¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

16 abril 2017

MÉDICOS DE CANADÁ: “Las fragancias artificiales no tienen cabida en nuestros hospitales”. Editorial de la Asociación Médica Canadiense (CMAJ, nov. 2015)

Canadian Medical Association Journal, vol. 187, nº 16 (2015)

LAS FRAGANCIAS ARTIFICIALES NO TIENEN CABIDA EN NUESTROS HOSPITALES

Dr. Ken Flegel, Dr. James G. Martin

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Hay muchas prácticas aceptables fuera de los hospitales, pero no dentro. Una de ellas es el uso de fragancias artificiales en nuestros cuerpos. Porque si bien las fragancias artificiales están diseñadas para hacernos más atractivos, pueden suponer un daño indeseado en aquellos que son vulnerables.

Según amplias encuestas realizadas a la población, alrededor del 30 % de las personas informan que tienen alguna sensibilidad a las fragancias que usan otros -1-. [Y] el 27 % de personas con asma expresan que su enfermedad empeora por tales exposiciones -2-. Hay nueva evidencia de que el asma se agrava en algunos casos principalmente por las fragancias artificiales. Esto es particularmente preocupante en los hospitales, donde se concentran los pacientes vulnerables con asma u otros [problemas] de la vía respiratoria superior, o con sensibilidades en la piel. Estos pacientes pueden quedar involuntariamente expuestos a las fragancias artificiales del personal, de otros pacientes y de los visitantes, lo que repercute en el empeoramiento de su estado clínico. Como los pacientes, familiares y médicos de emergencia darán fe, los ataques pueden ser muy repentinos y graves. [Por tanto], hay poca justificación para seguir tolerando fragancias artificiales en nuestros hospitales.

Las leyes federales y provinciales de derechos humanos requieren la adaptación del lugar de trabajo para los empleados sensibles a las fragancias, pero no para los pacientes de los hospitales o de las clínicas -3-. Algunos trabajadores han demandado con éxito a las empresas para que cambien las políticas del lugar de trabajo respecto a las fragancias. En un entorno de trabajo, un individuo susceptible puede hablar directamente con un compañero de trabajo o un jefe, u organizar un ambiente de trabajo libre de fragancias, y esto es apoyado por ley. Para los pacientes, sin embargo, no existen estas oportunidades.

Muchos lectores pueden mostrarse escépticos acerca de que exista la sensibilidad a las fragancias artificiales, pero ahora tenemos una mejor comprensión de la base de las reacciones a estos productos. Menos de la mitad (el 47 %) de la carga del asma es atribuible a mecanismos alérgicos, eosinofílicos, y la mayor parte del resto se considera causada por inflamación neutrofílica desencadenada por irritantes en las vías respiratorias -4-. Las personas con asma informan de síntomas desencadenados por una variedad de estímulos que no entran en la categoría de alérgenos. Estas sustancias incluyen humo de tabaco de segunda mano, líquidos de limpieza tales como lejía, perfume y otros olores fuertes. Tales irritantes se han ignorado durante algún tiempo como desencadenantes importantes en el asma porque se pensaba que no eran causantes de enfermedades, sino más bien exacerbadores de enfermedades.

Se ha identificado una familia de receptores en los nervios sensoriales, dentro de las vías respiratorias, que reacciona a estímulos nocivos, causando tos y broncoespasmo -5,6-. Estos receptores -canales de los receptores de potencial transitorio- pueden reconocer y ser activados por gradientes de calor, frío y osmolares, además de oxidantes, capsaicina y otras sustancias. La liberación resultante de neuropéptidos puede causar efectos inmediatos, tales como broncoconstricción y secreción de moco; [y] la inflamación neurogénica secundaria puede prolongar las consecuencias de la exposición. El riesgo de experimentar síntomas desde la exposición a las fragancias se ha informado relacionado con la presencia de hiperreactividad en las vías respiratorias, una característica definitoria del asma, y con la severidad misma del asma -7-. Algunos, pero no todos, los estudios han informado además de una asociación con la atopía -7-. Sin embargo, algunas personas con asma pueden experimentar síntomas graves en ausencia de estrechamiento objetivo de las vías respiratorias -8-, lo que presumiblemente refleja sensaciones derivadas de la actividad neural aferente en las vías respiratorias.

Tenemos mucho que aprender acerca de los mecanismos subyacentes a la sensibilidad a las fragancias, pero ahora sabemos lo suficiente como para tomar medidas de precaución en nuestros hospitales. Muchos lugares públicos promueven un ambiente libre de fragancias. Algunos hospitales también lo hacen. Pero no es la política de todos los hospitales canadienses, y no es requerido en los estándares de acreditación de los hospitales. La alta prevalencia del asma y sus efectos adversos sobre la salud y la productividad abogan enérgicamente por una mayor atención al aire que respiramos en nuestros centros de salud. Los ambientes hospitalarios libres de fragancias artificiales deben convertirse en una política uniforme, promoviendo la seguridad de los pacientes, el personal y los visitantes por igual. Dado que los programas de educación y promoción tienen algún efecto en esta práctica, estos programas deben formar parte también de nuestros estándares de acreditación -9-. Hasta que esto suceda, los hospitales a título individual deben tomar la iniciativa, particularmente en los espacios donde esperen los pacientes susceptibles.

Referencias

1. Caress SM, Steinemann AC. Prevalence of fragrance sensitivity in the American population. J Environ Health 2009;71:46-50.
2. Caress SM, Steinemann AC. National prevalence of asthma and chemical hypersensitivity: an examination of potential overlap. J Occup Environ Med 2005;47:518-22.
3. Scent-free policy for the workplace [hoja informativa]. Hamilton (ON): Canadian Centre for Occupational Health and Safety; 2015 [actualizado]. Disponible en: www.ccohs.ca/oshanswers/hsprograms/scent_free.html (último acceso el 15 sept. 2015).
4. Douwes J, Pearce N. Asthma and the westernization “package.” Int J Epidemiol 2002;31:1098-102.
5. Bautista DM, Jordt SE, Nikai T, et al. TRPA1 mediates the inflammatory actions of environmental irritants and proalgesic agents. Cell 2006;124:1269-82.
6. Song MY, Yuan JX. Introduction to TRP channels: structure, function, and regulation. Adv Exp Med Biol 2010;661:99-108.
7. Elberling J, Linneberg A, Dirksen A, et al. Mucosal symptoms elicited by fragrance products in a population-based sample in relation to atopy and bronchial hyper-reactivity. Clin Exp Allergy 2005;35:75-81.
8. Millqvist E, Lowhagen O. Placebo-controlled challenges with perfume in patients with asthma-like symptoms. Allergy 1996;51:434-9.
9. Policy for developing a scent-free workplace. The Lung Association. Disponible en: https://nb.lung.ca/pdf/DevelopingaScentfreePolicyforaWorkplace.pdf (último acceso el 17 sept. 2015).

Conflicto de intereses: Para Ken Flegel, vea www.cmaj.ca/site/misc/cmaj_staff.xhtml. Ninguno declarado por James Martin.

Afiliaciones [profesionales]: Editor asociado (Flegel), CMAJ; Meakins-Christie Laboratories (Martin), Departament of Medicine, Universidad McGill, Montreal, Quebec.

Correspondencia a: editor de la CMAJ, pubs@cmaj.ca

CMAJ 2015. DOI: 10.1503/cmaj.151097

Todo artículo editorial de la CMAJ representa las opiniones de los autores y no necesariamente las de la Asociación Médica Canadiense.

© 2015 8872147 Canada Inc. o sus licenciatarios

Fuente: Editorial. CMAJ, vol. 187, nº 16 (3 nov. 2015), p. 1187 [CMAJ / PubMed]

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

28 marzo 2017

CONTADORES INTELIGENTES: estudio reproducible demuestra lecturas falsas de casi un 600 % de más respecto al consumo real de energía (IEEE Electromagnetic Compatibility Magazine. 2017)


LECTURAS FALSAS CASI SEIS VECES MÁS ALTAS QUE EL CONSUMO REAL DE ENERGÍA EN LOS CONTADORES DE ENERGÍA ELECTRÓNICOS

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Algunos contadores de energía electrónicos pueden dar lecturas falsas que son hasta un 582 % más altas que el consumo real de energía.

Es el resultado de un estudio realizado por la Universidad de Twente (UT), en colaboración con la Universidad de Ámsterdam de Ciencias Aplicadas (UACA). El profesor Frank Leferink de la UT estima que en las vitrinas de los contadores se han instalado contadores potencialmente imprecisos en al menos 750.000 hogares holandeses. [El estudio] se ha publicado en la revista científica “IEEE Electromagnetic Compatibility Magazine”.

En los Países Bajos, los contadores de energía tradicionales (kWh) -el medidor de energía habitual con un disco giratorio- se están sustituyendo cada vez más por variantes electrónicas (también conocidas como “contadores de energía estática”).

Una variante bien conocida de estos últimos es el "contador inteligente" [smart meter]. El gobierno holandés quiere contadores inteligentes en todos los hogares para 2020.

CONSUMO REAL

Desde hace bastante tiempo los rumores han sido abundantes acerca de contadores de energía electrónicos que, en la práctica, dan lecturas excesivamente altas. Esto llevó al prof. Leferink a investigar para ver si realmente pueden dar lecturas falsas.

Junto con los colaboradores Cees Keyer y Anton Melentjev de la UACA, probó nueve contadores electrónicos diferentes en este estudio fabricados entre 2004 y 2014. Los contadores fueron conectados, a través de un cuadro eléctrico, a una gama de aparatos consumidores de energía, tales como bombillas de bajo consumo, calentadores, bombillas LED, e interruptores de regulación de luz [dimmers]. Los investigadores compararon luego el consumo real del sistema con las lecturas de los contadores de energía electrónicos.

582 POR CIENTO

En los experimentos (que fueron completamente reproducibles), cinco de los nueve contadores dieron lecturas mucho más altas que la cantidad real de energía consumida. De hecho, en algunos equipos, fueron hasta el 582 por ciento más altas. Por el contrario, dos de los medidores dieron lecturas un 30 por ciento más bajas que la cantidad real de energía consumida.

Las mayores imprecisiones se observaron cuando se conectaron al sistema los dimmers combinados con bombillas de bajo consumo y bombillas LED. El Sr. Keyer (profesor no numerario de Ingeniería Eléctrica en la UACA y estudiante de doctorado en la UT) dijo: "Bien, fueron pruebas de laboratorio, pero evitamos deliberadamente el uso de circunstancias excepcionales. Por ejemplo, un dimmer y 50 bombillas, aunque un hogar promedio tiene 47 bombillas".

EXPLICACIÓN

Las lecturas inexactas se atribuyeron al diseño del contador de energía, junto con el uso cada vez mayor de dispositivos de conmutación modernos (a menudo energéticamente eficientes). En ellos, la electricidad consumida no tiene ya una forma de onda perfecta, sino que adquiere un patrón errático. [Pero] los diseñadores de los contadores de energía modernos no han dado suficiente margen de tolerancia a los dispositivos de conmutación de este tipo.

Cuando se desmontaron los contadores de energía probados, los investigadores encontraron que los que estaban asociados con lecturas excesivamente altas contenían una "bobina de Rogowski" [“Rogowski coil”], mientras que aquellos con lecturas excesivamente bajas contenían un "sensor Hall" [“Hall sensor”].

Frank Leferink (profesor de Compatibilidad Electromagnética en la UT) señala que "los contadores de energía que probamos cumplen todos los requisitos legales y están certificados. Sin embargo, estos requisitos no han dado suficiente margen de tolerancia a los dispositivos de conmutación modernos".

CONSUMIDORES

Cualquier consumidor que no confíe en su contador de energía puede hacer que sea testado por una "empresa de inspección acreditada". Sin embargo, si esta inspección muestra que el medidor está funcionando correctamente, entonces el consumidor tendrá que sufragar los costos derivados de ello.

Hasta la fecha el test estandarizado no tiene en cuenta el margen de tolerancia para los aparatos que consuman energía con una forma de onda contaminante. Por tanto, según los investigadores, es un método inadecuado para detectar lecturas falsas de contadores.

El prof. Leferink y el Sr. Keyer aconsejan a cualquier consumidor que dude de las lecturas de su contador que contacten con su proveedor, quien pasará la queja al operador de la red de suministro eléctrico.

ESTUDIO

El estudio, titulado “Static Energy Meter Errors Caused by Conducted Electromagnetic Interference” ['Errores de los contadores de energía estática causados por perturbación electromagnética conducida”], se ha publicado en la revista científica 'IEEE Electromagnetic Compatibility Magazine'.

El Van Swinden Laboratory (el Dutch Metrology Institute [Instituto Holandés de Metrología]), que realizó una segunda comprobación, ha confirmado estos resultados.

El estudio fue realizado por el profesor Frank Leferink (profesor de Compatibilidad Electromagnética en la UT), Cees Keyer (profesor no numerario de la UACA y estudiante de doctorado en la UT), y Anton Melentjev (en ese momento, estudiante en la UACA).

Joost Bruysters
Relaciones con la prensa (disponible de lunes a jueves)
+31 53 489 6993
J.c.p.bruysters@utwente.nl


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

28 febrero 2017

DR. FERNÁNDEZ-SOLÀ: "Existen muchos intereses económicos para que este tipo de enfermedades no sean reconocidas" (entrevista sobre electrosensibilidad para la agencia EFE)

Campos electromagnéticos artificiales: una radiación constante, masiva, que interactúa entre sí, a diferentes frecuencias, las 24 horas, los 365 días el año

MÉDICO ALERTA QUE INTERESES ECONÓMICOS MINIMIZAN LA ELECTROHIPERSENSIBILIDAD

El coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica del Hospital Clínic de Barcelona, Joaquim Fernández-Solà, denuncia que existen "muchos intereses económicos" que minimizan la trascendencia en la salud de los teléfonos móviles y los wifis en las personas con síndrome de hipersensibilidad electromagnética.

En una entrevista con Efe, el doctor Joaquim Fernández-Solà ha opinado que la Electrohipersensibilidad (EHS), que se englobaría en los Síndromes de Sensibilización Central (SSC), necesitará "años" para ser contemplada como enfermedad por las autoridades sanitarias nacionales y mundiales.

"Ya sucedió con el tabaco y el alcohol. Llevamos generaciones sabiendo que hacen daño a la salud", y ahora pasa algo similar con la electrohipersensibilidad a las radiaciones electromagnéticas, ha reflexionado.

"Se calcula que una de cada mil personas puede tener problemas serios por ser sensibles a las radiaciones electromagnéticas", ha valorado el especialista, que ha atendido, junto con su equipo del Clínic a entre 4.000 y 5.000 personas de toda España en los últimos diez años.

Fernández-Solà ha advertido que "las solicitudes de consulta se incrementan, es un proceso al alza", de este trastorno orgánico, no psicológico, de origen neurológico y que tiende a la cronicidad.

El médico, que también es miembro del Comité de Expertos para la Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), ha opinado que "existen muchos intereses económicos" para que este tipo de enfermedades no sean reconocidas.

Si se contemplaran como enfermedades, "se deberían cambiar muchos hábitos" que ya están plenamente establecidos, como el uso del móvil en la vida cotidiana y la instalación de redes inalámbricas (wifi) en muchos espacios comunitarios, incluidos medios de transporte colectivo.

"La tecnificación de la sociedad interesa y comprobar si es bueno o malo para la salud, no preocupa, a pesar de que las personas que padecen este tipo de síndromes sufren dolores de cabeza, trastornos del sueño, desconcentración, fatiga, piel roja e inestabilidad, entre otros síntomas", ha asegurado el médico.

Según su experiencia, un tercio de pacientes diagnosticados inicialmente con Síndrome Químico Múltiple (SQM), y dos tercios transcurridos los cinco años, presentan electrohipersensibilidad en diversos grados.

El debate entre si estas enfermedades existen o son de tipo psicológico no tiene base, según Fernández-Solà, que asegura que "no hay ninguna duda: el diagnóstico es clínico y empeora cuando hay más exposición" a los productos químicos o a los campos electromagnéticos.

"Es un problema de salud pública, de enfermedades emergentes", ha razonado el experto, que lamenta que muchos pacientes deben acudir a centros privados ya que pocos servicios públicos cuentan con especialistas para atender este tipo de dolencias.

El gobierno catalán aprobó el pasado año una resolución con los criterios para la declaración de idoneidad de las unidades de expertos para la atención a las personas afectadas por el Síndrome de sensibilización central (SSC).

En este síndrome [sic] se agrupan un conjunto de enfermedades, entre ellas la fibromialgia (FM), el síndrome de fatiga crónica (SFC) y la sensibilidad química múltiple (SQM), pero no [sic] se incluye la electrosensibilidad.

Fuente: El Confidencial / EFE (27/02/2017)
http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2017-02-27/medico-alerta-que-intereses-economicos-minimizan-la-electrohipersensibilidad_1150246/

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

18 febrero 2017

PAÍS VASCO: declaración institucional del ayuntamiento de Durango a favor de las personas con enfermedades de sensibilización central. PDF (14/02/17)

Portavoces del ayuntamiento de Durango (País Vasco)
durante la lectura de su declaración institucional
Según los medios de comunicación, la declaración institucional del Ayuntamiento de Durango sobre las enfermedades de sensibilización central, que a continuación reproduciremos, ha sido impulsada por Herriaren Eskubidea, consensuada por la junta de portavoces del municipio, y finalmente aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos de este consistorio. Por ello, el 14 de febrero, fue leída por todos sus representantes: Julia Perera (Herriaren Eskubidea), Aitziber Irigoras (PNV), Eider Uribe (EH Bildu), Pili Ríos (PSE-EE) y Fran Garate (PP).
El texto señala que se ha sido confeccionado “en solidaridad con todas las personas afectadas por las enfermedades de sensibilización central”, y que es por ellas que el Ayuntamiento va a asumir, a partir de ahora, el compromiso de tomar medidas para que Durango sea “un municipio seguro y saludable para sus habitantes”, una frase muy acertada porque, efectivamente, cualquier acción que conduzca a ayudar a las personas con SQM supondrá una mejora para la salud del resto de ciudadanos (así como de la Naturaleza), lo que a su vez evitará o minimizará el aumento de casos.

Descarga la declaración institucional íntegra AQUÍ
(texto en vasco y en castellano en págs. 1-2 y 3-4, respectivamente)

María José Moya

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL SOBRE LAS ENFERMEDADES DE SENSIBILIZACIÓN CENTRAL: SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE, ELECTROSENSIBILIDAD, FIBROMIALGIA Y FATIGA CRÓNICA

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad” (artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Durango quiere mostrar su solidaridad con todas las personas afectadas por las enfermedades de Sensibilización Central, mostrando como institución el compromiso de lograr que Durango sea un municipio seguro y saludable para sus habitantes.

Las enfermedades de sensibilización central: sensibilidad química múltiple, hipersensibilidad electromagnética, fatiga crónica y fibromialgia, acarrean gran dolor y sufrimiento a quienes las padecen, enfrentándose además a una tremenda incomprensión por parte de la sociedad y [de] las diferentes instancias sociales, educativas, sanitarias, etc. A menudo, la persona enferma padece dos, tres o, incluso las cuatro dolencias.

Estas enfermedades carecen de tratamiento curativo, por lo que demandan atención basada en tratamientos paliativos o cuidados centrados en una perspectiva sociosanitaria que garantice la calidad de vida de la persona mediante el fomento de su autonomía y cuidado, la prevención del deterioro, y la igualdad de trato y oportunidades.

Traen consigo una alteración completa de la vida de estas personas ya que se ve afectada su capacidad laboral, su autonomía personal y la vida social.

Todas ellas están relacionadas con factores ambientales derivados de nuestra nueva forma de vida en la que mantenemos una exposición elevada y prolongada a productos químicos de diversa índole y a las radiaciones y ondas electromagnéticas de diversa intensidad, emitidas por las comunicaciones inalámbricas y la infinidad de aparatos eléctricos y electromagnéticos que nos rodean.

- Según muchas y diversas investigaciones, parece existir un nexo evidente entre la proliferación de estas enfermedades, la liberación de sustancias tóxicas a la atmósfera y las aguas; [y] el uso de productos químicos de inocuidad no testada en alimentos, productos de limpieza e higiene, edificios, etc.; así como existe hoy día la certeza de que los campos electromagnéticos interfieren en el funcionamiento de nuestro organismo y de todos los seres vivos y que, por lo tanto, afectan a nuestra salud a niveles de radiación por debajo de los actualmente considerados legales.

- En 2011 la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa recomienda a través del informe “Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente” una serie de medidas para proteger a los seres humanos y al medio ambiente [y] “adoptar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, (…) y en particular la exposición de los niños y jóvenes”. En este informe alude a poner en marcha, por los estados miembros, el principio de precaución (recogido en la Ley 33/2011 de 4 de octubre (General de Salud Pública)) para proteger a los ciudadanos y ciudadanas con especial atención a los niños, jóvenes, mujeres embarazadas, ancianos y otros colectivos vulnerables de una actividad que podría suponer un riesgo potencial para la salud.

- En 2012 el Ararteko (*) insta a las administraciones responsables [a que] “ofrezcan a estas personas una atención integral en los ámbitos sanitario y social; garanticen la formación de las y los profesionales [de] servicios públicos de atención directa; incorporen la prevención en el currículo educativo; investiguen sobre su etiología y tratamiento; favorezcan la protección y mejora del medio ambiente y contemplen en sus actuaciones los principios de precaución, transparencia e información ambiental, entre otras medidas.”

Es nuestra responsabilidad, como representantes públicos, contribuir mediante la sensibilización, la formación y la información a lograr que las personas hagamos un consumo responsable y seguro de los avances que se producen en nuestra sociedad, [y] a establecer practicas respetuosas con el medioambiente y con las personas que redunden en la mejora de la calidad de vida de todas y de todos.

Y, para ello quiere poner de manifiesto los siguientes compromisos:

- Que siguiendo las indicaciones [de] la OMS, de la Unión Europea, [y d]el Ararteko se llevarán a cabo las acciones necesarias para que todos los y las ciudadanas podamos disfrutar de la tecnología y los avances que se producen en el campo de las telecomunicaciones de la manera más segura, investigando, [y] formando e informando a la población, técnicos y responsables de las alternativas sanitariamente más seguras y avanzadas, tal y como ya vienen haciendo muchos municipios dentro y fuera de la Unión Europea.

- El Ayuntamiento de Durango se compromete a dar los pasos necesarios para que [en] los servicios de limpieza y cuidado de jardines, edificios y espacios públicos, control de plagas, etc. se realice la transición para el uso de sustancias no perjudiciales para la salud ni medio ambiente, estableciendo como productos que puedan ser utilizados aquellos que no provoquen reacciones adversas en las personas afectadas de SQM.

- El ayuntamiento de Durango se compromete a realizar el trabajo necesario en las diferentes comisiones para consensuar las acciones concretas que sean necesarias para lograr que Durango sea un espacio seguro para todas las personas que pueda garantizar la salud de todos sus habitantes.

- Establecer un plan/línea de ayudas a las personas afectadas por estas enfermedades para poder adecuar su entorno (vivienda).

(*) Nota del SISS: el Ararteko es el término con el que se designa al Defensor del Pueblo del País Vasco.

Fuente: Mugalari (14/02/2017)


NOTICIAS RELACIONADAS


“La concejala de Herriaren Eskubidea y portavoz de hoy de la formación morada, Julia Perera, ha reconocido y agradecido al resto de fuerzas políticas el trabajo en equipo. A continuación ha abogado por un estilo de vida saludable, y estos cambios en el Ayuntamiento lo posibilitan para todas las personas. Además posibilitan que 'las personas afectadas lleven una vida lo más normalizada posible y que vean garantizados sus derechos', ha enfatizado junto al resto de portavoces”.


“La fibromialgia, la fatiga crónica, la electrohipersensibilidad, el colon irritable o la sensibilidad química múltiple son un conjunto de enfermedades que han sido agrupadas bajo la denominación de Síndrome [sic] de Sensibilización Central. Son enfermedades de distinto origen que tienen síntomas comunes como el dolor, el cansancio, el insomnio el desánimo o la dificultad para concentrarse. Con mayor prevalencia en el sexo femenino, quienes padecen estas enfermedades crónicas no sólo ven alteradas su capacidad laboral, su autonomía personal y su vida social, sino que también tienen que hacer frente a ‘una tremenda incomprensión por parte de la sociedad y de las diferentes instancias sociales, educativas y sanitarias’ (…). [Esta] ‘es una declaración que permite sacar a la luz lo que supone el estilo de vida que llevamos y los riesgos a los que tenemos que hacer frente’, ha destacado, a modo de conclusión, la concejala de Herriaren Eskubidea Julia Perera, que también ha querido apuntar que las personas afectadas por el Síndrome de Sensibilización Central deben llevar ‘una vida lo más normalizada posible’ y que las instituciones deben ‘garantizar sus derechos’ adecuando los espacios públicos a sus necesidades”.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

14 febrero 2017

CANADÁ: el Ministerio de Salud de Ontario crea un grupo de trabajo sobre salud ambiental para SQM y enfermedades relacionadas (2016-2019)

El 10 de mayo de 2016 -un par de días antes del Día Internacional de las Enfermedades de Sensibilización Central- el Ministerio de Salud de Ontario (Canadá) anunciaba que estaba formando un grupo de trabajo sobre salud ambiental para sensibilidad química múltiple (SQM) y enfermedades relacionadas: el Task Force on Environmental Health. Días más tarde, el 26 de mayo, llevaría a cabo su lanzamiento oficial. La primera reunión del grupo se produjo el lunes 6 de junio.
El presidente de este task force es el Dr. Howard Hu, decano de la Escuela de Salud Pública Dalla Lana de la Universidad de Toronto, medico, y conocido especialista en Salud Ambiental. De los restantes miembros destacamos, como interesante a imitar en procesos similares, que parecen estar elegidos principalmente en función de sus capacidades y conocimientos sobre la materia y dedicación a esta, no tanto por pertenecer a un tipo de profesiones o por estar englobados en asociaciones o un tipo de organismos específicos.
Por último observar que, inexplicablemente, la creación e inicio de este proceso gubernamental no tuvo eco apenas, y tampoco entre los espacios y entidades anglosajones especializados. Por tanto, no tuve noticias del lanzamiento de este proyecto hasta ahora. A continuación traducimos íntegra la nota con la que el gobierno de Ontario lo difundió.
María José Moya

GRUPO DE TRABAJO SOBRE SALUD AMBIENTAL

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Muchos ciudadanos de Ontario viven con afecciones desencadenadas por factores ambientales que son difíciles de diagnosticar y tratar.

Estas afecciones pueden abarcar:
  • Las sensibilidades ambientales / sensibilidad química múltiple;
  • La encefalomielitis miálgica / síndrome de fatiga crónica; y
  • La fibromialgia.
Las personas diagnosticadas con este tipo de afecciones se enfrentan a dificultades en sus vivencias como pacientes, desde el diagnóstico al tratamiento, a fin de convivir con las repercusiones a largo plazo. Además sufren de estigmatización en entornos clínicos, el lugar de trabajo y en otras áreas de sus vidas como resultado de una falta general de comprensión de estas complejas afecciones.

El Ministerio de Salud y Cuidados Prolongados (MDSCP)* ha anunciado la creación de un grupo de trabajo sobre salud ambiental para proporcionar recomendaciones y consejos para:
  • Informar de posibles directrices y políticas para asistir a los pacientes con afecciones desencadenadas por factores ambientales;
  • Incrementar el conocimiento del público y de los profesionales sanitarios sobre los problemas de salud desencadenados por factores ambientales;
  • Identificar lagunas en la evidencia, en la transferencia del conocimiento y en la asistencia a los afectados por estas afecciones; e
  • Identificar medidas centradas en el paciente para mejorar los resultados sanitarios de los pacientes afectados.
El grupo de trabajo está formado por 15 miembros nombrados por el Ministerio de Salud y Cuidados Prolongados, de los cuales 1/3 son pacientes o cuidadores. El grupo de trabajo tiene un plazo de hasta tres años que empieza en 2016 y finaliza en 2019. Los miembros del grupo de trabajo son:
  • Howard Hu (presidente), decano, Dalla Lana School of Public Health, Universidad de Toronto.
  • Neil Stuart (vicepresidente), asesor de atención médica.
  • Bill Manson, director general, gerencia de resultados, Toronto Central Local Health Integration Network.
  • Cornelia Baines, profesora emérita, Dalla Lana Faculty of Public Health, Universidad de Toronto
  • Denise Magi, vicepresidenta, Myalgic Encephalomyelitis Association of Ontario.
  • Dona Bowers, médica, Somerset West Community Health Centre.
  • Izzat Jiwani, investigador canadiense e internacional de salud y política social, persona afectada.
  • Joanne Plaxton, directora, Health Equity Branch, Ministerio de Salud y Cuidados Prolongados de Ontario.
  • John Molot, médico en plantilla y enlace médico/legal, Environmental Health Clinic, Women's College Hospital.
  • Julie Schroeder, Standards Development Branch, Ontario Ministry of the Environment and Climate Change.
  • Maureen MacQuarrie, antigua abogada, asesora política, voluntaria, persona afectada.
  • Mike Ford, pedagogo de educación cívica y estudios medioambientales, asesor, cuidador, persona afectada.
  • Nancy Sikich, directora, Health Technology Assessment, Health Quality Ontario.
  • Sharron Ellis, persona afectada.
  • Varda Burstyn, redactora de políticas de salud ambiental, abogada experta, persona afectada.
Las tareas de secretaría para el grupo de trabajo las proporciona el MDSCP. Se proporcionarán actualizaciones periódicas a las partes interesadas.

Para obtener más información o recibir actualizaciones regulares por favor póngase en contacto con TFEH@ontario.ca.

Para más información

Llame a ServiceOntario, INFOlínea en:
1-866-532-3161 (llamada gratuita)
En Toronto: (416) 314-5518
TTY 1-800-387-5559.
En Toronto: TTY 416-327-4282
Horario de atención: lunes a viernes 8:30 am - 5:00 pm

* N. de la T: se ha traducido "Ministry of Health and Long-Term Care" (MOHLTC) como indica la web inmylanguage.org (financiada por el gobierno canadiense).


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

29 enero 2017

SQM Y CEREBRO. Una actividad cortical diferente al de los sujetos sanos durante las exposiciones olfativas (European Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging. Peer-reviewed. 2015)


Eur J Nucl Med Mol Imaging. 2015 Abr; 42 (5): 733 - 40. Doi: 10.1007 / s00259-014-2969-2. Epub 2015 Feb 18.
ACTIVIDAD CORTICAL DURANTE LA ESTIMULACIÓN OLFATIVA EN LA SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE: UN ESTUDIO PET/CT CON (18)F-FDG

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Chiaravalloti A (1), Pagani M, Micarelli A, Di Pietro B, Genovesi G, Alessandrini M, Schillaci O.

(1) Department of Biomedicine and Prevention, University “Tor Vergata”, Rome, Italy, agostino.chiaravalloti@gmail.com.

Resumen

PROPÓSITO:
Investigar las diferencias en el consumo de glucosa del cerebro durante la estimulación olfativa entre sujetos afectados por sensibilidad química múltiple (SQM) y un grupo de individuos sanos.

MÉTODOS:
Se realizaron dos escaneos PET/CT con (18)F-FDG -1- en 26 sujetos (6 hombres y 20 mujeres, con una edad media de 46,7 ± 11 años) con diagnóstico clínico de SQM, y en 11 controles sanos (6 mujeres y 5 hombres, con una edad media de 45,7 ± 11 años). El primer escaneo, después de una estimulación olfativa neutra (NS); y el segundo, después de una estimulación olfativa pura (OS). Las diferencias en la captación de la (18) F-FDG se analizaron por mapeo estadístico paramétrico (SPM2).

RESULTADOS:
En los controles la OS condujo a un aumento en el consumo de glucosa en las AB -2- 18 y 19 y a una reducción en el metabolismo de la glucosa en las AB 10, 11, 32 y 47. En los sujetos con SQM, la OS condujo a un incremento en el consumo de glucosa en las AB 20, 23, 18 Y 37 y a una reducción en el metabolismo de la glucosa en las AB 8, 9 y 10.

CONCLUSIÓN:
Los resultados de nuestro estudio sugieren que la actividad cortical en los sujetos con SQM difiere de la de los individuos sanos durante la estimulación olfativa.

Fuente: PubMed


..........................

Notas a pie de página del SISS:

-1- PET/CT con 18F-FDG: método de diagnóstico por imagen que evalúa el metabolismo glucídico celular. Las siglas “PET/CT” corresponden a “tomografía por emisión de positrones/tomografía computarizada”, y las siglas “18F-FDG” a “18F-2-fluoro-2-desoxi-D-glucosa” (que es el nombre completo de la fluorodesoxiglucosa, aunque lo que suela usarse sea su forma abreviada: FDG).

-2- AB: siglas de “áreas de Brodmann” (Brodmann areas -BA-), partes en que se divide la corteza cerebral de acuerdo a la cartografía en 52 regiones que realizó de ella el neurólogo alemán Korbinian Brodmann, en 1909, de acuerdo a las diferencias estructurales microscópicas de cada una. La finalidad de este mapa es facilitar el estudio e identificación de las diferentes funciones de la corteza cerebral humana (nota: el significado de AB se dedujo del contexto del resumen del estudio, ya que este no lo indica, y tampoco podemos acceder al artículo completo ya que es de pago).


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

15 enero 2017

ÁRBOLES Y CEM. la radiación de las antenas de telefonía móvil daña a lo árboles del entorno (Science of the Total Environment. Peer-reviewed. 2016)


Science of the Total Environment. Volumen 572, 1 diciembre 2016. Páginas 554-569.
LA RADIACIÓN DE RADIOFRECUENCIA DAÑA A LOS ÁRBOLES ALREDEDOR DE LAS ESTACIONES BASE DE TELEFONÍA MÓVIL

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén

Cornelia Waldmann-Selsam (a), Alfonso Balmori-de la Puente (b), Helmut Breunig (c), Alfonso Balmori (d).

(a) Karl-May-Str., 48. 96049 Bamberg, Germany.
(b) c/ Navarra, 1, 5° B. 47007 Valladolid, Spain.
(c) Baumhofstr, 39, 37520 Osterode, Germany.
(d) Consejería de Medio Ambiente, Junta de Castilla y León, c/ Rigoberto Cortejoso, 14. 47071 Valladolid, Spain. Electronic address: balmaral@jcyl.es.

Recibido: 6 junio 2016; revisado: 19 julio 2016; aceptado: 6 agosto 2016; disponible en línea: 24 agosto 2016

PUNTOS DESTACABLES

- La radiación no ionizante de alta frecuencia es cada vez más común.
- El estudio encontró un alto nivel de daño en los árboles de las inmediaciones de las antenas de telefonía.
- El despliegue se ha continuado sin consideración del impacto ambiental.

RESUMEN

En las últimas dos décadas, se ha producido el despliegue de antenas de telefonía en todo el mundo y, desde hace muchos años, se ha debatido en la comunidad científica acerca del posible impacto medioambiental de las estaciones base de telefonía móvil.

Los árboles tienen varias ventajas sobre los animales como sujetos experimentales y el objetivo de este estudio fue verificar si existe una conexión entre el daño inusual (generalmente unilateral) de árboles y la exposición a radiofrecuencias. Para lograr esto, se llevó a cabo un detallado estudio de seguimiento sobre el terreno a largo plazo (2006-2015) en las ciudades de Bamberg y Hallstadt (Alemania). Durante el seguimiento, se tomaron anotaciones y registros fotográficos de daños inusuales o inexplicables de árboles, junto con la medición de la radiación electromagnética.

En 2015 se llevaron a cabo mediciones de CEM-RF (Campos Electromagnéticos de Radiofrecuencia). Se eligió un polígono que abarcaba ambas ciudades como sitio de estudio, donde se tomaron 144 mediciones de radiofrecuencia de campos electromagnéticos a una altura de 1,5 m en calles y parques en diferentes lugares.

Por interpolación de los 144 puntos de medición, pudimos compilar un mapa electromagnético de la densidad de flujo de potencia en Bamberg y Hallstadt.

Se seleccionaron 60 árboles dañados, además de 30 árboles seleccionados al azar y 30 árboles en áreas de baja radiación (n=120) en este polígono.

Las mediciones de todos los árboles revelaron diferencias significativas entre el lado dañado frente a una antena de telefonía y el lado opuesto, así como diferencias entre el lado expuesto de los árboles dañados y todos los otros grupos de árboles en ambos lados. Por lo tanto, se encontró que las diferencias de los lados en los valores medidos de la densidad de flujo de potencia correspondieron a las diferencias de los lados en el daño.

Los 30 árboles seleccionados en áreas de baja radiación (sin contacto visual con ninguna antena de telefonía y densidad de flujo de potencia inferior a 50μW / m2) no mostraron ningún daño.

El análisis estadístico demostró que la radiación electromagnética de las antenas de telefonía móvil es perjudicial para los árboles. Estos resultados son consistentes con el hecho de que el daño afligido sobre los árboles por las torres de telefonía móvil por lo general comienza en un lado, extendiéndose a todo el árbol con el tiempo.

PALABRAS CLAVE

Radiación electromagnética; Efectos sobre los árboles; Antenas de telefonía; Radiofrecuencias


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo