida que me es posible sabéis que estoy ahí, en cuanto puedo. Incluso soy bastante dicharachera, si la salud me da un cierto respiro (e incluso sin dármelo, muchas veces). Pero dada mi salud, necesito que se respeten unos ciertos cauces de acceso a mi persona, y que además se haga de forma útil y práctica para más personas, no sólo para una ;)

Sé que la mayoría lo hacéis de forma correcta, pero siempre hay algunos despistadillos, de vez en cuando (¡como lo somos muchos!). En fin, no pasa nada. Repito una vez más el tema con este comentario, y ya está (hasta la próxima, como siempre, pero bueno, jeje).

Como digo, la idea es aportar las ideas, preguntas, etc. aquí en comentarios de MI ESTRELLA DE MAR para tenerlo todo junto, no desperdigado. Sé que lo entendéis.

Un gran y afectuoso abrazo a todos (¡y gracias por vuestro esfuerzo por comunicaros y escribir a MI ESTRELLA DE MAR!) :)

María José Moya (Mariajo) dijo...

Hola Carmen, hay una serie de productos que ayudan a minimizar la radiación exterior.

PRODUCTOS

Unos los podéis encontrar en tiendas online especializadas en estos temas, y otras cosas las podéis conseguir incluso en cualquier sitio, prácticamente:

-Pinturas especiales con toma a tierra.
-Telas de algodón 100% ecológico especiales para CEM.
-Papel de aluminio para forrar las partes de la casa más expuestas.
-...

PRECAUCIONES

De todos modos, si no sabes:

1) Medir frecuencias.

2) Los productos mejores, según el nivel de cada una de ellas, en cada parte de tu casa.

3) Las interacciones que puedan ejercer entre sí.

4) Las zonas (o incluso puntos) que puedan estar más afectadas (o no) de tu casa.

5) Incluso el efecto “muelle” (“de vuelta“, o de “pantalla”) que puedan tener según el tipo de material con el que interactúen…

En este tema concreto sí que suelo aconsejar que NO seamos nosotros mismos los que intentemos “proteger la casa”, sin una idea clara de qué partes lo necesitan más (aún teniendo claro que, por ejemplo, lo tengamos que hacer de una antena de telefonía móvil cercana a nuestra casa, o de unas emisiones Wi-Fi concretas como las que tú nos comentas que tienes localizadas de un edificio público cercano a tu casa),.

CONSEJO

Es mejor que sea un profesional el que nos haga un estudio y una medición en condiciones, completo y fiable. Hacer esto nosotros, sin saber, puede dar lugar incluso a empeorar la situación (como comentaba antes, respecto al “efecto pantalla” de algunos materiales).

Una vez realizado, conforme a lo que se desprenda de ello, se te diga o te confirme las zonas más expuestas de tu casa y qué tipo de producto o elemento iría mejor conforme a la potencia de la radiación, ya se puede actuar, en el sentido adecuado...

Te adelanto, de todos modos, que hay productos que se suelen aconsejar poner siempre, como los que te he mencionado como ejemplo al comienzo de mi comentario (pinturas, especiales, etc.).

TIENDAS ESPECIALIZADAS EN PRODUCTOS ANTI-SMOG (PROTECCIÓN ELECTROMAGNETISMO-CEM / RADIACIÓN)

1) Elektron - tienda (Barcelona)

2) Electrosensibles.eu - protection ondes, electrosensible, full eco (Francia) NOTA.- tela antismog ya confeccionada en forma de ropa o accesorios.

3) CEM-Ti. Teleingenieria.es - tienda (Valencia)

4) Vivir Sin Radiacion (Sta. Coloma de Cervello. Barcelona)

5) Bioeléctrica (Madrid)

6) Gigahertz - tienda (Reus. Tarragona)


OTRA INFORMACIÓN DE INTERÉS

-Localizador de antenas de telefonía móvil

-Te paso también un enlace con directrices generales para tu casa (no específico para lo que me comentas), sino para mejorar tu casa de radiación:

ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 consejos para evitar la exposición a los CEM en su cuerpo y el hogar


Para finalizar, tal y como anda el mundo, yo además de todo esto que te comento, llamaría al “tío de la vara” y le sugeriría que diera a unos zurriagazos a unos cuantos, jeje ;)

Un abrazo,

María José Moya (Mariajo) dijo...

Hola Candi, me parece muy interesante tu comentario y reflexión, como recordatorio para todos y como información para los recién llegados a este blog.

Muchos de nosotros (por no decir todos, dado que estadísticamente, si no tenemos ni tan siquiera una prevalencia oficial de cantidad de enfermos, excepto lo que por estudios de otros países se pueda extrapolar para España; aún menos tenemos cifras de otros temas, dentro de nuestras patologías hermanas -la SQM, la FM, el SFC y la EHS-, como:

-La cantidad de población que, como tú, yo y muchos, acaba desarrollando más de una de estas patologías --tan íntimamente relacionadas--.

-O cuantas personas con SQM, habíamos notado previamente al desarrollo de la enfermedad que el cuerpo se estaba “quejando”, nos estaba dando “toques” o avisos de que debíamos vivir en un entorno más sano (como tú comentas con el tema de la lejía, etc.)… y como nadie nos avisó de la existencia de “algo llamado SQM”, seguimos en la misma línea, hasta acabar enfermando de esta patología, que una vez que aparece, es crónica.

De ahí que sea fundamental la prevención. Y la información. Para que si uno acaba desarrollando alguna de estas patologías, que sepa, lo primero: cómo no empeorar, lo segundo: cómo estabilizarse, y lo tercero: en la medida que cada uno pueda, mejorar.

Un abrazo, y mucha suerte Candi,

María José Moya (Mariajo) dijo...

Hola Rosa, me alegro de que la información os sea útil. Este texto en concreto está muy bien porque con él podemos conocer las interesantes conclusiones a las que los doctores participantes de este congreso de Roma han llegado en sus investigaciones.

Sobre tu pregunta, imagino que hablas de Dominique Belpomme, pero --aparte de este doctor en concreto, que desconozco si tiene más líneas de investigación abiertas--, que yo sepa, las investigaciones en EHS, como en SQM, se vienen orientando en conocer los mecanismos de acción de los tóxicos y de las radiaciones en la SQM y EHS, que luego eso derivará en sacar conclusiones para, con ello, tener disponible unas pruebas diagnósticas. Es lo lógico, si lo pensamos. ¿Cómo se va a valorar un tratamiento paliativo válido, si aún se está discutiendo si este tipo de enfermedades existen o no, o si “realmente” nos afecta en la salud este tipo de cosas (y de qué manera)?.

De momento, como sabemos, es la evitación (en este caso, de las radiaciones electromagnéticas; y en SQM, de los químicos que nos dañen), lo único que sirve para estabilizarlos, independientemente de que, aparte de esto, se quiera (y se pueda) hacer más cosas, como tomar los suplementos naturales que se necesiten para reforzar el cuerpo, saunas desintoxicantes, etc.

Siento no poder decir algo más esperanzador, pero por nuestro bien, es mejor tener los pies en el suelo y no estar lanzando campanas al vuelo sin ajustarnos a la realidad. Debemos jugar con las cartas que nos han tocado, eso sí, de la mejor manera e intentando nosotros mismos ir más allá de lo conocido y de nuestros propios límites, por nosotros y para el colectivo. Pero como digo, con los pies en la tierra, con prudencia, con seso…

Un abrazo Rosa,

Manuel Díaz dijo...

Madre mía. ¡Qué de información!
Bueno, aquí dejo un comentario más corto.
¡Feliz fin de semana!

María José Moya (Mariajo) dijo...

Manuel, ¡Qué alegría saber de ti de nuevo!. Sí, afortunadamente tenéis disponible en MI ESTRELLA DE MAR mucha información sobre la SQM y el peligro de tantos químicos sintéticos cotidianos sin control para nuestra salud (y la del planeta), aún a pesar de lo poco que la salud me deja hacer; pero claro, ¡es que son cinco años y pico lo que llevo ya divulgando estos temas en la red ;)

Como más de una vez me han dicho: soy como una hormiguita. Me voy marcando metas, y aunque tenga que ir “a mi paso” (o mejor dicho, al que me vayan dejando los problemas de salud), la cuestión es ir haciendo, y de forma útil para todos.

¡Un abrazo! (y ánimo con tu blog, ¿eh?) ;)

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo