CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

05 octubre 2021

CEM Y SALUD.- La Unión Europea, y por tanto España y el resto de países europeos, reconoce que la radiación no ionizante (móviles, teléfonos inalámbricos, antenas de telefonía, wifi…) tiene efectos negativos en la salud




¿Padeces de electrosensibilidad (EHS), o eres una persona concienciada respecto a la relación existente entre salud y entorno, y necesitas una base jurídica que respalde el hecho de que los dispositivos que funcionan con campos electromagnéticos (CEM) no ionizantes (móviles, teléfonos inalámbricos, antenas de telefonía, wifi, bluetooth, horno microondas, femtoceldas, radares, contadores inteligentes, etc.) pueden afectar a tu salud, o a la salud de la población en general?

¿Precisas argumentar sobre ello ante el lobby de las telecomunicaciones, o ante medios de comunicación y profesionales no neutrales que favorecen a esta influyente industria?

Como es importante que, cualquier asunto sea fundamentado en fuentes sólidas (es decir, que no generen dudas), para que puedan servir de soporte, para el tema que nos ocupa te presento la siguiente normativa, que aunque dirigida al ámbito laboral, contiene información útil que podrás extrapolar a cualquier ámbito en que tengas que hablar de la relación entre salud y radiación no ionizante:

- La “Directiva 2013/35/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 26 de junio de 2013 sobre las disposiciones mínimas de salud y seguridad relativas a la exposición de los trabajadores a los riesgos derivados de agentes físicos (campos electromagnéticos) (vigésima Directiva específica con arreglo al artículo 16, apartado 1, de la Directiva 89/391/CEE), y por la que se deroga la Directiva 2004/40/CE”:

Se trata de una norma comunitaria que reconoce los peligros que pueden suponer para la salud, no sólo los campos electromagnéticos ionizantes (es decir, aquellos que provocan efectos térmicos en el cuerpo humano), sino los campos electromagnéticos no ionizantes (cuyos efectos -diferentes a los térmicos- se niegan públicamente, sea cual sea su nivel de emisión. Esta posición, negacionista, se encuentra en línea con la de la industria de la telefonía móvil, que  difunde, principalmente, a través del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS). Lamentablemente, el CCARS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentran alineadas, por lo que la actitud de la OMS al respecto no es imparcial.

- El “Real Decreto 299/2016, de 22 de julio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a campos electromagnéticos”:

Se trata de la norma jurídica que transpone la Directiva 2013/35/UE a la legislación española.

Es interesante advertir que, la normativa que aquí nos ocupa, no sólo reconoce que la radiación no ionizante puede tener efectos negativos en el organismo humano, sino que los "valores límite de exposición" que establece no son suficientes porque SÓLO están pensados para intentar evitar los efectos biofísicos y biológicos "directos, agudos y a corto plazo". Por tanto, no regula para evitar también los indirectos, insidiosos y a medio-largo plazo (como sería lo lógico, pues si reconoce que pueden darse alteraciones a corto plazo, con más razón y complejidad se producirán problemas si el cuerpo humano se ve sometido a radiaciones perdurables en el tiempo).

En este artículo transcribiré lo que es de interés que conozcas de esta directiva y este real decreto para que puedas citarlos (junto al dossier sobre CEM y salud del SISS) cuando tengas que hacer una reclamación personal o laboral en cualquier área (administrativa, legal, social, vecinal, política, económica -para intentar conseguir ayudas dirigidas a proteger tu vivienda de la contaminación electromagnética externa-...).


LA DIRECTIVA 2013/35/UE

La presente Directiva tiene como finalidad abordar todos los efectos biofísicos directos conocidos y los efectos indirectos provocados por los campos electromagnéticos, no solo para garantizar la salud y la seguridad de cada trabajador por separado, sino también para crear una base mínima de protección para todos los trabajadores de la Unión […]

La presente Directiva no aborda los posibles efectos a largo plazo de la exposición a campos electromagnéticos, ya que actualmente no existen datos científicos comprobados que establezcan un nexo causal. No obstante, si apareciesen dichos datos científicos comprobados, la Comisión debería estudiar los medios más adecuados para abordarlos […]

Es preciso establecer requisitos mínimos, que permitan a los Estados miembros mantener o adoptar disposiciones más favorables para la protección de los trabajadores, en particular mediante el establecimiento de valores más bajos para los niveles de actuación o los valores límite de exposición para los campos electromagnéticos. […]

El sistema de protección contra campos electromagnéticos debe limitarse a definir, sin excesivos detalles, los objetivos que deben alcanzarse, los principios que han de observarse y los valores fundamentales que han de aplicarse […]

Un sistema que garantice un elevado nivel de protección por lo que se refiere a los efectos adversos para la salud y los riesgos para la seguridad que pueden resultar de la exposición a campos electromagnéticos debe tener debidamente en cuenta a grupos específicos de trabajadores que presenten un riesgo particular [como es el caso de las personas con electrosensibilidad] y [debe] evitar problemas de interferencia con dispositivos médicos tales como prótesis metálicas, marcapasos y desfibriladores cardíacos e implantes cocleares y de otro tipo, u otros dispositivos médicos implantados o llevados en el cuerpo, o evitar efectos en el funcionamiento de tales dispositivos. Los problemas de interferencia, en particular con marcapasos, pueden ocurrir a niveles inferiores a los niveles de actuación y, por tanto, deben ser objeto de medidas preventivas y de protección adecuadas.

[…]

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

[…]

3. Los valores límite de exposición establecidos en la presente Directiva se refieren únicamente a los vínculos comprobados científicamente entre los efectos biofísicos directos a corto plazo y la exposición a los campos electromagnéticos.

4. La presente Directiva no aborda los posibles efectos a largo plazo.

[…]

Artículo 2

Definiciones

A efectos de la presente Directiva, se entenderá por:

a) «campos electromagnéticos»: los campos eléctricos estáticos, los campos magnéticos estáticos y los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos variables en el tiempo, de frecuencias de hasta 300 GHz;

b) «efectos biofísicos directos»: los efectos en el cuerpo humano causados directamente por su presencia [la del cuerpo humano] en un campo electromagnético, entre ellos:

i) efectos térmicos, como el calentamiento de los tejidos por la absorción en los mismos de energía procedente de campos electromagnéticos,

ii) efectos no térmicos, como la estimulación de los músculos, de los nervios o de los órganos sensoriales; estos efectos podrían ser perjudiciales para la salud física y mental de los trabajadores expuestos; además, la estimulación de los órganos sensoriales podría dar lugar a síntomas transitorios, como vértigo o fosfenos. Estos efectos podrían provocar molestias temporales, o afectar al conocimiento o a otras funciones cerebrales o musculares y, por tanto, podrían repercutir en la capacidad del trabajador para trabajar de manera segura es decir [sin] riesgos para la seguridad, y

iii) corrientes en las extremidades;

[…]

d) «valores límite de exposición»: los valores que se han establecido a partir de consideraciones biofísicas y biológicas, en particular sobre la base de efectos directos agudos y a corto plazo comprobados científicamente, por ejemplo los efectos térmicos y la estimulación eléctrica de los tejidos;

e) «valores límite de exposición relacionados con efectos para la salud»: aquellos valores límite de exposición por encima de los cuales los trabajadores pueden sufrir efectos adversos para la salud, como el calentamiento térmico o la estimulación del tejido nervioso y muscular;

f) «valores límite de exposición relacionados con efectos sensoriales»: aquellos valores límite de exposición por encima de los cuales los trabajadores pueden estar sometidos a trastornos transitorios de las percepciones sensoriales [por ej., a tinnitus o acúfenos, es decir, a la percepción de ruidos en el interior de uno o de ambos oídos] y a pequeños cambios en las funciones cerebrales;”

Fuente: Directiva 2013/35/UE. Págs. 2-4 (véase en el BOE o en Noticias Jurídicas).


EL REAL DECRETO 299/2016, DE 22 DE JULIO

"En materia de protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a campos electromagnéticos […] mediante el presente real decreto se procede a la transposición al derecho español del contenido de esta directiva.

[…] La norma establece una serie de disposiciones mínimas que tienen como objeto la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados o que puedan derivarse de la exposición a campos electromagnéticos, teniendo en cuenta que estos riesgos son los debidos a los efectos biofísicos directos conocidos y a los efectos indirectos causados por los campos electromagnéticos. Sin embargo, la norma no aborda los posibles efectos a largo plazo, ya que actualmente no existen datos científicos comprobados que establezcan un nexo causal, ni los riesgos derivados del contacto con conductores en tensión.

El real decreto [...] establece la obligación de que el empresario efectúe una evaluación y, en caso necesario, mediciones o cálculos de los niveles de los campos electromagnéticos a que estén expuestos los trabajadores [...]; recoge dos de los derechos básicos en materia preventiva, como son la necesidad de formación de los trabajadores y la información a estos, así como la forma de ejercer los trabajadores su derecho a ser consultados y a participar en los aspectos relacionados con la prevención; se establecen, también, disposiciones relativas a la vigilancia de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos por exposición a campos electromagnéticos.

[...]

En la elaboración de este real decreto han sido consultadas las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, así como las comunidades autónomas, se ha dado audiencia a las organizaciones profesionales y científicas en materia de física médica más representativas; y ha sido oída la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

En su virtud, a propuesta de la Ministra de Empleo y Seguridad Social y de los Ministros de Defensa, del Interior, de Economía y Competitividad por suplencia del Ministro de Industria, Energía y Turismo, y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con la aprobación previa del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 22 de julio de 2016,

DISPONGO:

Artículo 1. Objeto

El presente real decreto tiene por objeto, en el marco de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, establecer las disposiciones mínimas para la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados o que puedan derivarse de la exposición a campos electromagnéticos durante su trabajo.

Artículo 2. Definiciones

A efectos de este real decreto, se entenderá por:

a) Campos electromagnéticos: los campos eléctricos estáticos, los campos magnéticos estáticos y los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos variables en el tiempo, con frecuencias comprendidas entre 0 Hz y 300 GHz.

b) Efectos biofísicos directos: los efectos en el cuerpo humano causados directamente por su presencia [la del cuerpo humano] en campos electromagnéticos, entre ellos:

1. Efectos térmicos: como el calentamiento de los tejidos por la absorción de energía procedente de campos electromagnéticos.

2. Efectos no térmicos: como la estimulación de los músculos, de los nervios o de los órganos sensoriales; estos efectos podrían ser perjudiciales para la salud física y mental de los trabajadores expuestos; además, la estimulación de los órganos sensoriales podría dar lugar a síntomas transitorios, como vértigo o fosfenos retinianos. Estos efectos podrían provocar molestias temporales, alterar el conocimiento u otras funciones cerebrales o musculares y por tanto podrían repercutir en la capacidad del trabajador para trabajar de manera segura; en definitiva, podrían suponer riesgos para la seguridad.

3. Corrientes en las extremidades.

[…]

d) Valores límite de exposición (VLE): los valores que se han establecido a partir de consideraciones biofísicas y biológicas, en particular sobre la base de efectos directos agudos y a corto plazo comprobados científicamente, por ejemplo los efectos térmicos y la estimulación eléctrica de los tejidos.

e) Valores límite de exposición relacionados con efectos para la salud (VLE relacionados con efectos para la salud): aquellos valores límite de exposición por encima de los cuales los trabajadores pueden sufrir efectos adversos para la salud, como el calentamiento o la estimulación de los tejidos nervioso y muscular.

f) Valores límite de exposición relacionados con efectos sensoriales (VLE relacionados con efectos sensoriales): aquellos valores límite de exposición por encima de los cuales los trabajadores pueden estar sometidos a trastornos transitorios de las percepciones sensoriales [por ej., a tinnitus o acúfenos, es decir, a la percepción de ruidos en el interior de uno o de ambos oídos] y a pequeños cambios en las funciones cerebrales."

Fuente: Real Decreto 299/2016, de 22 de julio. Págs. 1-3 (véase en el BOE o en Noticias Jurídicas).

¿BUSCA PRODUCTOS DE DROGUERÍA CON CERTIFICADO ECOLÓGICO, PUROS, APTOS PARA SQM Y AJUSTADOS DE PRECIO?
Bicarbonato fino de calidad excepcional para uso interno y alimentación, ácido cítrico, sales de Epsom, sales del Himalaya, jardinería y agricultura, tratamientos sin cloro para piscinas. Fabricante: Nortembio (patrocinador del SISS). +info y tienda online: PINCHE AQUÍ.

Para recibir nuestros artículos en tu correo electrónico pincha aquí.

Si te gustó este artículo difúndelo en tus redes sociales pinchando en:

31 julio 2021

COMUNICACIÓN PARA LECTORES Y SUSCRIPTORES.- 1) Se ha cambiado el servicio que te alerta de los nuevos artículos del SISS en tu correo (comprueba que sigues suscrito, pues ha habido problemas); y 2) Sigue el problema con los enlaces de descarga si intentas abrirlos desde Chrome



En junio expliqué que no tenía más remedio que encontrar un nuevo proveedor para el servicio gratuito de suscripción que he venido ofreciendo en el SISS, desde hace años, consistente en que, los lectores que lo quieran, puedan recibir un aviso en su correo cada vez que este espacio publique un nuevo artículo.

También expuse en junio que, en los últimos meses había detectado que el navegador Google Chrome impide la ejecución de los enlaces de descarga que tiene el SISS.

A continuación, paso a contaros, tanto los avances al respecto, como las situaciones que no he podido resolver. Ruego su lectura, para que puedas estar atenta/o a detectar cualquier problema en tu caso, con el fin de que me lo puedas comunicar para intentar solucionarlo.


YA HE CAMBIADO EL PROVEEDOR DEL SERVICIO QUE ENVÍA UN AVISO A TU CORREO CADA VEZ QUE EL SISS PUBLICA UN ARTÍCULO - DE FEEDBURNER A FOLLOW.IT


CAJA PARA SUSCRIBIRSE (GRATIS Y SIN SPAM)

A la izquierda, caja para suscribirse que tenía el SISS con Feedburner.
A la derecha, la actual, con Follow.it 

He sustituido la caja de Feedburner por una caja de Follow.it.

He intentado que la estética de la Follow.it sea similar a la que le di a la de Feedburner. Por tanto, visualmente comprobarás que son bastante parecidas. No obstante, el sistema informático de la caja de Follow.it ha presentado algún problema, durante la configuración, consistente en no recoger el tamaño y/o el tipo de fuente (letra) que le pedía en cada casilla. Por tanto, no me ha sido posible homogeneizar el aspecto de las letras. En todo caso, espero volver a intentarlo dentro de un tiempo.

Puedes ver la nueva caja arriba del todo de la columna de la izquierda. Así podréis verla con facilidad, tanto para que podáis familiarizaros con ella rápidamente, como para que se puedan suscribir a las alertas los lectores que no lo hayan hecho todavía.

El proceso de suscripción apenas dura unos 10 segundos.


MIGRACIÓN A FOLLOW.IT DE LOS LECTORES SUSCRITOS CON FEEDBURNER

Arriba, correo con alerta enviada por Feedburner.
Abajo, correo con alerta enviada por Follow.it

Lamentablemente, la migración de Feedburner a Follow.it sólo ha sido parcial. Como temía, ha resultado incompleta, ¡y mucho! ¡Nada menos que 780 suscriptores no han sido incorporados al servicio de alertas por parte de Follow.it!.

Tras una migración, una asume que, lo normal es que haya alguna variación entre el número de suscriptores que hubiera en la plataforma de origen y el que la plataforma de destino incorpore. Pero no es aceptable que casi 800 suscriptores se vean afectados. En cualquier caso, no me dan solución para ello, así que hay que aceptarlo, sin más. Lo siento muchísimo por esas 780 personas.

Según las explicaciones que se me han dado, ha ocurrido porque, al querer migrar sus correos electrónicos estos “rebotaron / rechazaron la suscripción / informaron como spam / o ya existían en nuestro sistema sin participación”.

Ante este problema, puedes comprobar si sigues suscrito a las alertas del SISS de una manera sencilla: ve a la caja de Follow.it antes mencionada, e introdúcele tu correo electrónico. Si el sistema no lo tiene, le dará el alta, y quedarás suscrito en el SISS de nuevo; y si lo tuviera, te indicará que ya estaba dado de alta, por lo que no lo admitirá.


ENVÍO DE CORREOS CON LAS ALERTAS (FEEDBURNER vs. FOLLOW.IT)

Ejemplo de contenido de alerta de un nuevo artículo del SISS
enviada por Follow.it

En el campo autor de los correos de Feedburner aparece el SISS, y en el campo título el del artículo. Sin embargo, con Follow.it, esto sólo es posible previo pago. Por tanto, los correos con las alertas de los artículos del SISS que os llegarán veréis que pone, en el campo autor “follow.it”, y en el campo título el nombre de mi espacio completo, del siguiente modo: “Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS) – nuevo mensaje”).

En cuanto al contenido de estos mensajes de aviso de una nueva publicación del SISS, Follow.it, a mi parecer, no deja claro que, para entrar al artículo del SISS, para su lectura, hay que pinchar en el título del artículo, que te incluye (mientras que, sin embargo, aparecen varios enlaces que sí invitan claramente a pincharlos, y que, de pincharlos, deriva a una serie de opciones a los usuarios del correo que puede confundirlos y liarlos, sobre todo a los que estamos enfermos y con problemas neurocognitivos, Por tanto, recomiendo no utilizarlos.


PROBLEMA CON LOS ENLACES DEL SISS QUE CONTIENEN ARCHIVOS PARA DESCARGAR: SIGUEN SIN PODERSE ABRIR, SI SE USA EL NAVEGADOR CHROME

Siento comentarte que no he encontrado una solución. Así que, si no aparece alguien que la aporte, o que pueda conocer a alguien que lo haga, no veo cómo podré solventar esto.


DAÑOS COLATERALES

Ante los nulos avances para encontrar una alternativa a Follow.it (la única plataforma de la que sabía que podía sustituir el servicio de Feedburner), así como para solucionar el problema de compatibilidad entre los enlaces de descarga del SISS y el navegador Chrome, acabé tan agotada que llegué a ponerme en contacto con una empresa online para que fueran ellos quienes lo solventaran. Sin embargo, pagué más de 60 € para nada. Es cierto que, previamente, se me había avisado de que no tenían conocimientos sobre espacios online, pero pensé que, una vez que se les expusieran los problemas que necesitaba solucionar, me dirían si veían posible solventarlos, antes de nada. Lo que no esperaba es que se empleara un tiempo inútil en dar vueltas, para nada, cobrándome luego por ello una cantidad tan importante.

También contacté con una persona que, hace años al menos, solucionaba problemas en espacios de Blogger, pero no respondió a mi correo.

Si alguien con conocimientos de informática supiera cómo solucionar lo que queda pendiente, de lo expuesto, o supiera de alguien con este perfil, agradecería que se pusiera en contacto. Yo no doy más de sí en asuntos informáticos, y además consume una enorme cantidad de tiempo que me quita de poder dedicarlo a publicar nueva información y más laboriosa.

Para recibir nuestros artículos en tu correo electrónico pincha aquí.

Si te gustó este artículo difúndelo en tus redes sociales pinchando en:

30 junio 2021

AVISO PARA LOS SUSCRIPTORES DEL SISS.- El 1 de julio de 2021 cambiará el proveedor con el que te llegarán los avisos a tu correo de las nuevas publicaciones de este espacio (¡comprueba que sigues recibiéndolos!)

Caja de entrada en el SISS, de Feedburner,
para recibir alertas en tu correo cada vez que se publique un artículo en el espacio.


Estimado/a suscriptor/a,

Ante todo, gracias sinceras y emocionadas por tu fidelidad al Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple (SISS). En su momento, te apuntaste para recibir en tu correo electrónico un aviso cada vez que publicara un artículo en mi espacio. Incluso quizás seas de las personas que se suscribieron desde el momento en que di esta posibilidad, en 2007 (casi en los inicios de este blog, antes llamado Mi Estrella de Mar).

Os doy las gracias por vuestro interés, a pesar de que por mi parte esté cada vez más limitada para publicar, a causa de mi salud y a cuestiones personales ajenas a mi voluntad.

Os escribo para informaros de que el proveedor del servicio con el que os llegaban hasta ahora los avisos de mis publicaciones, Feedburner, dejará de hacerlo a partir del 1 de julio de 2021. Así lo comunicó Google, su propietario, hace unos meses.

Por tanto, desde el 1 de julio (ya inminente), Feedburner no enviará a mis suscriptores un aviso a su correo cada vez que publique un nuevo artículo, ni tampoco permitirá apuntarse a nuevos suscriptores.

Para solucionar este problema, durante el mes de julio cambiaré mi espacio a un proveedor que ofrezca idénticas prestaciones que Feedburner (muy probablemente elegiré Follow.it). Una vez esté en él, trasvasaré a todos mis suscriptores desde Feedburner a este nuevo proveedor.

Ante esta situación respondo, a continuación, a las dudas que puedan surgirte:

1. ¿LA SUSCRIPCIÓN AL SISS SERÁ GRATUITA, COMO HASTA AHORA? Sí.

2. ¿TENDRÁS QUE HACER ALGO DURANTE EL PROCESO DE CAMBIO DE PROVEEDOR DEL SISS? No.

3. ¿QUÉ TIENES QUE HACER SI AVANZA EL MES DE JULIO Y NO RECIBES UN MENSAJE EN TU CORREO AVISÁNDOTE DE QUE EL SISS PUBLICÓ UN ARTÍCULO? Entra en el SISS, cada semana, para comprobar que, efectivamente, no publiqué nada aún.

4. ¿QUÉ TIENES QUE HACER SI COMPRUEBAS QUE PUBLIQUÉ UN ARTÍCULO EN EL SISS, PERO NO RECIBISTE UN AVISO DE ELLO EN TU CORREO ELECTRÓNICO? Es probable que esto haya ocurrido porque, en el trasvase que hice de todos mis suscriptores, de Feedburner a Follow.it, no quedaras incorporado al nuevo proveedor por error. Para solucionar esto (con el fin de que puedas seguir recibiendo las alertas de los nuevos artículos del SISS en tu correo) sigue una de las dos opciones siguientes (personalmente, te recomiendo la primera, por ser la más rápida y fácil para ti):

OPCIÓN 1.- Suscríbete al SISS con el nuevo proveedor gratuito (Follow.it). No se puede hacer aún. Debes esperar a que, en los próximos días, yo incorpore la caja de entrada de Follow.it en la columna de la izquierda del SISS, en sustitución de la caja de entrada de Feedburner. Una vez que veas la caja de Follow.it en el SISS, el proceso para suscribirte en mi espacio será el mismo que el que realizaste con Feedburner:

1) EN LA CAJA DE ENTRADA: introduce tu correo electrónico; y

2) EN TU CORREO ELECTRÓNICO: revisa que, a los pocos segundos de haber introducido tu correo electrónico en la caja de entrada del SISS, te haya llegado un mensaje de Follow.it a tu bandeja de entrada (o a tu carpeta de spam). Entra en él, y pincha en el enlace que contiene para confirmar tu suscripción. Si no pinchas ese enlace, no estarás suscrito/a al SISS.

OPCIÓN 2.- Comunícame que no estás recibiendo los avisos de las nuevas publicaciones del SISS. Hazlo dejándome un comentario debajo de este artículo. Intentaré solucionarte el problema manualmente, pero para ello tendrías que darme tu email.

Espero que el trasvase salga bien y sin complicaciones. Mi idea es efectuarlo en los primeros días de julio. Sin embargo, como sabes, mi salud no me permite realizar esfuerzos, ni aún mínimos, por lo que no puedo asegurar si la gestión podré hacerla a principios de mes, o a lo largo de este.

Crucemos los dedos.

Para recibir nuestros artículos en tu correo electrónico pincha aquí.

Si te gustó este artículo difúndelo en tus redes sociales pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo