¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

13 marzo 2008

LA FALTA DE TIEMPO EN LAS CONSULTAS MÉDICAS: motivo de frustración para ambas partes


La reivindicación médica de mayor tiempo para atender al paciente es justa: tienen razón. Pero además de la falta de tiempo mientras siga primando la apisonadora burocrática sobre el acto sencillo de escuchar y explorar al paciente, este último seguirá desatendido. Y es que el acto médico debe ser una acción de humanidad y comprensión recíproca y personal hacia ambos lados de la mesa de la consulta, como predica el Dr. Francisco Maglio. Sin embargo sólo a veces es así: en general prima la impersonalidad y alineación que se han adueñado de todos los aspectos de la vida desde el pasado siglo XX.

Pero el enfermo como persona que es y su contexto, así como la enfermedad y sus consecuencias para el resto de órganos así como psíquicas, son un conjunto global que no se puede diseccionar y separar lo uno de lo otro so pena de perder la perspectiva. Es algo así como el cuento de los ciegos que nunca han visto un elefante y cuando lo hacen, según la parte que tocan así lo entienden y definen ("un tubo largo, flexible y que se mueve" -la trompa-, "algo grande y redondo" -una pata-, ...).

De ahí el descontento mutuo que hace que, al finalizar el día, ambas partes -médico y paciente-, salgan perdiendo y quejosos.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

No hay comentarios:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo