¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

04 febrero 2015

DISRUPTORES ENDOCRINOS Y MENOPAUSIA PRECOZ: vinculación a la exposición de sustancias químicas cotidianas. Washington University School of Medicine (PLOS ONE. Peer-reviewed. 2015)

Figura 1. Evaluación de los grupos de disruptores endocrinos y su potencial impacto en la reproducción femenina. Fuente: Grindler NM et al. (2015) Persistent organic pollutants and early menopause in U.S. women. PLOS ONE 10(1):e0116057. doi: 10.1371/journal.pone.0116057
LA MENOPAUSIA PRECOZ VINCULADA A LAS EXPOSICIONES DE SUSTANCIAS QUÍMICAS COTIDIANAS

Por Diane Duke Williams

Las mujeres cuyos cuerpos tienen altos niveles de sustancias químicas que se encuentran en plásticos, productos de cuidado personal, artículos comunes del hogar y el medio ambiente llegan a la menopausia de dos a cuatro años antes que las mujeres con niveles más bajos de estas sustancias químicas, según un nuevo estudio de la Washington University School of Medicine en St. Louis.

Los resultados se presentaron en Internet el 28 de enero en la revista PLOS ONE.

Los investigadores analizaron los niveles en sangre y orina de 111 sustancias químicas que son sospechosas de interferir en la producción y distribución natural de las hormonas en el cuerpo. Aunque varios estudios más reducidos habían examinado la relación entre las llamadas sustancias químicas de disrupción endocrina y la menopausia, esta nueva investigación es la primera que explorar ampliamente la asociación entre menopausia y sustancias químicas individuales a gran escala, con una muestra nacional representativa de pacientes de todo Estados Unidos.

"Las sustancias químicas relacionadas con la menopausia precoz pueden conducir a una disminución más temprana en la función ovárica, y nuestros resultados sugieren que nosotros como sociedad deberíamos estar preocupados", dijo la autora principal [de la investigación,] la Dra. Amber Cooper, profesora adjunta de Obstetricia y Ginecología.

Una disminución en la función ovárica no sólo puede afectar negativamente a la fertilidad sino que además puede conducir a un desarrollo más temprano de enfermedad cardíaca, osteoporosis y otros problemas de salud. Otras complicaciones ya vinculadas a las sustancias químicas incluyen ciertos cánceres, el síndrome metabólico y, en mujeres más jóvenes, pubertad precoz.

"Muchas de las exposiciones a estas sustancias químicas están fuera de nuestro control porque se encuentran en el suelo, el agua y el aire", dijo Cooper. "Pero podemos educarnos acerca de nuestras exposiciones químicas del día a día y ser más conscientes de los plásticos y otros productos domésticos que utilizamos".

Por ejemplo, Cooper recomienda que la gente emplee envases de vidrio o de papel en lugar de plástico para calentar la comida en el microondas [1] y que trate de aprender más acerca de los ingredientes de los cosméticos, de los productos de aseo personal y del envase de los alimentos que usa cada día.

Aunque la producción de muchas de las sustancias químicas incluidas en el estudio han sido prohibidas en EE. UU. debido a sus efectos negativos en la salud, todavía se producen a nivel mundial y se encuentran de forma omnipresente en el medio ambiente.

En el estudio, Cooper y los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri-Kansas City y el Centro Wadsworth de la Universidad Estatal de Nueva York en Albany analizaron datos recogidos entre 1999 y 2008 como parte del National Health and Nutrition Examination [2], realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

El estudio incluyó datos de 31.575 personas, incluyendo 1.442 mujeres con menopausia a quienes se les había analizado sus niveles de disruptores endocrinos. La edad media de estas mujeres fue de 61 años, y ninguna estaba con terapias de reemplazo de estrógenos o se le había practicado una extirpación de ovarios.

La encuesta fue diseñada de forma que las mujeres que se habían sometido a pruebas químicas representarían una población de casi 9 millones de mujeres con menopausia.

Las muestras de sangre y orina de las mujeres se analizaron para exposiciones a 111 quìmicos en su mayoría artificiales, que incluyeron conocidas toxinas reproductivas y/o aquellas que tardan más de un año en degradarse. En el estudio se analizaron sustancias químicas de las siguientes categorías: dioxinas/furanos (subproductos de la combustión industrial); ftalatos (que se encuentran en plásticos, artículos corrientes del hogar, productos farmacéuticos, y de aseo personal incluyendo lociones, perfumes, maquillaje, esmalte de uñas, jabón líquido y laca); fitoestrógenos (estrógenos de origen vegetal); bifenilos policlorados (PCBs, refrigerantes); derivados fenólicos (fenoles, contaminantes industriales); plaguicidas organofosforados; surfactantes; e hidrocarburos aromáticos policíclicos (productos de combustión).

Los investigadores identificaron 15 sustancias químicas -nueve PCBs, tres plaguicidas, dos ftalatos y un furano (una sustancia química tóxica)- que requieren una evaluación más profunda porque estuvieron significativamente asociadas con edades más tempranas en la menopausia y potencialmente tienen efectos perjudiciales sobre la función ovárica.

"La menopausia precoz puede alterar la calidad de vida de una mujer y tiene profundas implicaciones para la fertilidad, la salud y nuestra sociedad", dijo Cooper. "La comprensión de cómo el ambiente afecta a la salud es compleja. Este estudio no prueba la causalidad, pero las conexiones deben servir de advertencia y apoyan la necesidad de futuras investigaciones".
NOTAS:

1. La investigación fue financiada en parte por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): subvenciones K12HD063086-01 y UL1TR000488.

2. Grinder NM, Allsworth JE, Macones GA, Kurunthachalam K, Roehl KA, Cooper AR. Persistent organic pollutants and early menopause in U.S. women. PLOS ONE, 28 de enero 2015 [Los contaminantes orgánicos persistentes y la menopausia precoz en las mujeres estadounidenses].

3. Los 2.100 médicos docentes empleados y voluntarios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington son además personal médico del Barnes Jewish Hospital y el St. Louis Children’s Hospital. La Facultad de Medicina es una de las principales instituciones médicas de investigación, enseñanza y atención al paciente de la nación, actualmente en el sexto puesto del país según el US News & World Report. A través de sus afiliaciones con el Barnes Jewish Hospital y el St. Louis Children’s Hospital, la Facultad de Medicina está vinculada al BJC HealthCare.

NOTAS DEL SISS:

[1] Microondas: su uso es completamente desaconsejable en sensibilidad química múltiple (SQM), así como para llevar un estilo de vida saludable. Tampoco se recomienda el papel como recipiente.

[2] National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES): “Es un programa de estudios diseñado para evaluar el estado de salud y nutricional de los adultos y niños en los Estados Unidos. La encuesta es la única que combina interrogatorios y exámenes físicos” [cita original: “The National Health and Nutrition Examination Survey -NHANES- is a program of studies designed to assess the health and nutritional status of adults and children in the United States. The survey is unique in that it combines interviews and physical examinations”] Fuente: National Center for Health Statistics (NCHS). Centers for Disease Control and Prevention (CDC).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

2 comentarios:

Esther Marti dijo...

Existe un libro para aprender a leer etiquetas de cosmeticos La Paleta de las Plantas del cual soy autora.
Existe tambien una nueva marca de productos española que sus sustancias no son nocivas y utiliza Agua Biopolar en vez de Agua destilada como toda la cosmetica, su gran diferencia ademas de los extractos botanicos. Esta marca se llama Secretos del Agua.
Para quien pueda interesarle.

Meiga Melide dijo...

Muy interesante Estrella..gracias

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo