¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

17 febrero 2016

SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE Y FORMULACIÓN MAGISTRAL: artículo pionero sobre la SQM en el sector farmacéutico. Autor: Luis Marcos. Colaboradora: María José Moya (revista Acofar. 2016)

La formulación magistral se puede adaptar a cada caso
DATOS DEL ARTÍCULO. Autor: Luis Marcos Nogales (farmacéutico, titular de la Farmacia Luis Marcos y miembro de la AEFF) - Colaboración: María José Moya (documentalista, responsable del SISS y afectada grave de SQM) - Edición: Revista Acofar, nº 540 (enero-febr. 2016). Publicación en la web y en la versión impresa (sección Formulación magistral. Págs. 50-51 en papel, págs. 52-53 en pdf) - Observaciones: Primer artículo realizado sobre SQM por y para el sector farmacéutico. La revista Acofar es la decana de las publicaciones profesionales de farmacia y su propietaria es Acofarma, una "entidad que engloba a más de 20.000 oficinas de farmacia, a través de 29 agrupaciones cooperativas", según señalan. Acofarma cuenta además con un importante laboratorio de materias primas para formulación magistral, y una línea propia de productos para parafarmacia a la que acuden casi todas las farmacias en mayor o menor medida.
DATOS DE DIFUSIÓN.  Detallan que "la revista Acofar se envía a TODAS las oficinas de farmacia en España, así como a las administraciones sanitarias, instituciones, facultades, laboratorios, etc.". Esto quiere decir que el artículo ha llegado a un amplio número de organismos y profesionales sanitarios. La tirada de este número ha sido de 20.829 ejemplares.
SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE Y FORMULACIÓN MAGISTRAL

Luis Marcos Nogales.
Farmacéutico y miembro de AEFF

La sensibilidad química múltiple (SQM) es una enfermedad crónica causada por la exposición y posterior sensibilización a sustancias químicas sintéticas hasta llegar a lo que se conoce como “pérdida de tolerancia inducida por tóxicos” (TILT); esta enfermedad afecta, principalmente, al sistema nervioso central.

Aunque esta exposición puede darse en el ámbito doméstico, es más frecuente encontrar casos de SQM en entornos laborales en los que el contacto con este tipo de sustancias es cotidiano (empresas de limpieza, peluquerías, agricultura, jardinería, trabajos en edificios mal ventilados, empresas químicas, etc.) y, aparte de un contacto continuado, la sensibilización puede deberse a una única exposición a cantidades elevadas de una sustancia (por ejemplo una fumigación).

La prevalencia de la enfermedad varía en función del tipo y nivel de la carga tóxica corporal, el sexo y la edad, estimándose entre 0,5% y un 1% de la población, con un claro predominio femenino; y es que la mujer tiene un mayor porcentaje de grasa corporal que el hombre, y es en la grasa donde se acumulan las toxinas.

La SQM presenta comorbilidades como el síndrome de fatiga crónica o la fibromialgia y, una vez el individuo está sensibilizado, bastan unos niveles bajos de exposición para que estos síntomas se manifiesten. Además, una vez que la SQM se inicia, son frecuentes, entre otros, los problemas gastrointestinales, neurosensoriales y otros de carácter químico-ambiental.

Su diagnóstico no es fácil, como tampoco lo es su tratamiento, meramente paliativo, que recomienda, por pura sensatez y en la medida de lo posible, evitar la exposición a las sustancias desencadenantes.

La intolerancia químico-ambiental que provoca esta dolencia hace muy difícil la vida de los enfermos dado que las sustancias desencadenates de la SQM están presentes de forma casi constante en nuestro entorno: desde los productos de limpieza hasta los alimentos, teniendo especial relevancia los productos con perfumes sintéticos. Los medicamentos no son una excepción debido al empleo de excipientes, mayoritariamente de síntesis, en su fabricación.

Dado que la SQM aparece frecuentemente asociada a intolerancias alimentarias, excipientes como la lactosa o el almidón de trigo deben tenerse en cuenta, como también el hecho de la mayor reactividad que los afectados suelen presentar a proporciones que serían normales para otras personas.

La formulación magistral supone una herramienta de primer orden en el tratamiento de los enfermos de SQM que sufran una patología, relacionada o no con la enfermedad, ya que permite administrar medicamentos a medida del enfermo y evitar aquellos excipientes perjudiciales para ellos. También sabemos que la complejidad de la SQM puede llegar a comprometer la actividad de un principio activo o hacer que afecte al tratamiento del paciente. Por seguridad, y para cerciorarnos que el problema es el principio activo en sí y no los excipientes u otros factores, es por lo que resulta mucho más seguro usar medicamentos individualizados, especialmente en los casos de SQM grave.

También la elaboración de productos de higiene y cosméticos libres de perfumes, de ciertos conservantes o de cualquier otro componente perjudicial, tiene mucha importancia a la hora de facilitar el día a día de los enfermos de SQM. Es perfectamente compatible un cosmético de calidad con la ausencia o sustitución de ciertos excipientes: los aceites minerales pueden sustituirse por otros vegetales (preferiblemente ecológicos) y los parabenos por otros conservantes (o reducirlos al mínimo empleando, por ejemplo, envases dosificadores herméticos tipo airless). Así mismo los productos de higiene pueden formularse sin perfumes sintéticos -los cuales pueden sustituirse por esencias naturales- o sin tensioactivos agresivos, como el lauril sulfato sódico.

En general, es recomendable consensuar con el paciente no sólo la composición del producto sino también -según las intolerancias y gravedad de SQM del enfermo- el proceso de elaboración, el material de laboratorio a utilizar y el envasado (cápsulas vegetales, vidrio).

La SQM, que fue reconocida hace años como enfermedad en países como Alemania (2000) o Japón (2009), lo fue en España en 2014. Atrás quedaron los tiempos en que se consideraba una alergia, una intoxicación o incluso una enfermedad mental.

Herramientas como la formulación magistral, que se adapta a cada caso, sin duda supone una mejora en la calidad de vida de los afectados por esta enfermedad, muchas veces carentes de alternativa terapéutica.

Luis Marcos Nogales
Farmacéutico y miembro de AEFF


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

11 febrero 2016

SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE: se descubre “una alteración hasta ahora desconocida en los niveles de metabolitos en SQM" (Nihon Eiseigaku Zasshi / Japanese Journal of Hygiene. 2016)

Metabolómica: "es el estudio de todas las moléculas pequeñas, llamadas metabolitos, estas moléculas son el producto del metabolismo (...). La colección de todos los metabolitos dentro de una célula se llama el metaboloma. Se trata de un término de origen anglosajón propuesto por Oliver et al. en 1998, por analogía con los términos genómica, proteómica y transcriptómica. Como en estos otros sistemas, la metabolómica es el análisis de un sistema dinámico, que cambia con el tiempo. (...) Para la detección de los metabolitos, se emplean principalmente la espectrometría de masa y la espectroscopía de resonancia magnética nuclear". Fuente: genetica2012.wikispaces.com y Dr. Mark Viant de la Universidad de Birmingham.
Nihon Eiseigaku Zasshi. 2016;71(1):94-9.
APLICACIÓN DE LA METABOLÓMICA A LA INVESTIGACIÓN DE LA SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE

Katoh T (1), Fujiwara Y, Nakashita C, Lu X, Hisada A, W Miyazaki, Azuma K, M Tanigawa, Uchiyama I, Kunugita N.

(1) Department of Public Health, Faculty of Life Sciences, Kumamoto University.

TRADUCCIÓN DEL INGLÉS: María José Moya Villén
Documentalista. Responsable del Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental -SISS-

RESUMEN

La sensibilidad química múltiple (SQM) es un trastorno crónico adquirido caracterizado por síntomas inespecíficos en múltiples sistemas orgánicos asociados con la exposición a sustancias químicas a baja concentración. El diagnóstico de la SQM puede ser difícil por falta de habilidad [del profesional] para evaluar la relación causal entre exposición y síntomas. No se han establecido medidas objetivas estandarizadas para la identificación de la SQM y la definición precisa de este trastorno.

Los recientes avances tecnológicos en la espectrometría de masas han mejorado significativamente nuestra capacidad para obtener más datos de cada muestra biológica. La metabolómica incluye los métodos y técnicas que se usan para determinar las pequeñas moléculas en biofluidos y tejidos. El perfil metabolómico -el metaboloma- tiene múltiples aplicaciones en muchas ciencias biológicas, incluyendo el desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico para la Medicina.

Se realizó la metabolómica para detectar la diferencia entre 9 pacientes con SQM y 9 controles. Se identificaron 183 sustancias cuyos niveles estuvieron más allá del límite de detección normal. Las diferencias más importantes incluyeron aumentos significativos en los niveles tanto de ácido hexanoico como de ácido pelargónico, y además una disminución significativa en el nivel de acetilcarnitina en pacientes con SQM. En conclusión, utilizando el análisis de la metabolómica, se ha descubierto una alteración hasta ahora desconocida en los niveles de metabolitos en SQM. Estos cambios pueden tener importantes implicaciones biológicas y un potencial significativo para usar como biomarcadores.

Fuente e investigación completa en japonés: PubMed (febrero 2016)

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo