¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

05 agosto 2017

19 REMEDIOS CONTRA EL CALOR Y LA SED (efectivos, sencillos, naturales y sin aparato de aire acondicionado)

Temperaturas mundiales
El cambio climático ya está aquí: temperaturas en progresión que en la última década vienen batiendo récords mundiales continuamente, olas de calor cada vez más frecuentes, cambios extremos en el tiempo... Todo ha venido para quedarse, e ir a más lamentablemente. Por ello, desde el Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS) vamos a aportar, a continuación, algunos consejos con los que poder combatir las altas temperaturas y quitar la sed, en base a unas ideas simples, efectivas, e inocuas para el medio ambiente y las personas, con una especial orientación a quienes padecemos sensibilidad química múltiple -SQM- (que es frecuente que padezcamos de un síndrome seco de mucosas -o, en menor porcentaje, de un síndrome de Sjögren- y no toleremos los aparatos de aire acondicionado).

MEDIDAS PARA COMBATIR EL CALOR Y LA SED

1. Aliméntese pensando en ello como una forma de equilibrio interno complementario a la ingesta de líquidos:
  • Ingiera comidas frías o del tiempo (que además sean poco copiosas; de fácil digestión; y regularmente crudas -ensaladas, polos caseros de frutas, etc.- o poco elaboradas y sin grasas -hamburguesas vegetales caseras a la plancha o al horno, “crepes”, tortillas, etc.-).
  • Ingiera frutas que posean gran cantidad de agua, entre comidas (por ej. paraguayos, cerezas, sandía, melón, piña…).
  • Ingiera pequeños tentempiés cada cierto tiempo (algún fruto seco, etc.).
2. Aplíquese en zonas sensibles de su cuerpo (ver punto 10):
  • Un bote de vidrio, con agua congelada dentro, rodeado de una tela para evitar su contacto directo con la piel.
  • Un cubito de hielo, con un algodón encima para facilitar su manejo.
3. Beba abundantemente:
  • Agua;
  • Gazpacho andaluz u otras sopas frías;
  • Agua, a sorbos, con unas gotas de limón (medida de interés especial para quienes su sed no ceda tomando agua);
  • Zumos de verduras ("zumos verdes"), como por ejemplo de lechuga, calabacín, pepino y puerro;
  • Infusiones (que puede preparar concentradas, congelar en vasitos de cristal, y cuando quiera consumirlas, ponerlas en jarras con agua, lo que le ahorrará tiempo y energía –nota: idea aportada por la Dra. Judith Gelfo, en uno de los grupos del SISS, en 2010); y
  • Opcional y puntualmente agua, a sorbos, con una pizca de acetilcisteína pura (sólo si su sed no cede a causa de una sequedad crónica de la mucosa de las vías respiratorias; y si antes lo consulta con su médico para que pueda estudiar si en su caso es un remedio adecuado y usted no es alérgico a él).
4. Coloque un cubo con agua cerca de usted o frente a un ventilador, para que la evaporación humedezca el ambiente (remedio útil sólo en zonas geográficas secas). Opcionalmente, añádale cubitos, bolsas de hielo, o un enfriador de viaje.

5. Cúbrase la cabeza y use gafas de sol, si se expone al sol. Y si sale a la calle, además, lleve ropa clara, comida, agua, un abanico y un pañuelo o tela por si necesitara humedecerlo para refrescarse; y vaya por la sombra.

6. Dúchese (de forma completa o parcial -piernas y brazos-).

7. Evite generar fuentes de calor involuntarias (por ej. manteniendo luces encendidas).

8. Humedezca el rostro con agua y unas gotas de aceite de oliva (para mantenerlo hidratado y con una película de humedad el mayor tiempo posible).

9. Pásese una tela humedecida por el cuerpo.

10. Remoje alguna de las zonas del cuerpo más sensibles a una bajada de temperatura corporal general al aplicárseles agua fría:
  • La zona interna de las muñecas (deje correr el agua por ella);
  • Los brazos hasta el codo (métalos en un cubo de agua fría cada cierto tiempo);
  • Las sienes y los ojos (póngales una compresa húmeda);
  • La coronilla;
  • Las axilas;
  • Las ingles; y
  • Los pies (introdúzcalos en un barreño, pero brevemente para evitar catarros y faringitis por el enfriamiento brusco del organismo),
11. Rocíese agua con un frasco vaporizador, proyectándolo hacia arriba.

12. Utilice abanico.

13. Utilice un ventilador de mano o de pie (aunque lo más alejado posible de usted, tanto para que su radio de acción sea lo más amplio posible, como para que evite los campos electromagnéticos que genere).

14. Provoque corrientes de aire si es posible.

15. Riegue las plantas y, si los tiene, el suelo de los patios, las terrazas u otros exteriores de su casa, de noche o al amanecer, para refrescar el ambiente.

16. Tienda la ropa de la lavadora en zonas de corriente de aire, o entre usted y su ventilador (remedio útil para zonas geográficas secas).

17. Ventile su casa de madrugada y clausúrela de día (cerrando las ventanas y las cortinas, y bajando las persianas y los toldos, hasta que quede todo en penumbra).

18. Vista ropa de tejidos naturales, ecológicos, claros, y holgada (sobretodo en las zonas de las axilas y las ingles).

19. Y para dormir… póngase un vaso de agua al lado, y opte por aplicar una o varias de las siguientes posibilidades, que en su mayoría acaba de leer: rocíese de agua con un frasco vaporizador mientras intenta conciliar el sueño (sobretodo en las plantas de los pies); mantenga el ventilador encendido con temporizador el tiempo suficiente para que pueda conciliar el sueño; póngase un pañuelo húmedo cubriendo sus ojos y sienes; masajéese la cabeza con un bote relleno de agua congelada y rodeado de una tela para evitar su contacto con la piel; use las prendas mínimas o ninguna; no tape sus pies…

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo