CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

13 mayo 2019

SANITARIOS POR EL PLANETA.- Llamamiento mundial exhorta a estos profesionales a actuar sobre la salud planetaria desde sus puestos de trabajo. El ejemplo de Health In Harmony


EL PLANETA ES EL PACIENTE AHORA: DE QUÉ MANERA LOS MÉDICOS Y LAS ENFERMERAS SON LA SOLUCIÓN EN PRIMERA LÍNEA AL CAMBIO CLIMÁTICO
Un "enfoque desde la salud planetaria" puede curar a los humanos y al planeta, defienden los médicos.

[The planet is the patient now: how doctors and nurses are the front-line solution to climate change]

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS Y CORCHETES: María José Moya Villén

Kinari Webb -1-, Courtney Howard -2-.

-1- El Dr. Kinari Webb es el fundador de la organización sin ánimo de lucro Health In Harmony.
-2- El Dr. Courtney Howard es médico de urgencias en el subártico de Canadá, miembro del comité directivo de la Planetary Health Alliance y miembro de la junta de Health in Harmony.

Como humanos, nos gusta pensar en categorías, pero la verdad es que nunca hemos vivido en un mundo donde la salud de los seres humanos, los ecosistemas y el planeta pudieran abordarse de manera efectiva en silos. Los graves y amplios efectos del cambio climático -la mayor amenaza para la salud del siglo XXI según la Organización Mundial de la Salud- nos obliga a afrontar y a abordar esta realidad. Estamos agotando los recursos naturales, generando enormes cantidades de desechos y de contaminantes tóxicos, causando pérdidas de biodiversidad a gran escala, y cambiando por completo nuestros paisajes, la composición de nuestra atmósfera y la salud de nuestros océanos. A pesar de los logros en salud pública conseguidos con esfuerzo en el siglo pasado, nos hemos visto enfrentados con celeridad a los impactos negativos que tiene para la salud la calidad del aire degradada, la producción de alimentos amenazada, la exposición a nuevas enfermedades contagiosas, el decreciente acceso al acceso al agua dulce y los desastres naturales más frecuentes. En consecuencia, la humanidad es cada vez más susceptible a la desnutrición, a las enfermedades mentales, a verse dañada y a la enfermedad. En otras palabras, la salud de la civilización está en riesgo porque los humanos desmantelamos los sistemas ecológicos y naturales de los que depende nuestra misma civilización.

En su oportuna llamada a la acción, publicada en la revista médica The Lancet, la Planetary Health Alliance está exhortando a los médicos del mundo a actuar sobre la salud planetaria, y a ser curadores planetarios. Cofirmado por 30 asociaciones médicas y organizaciones de atención médica de todo el mundo, incluida Health In Harmony, el llamamiento refleja un compromiso amplio y sin precedentes del colectivo de la atención médica hacia la salud planetaria. Ello aspira a aumentar la conciencia sobre los impactos graves en la salud pública de los cambios ambientales.

¿Cómo se convierten médicos, enfermeras y otros proveedores de asistencia médica -dentro de sus actividades diarias en Portland, Zagreb y Yakarta- en poderosos agentes del cambio de forma efectiva? Mientras se ocupan de la salud humana, ¿cómo se concentran en la salud del planeta? Puede parecer una labor ardua para los atareados médicos y enfermeras. Sin embargo, durante más de 10 años, los profesionales de nuestra organización sin ánimo de lucro, Health In Harmony, han ejercitado el abordaje de una salud planetaria en nuestras instalaciones médicas en Borneo, donde brindamos atención médica a las más de 120.000 personas que viven alrededor del Parque Nacional de Gunung Palung (GPNP).

Hace una década Borneo experimentó una de las tasas de deforestación más rápidas que el mundo había conocido nunca, y el GPNP estaba perdiendo la cobertura arbórea a un ritmo alarmante. Principalmente se debió a la tala ilegal a pequeña escala por parte de personas de comunidades marginadas de la periferia del parque, que no tenían otra forma de costear sus necesidades básicas o su atención médica. En 2007, empleamos más de 400 horas en escuchar a la gente de las 40 aldeas que bordean el parque para entender el estrecho vínculo entre la salud de las personas y la salud de los bosques circundantes. De acuerdo con las decisiones por consenso de estas comunidades, brindamos acceso a servicios sanitarios de calidad y asequibles y formación en agricultura sostenible, ya que la falta de acceso a la sanidad y a la posibilidad de obtener ingresos eran los factores clave de la deforestación del parque.

Nuestra práctica médica en Borneo es similar a la que la gente espera de un hospital convencional, pero diferente. En vez de estar presentes únicamente los prestadores de asistencia sanitaria, los médicos y enfermeras se encuentran asociados con agricultores, silvicultores y educadores. Los miembros de la comunidad pueden pagar mediante trueque los costes de su asistencia médica en nuestra clínica (por ejemplo con plántulas de árbol para la reforestación), y los costes se estratifican en función del compromiso de su aldea para reducir la tala. Además, nuestros médicos, enfermeras y comadronas entienden que el asma, la tuberculosis, el dengue, la malaria y el estado nutricional de sus pacientes son reflejos de la integridad del ecosistema de la selva tropical local, y hablan de ello con sus pacientes todos los días.

Este enfoque funciona. Hemos visto una disminución del 88 % en el número de hogares que participan en la tala ilegal del GPNP, y una disminución significativa en la mortalidad infantil. La pérdida de bosque primario ha cesado, 50.000 acres de bosque se han regenerado y el hábitat de 2.500 orangutanes de Borneo en peligro de extinción se ha protegido. Los estetoscopios de nuestros médicos están ayudando a sanar esta increíble selva tropical, un importante pulmón de la tierra. Vincular la salud humana con la salud de los ecosistemas es revertir la destrucción de la selva tropical, que contribuye a la aceleración del calentamiento global. Para poner esto en perspectiva, la cantidad de carbono en el parque que de otra manera se habría liberado por la tala es equivalente a 14 años de emisiones de carbono generados en San Francisco.

La iniciativa Clinicians for Planetary Health [de la Planetary Health Alliance] lanzada recientemente está movilizando a médicos y a agrupaciones de médicos de todo el mundo, que reconocen la importancia que tienen en la protección de nuestra salud, [y} su poder como fuentes de información fiables a nivel mundial más allá de las barreras políticas y culturales, "para educar a los pacientes en que una serie de modificaciones del comportamiento y del estilo de vida pueden mejorar su propia salud, al mismo tiempo que ayudan a asegurar la salud de las generaciones futuras y con menos recursos del mundo mediante la protección de los sistemas naturales de nuestro planeta".

En este Día de la Tierra, pacientes y médicos por igual deberían reflexionar sobre la salud del clima en conjunción con su salud personal. Los ejemplos de cambios en el estilo de vida [individual] con beneficios colaterales en la salud y en el medio ambiente incluyen dietas de base vegetal y de origen local, y transporte activo (es decir, en bicicleta o caminando). Las acciones a escala comunitaria podrían incluir la promoción de los mercados agrícolas, de los carriles para bicicletas y de la transición a la energía renovable. Con ellas se pueden fomentar sistemas de energía saludable y bajos en carbono, y la protección de espacios verdes urbanos, y se puede animar a los pacientes a beneficiarse del efecto curativo de estar en la naturaleza. Al convertirse en curadores planetarios, los proveedores de asistencia médica de todo el mundo se encuentran en primera línea de la optimización de la salud de, no solo esta generación de pacientes, sino de todos aquellos aún por venir.

Fuente: Salon.com (21/04/2019)

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

No hay comentarios:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo