CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

12 febrero 2014

EL BISFENOL A SE ENCUENTRA INCLUSO EN EL HIGADO DE LOS FETOS lo que prueba la omnipresencia de esta sustancia tóxica en nuestra vida diaria (Journal of Biochemical and Molecular Toxicology'13)

Algunos de los muchos productos y materiales que contienen bisfenol A no son sólamente los plásticos
ENCUENTRAN BISFENOL A (BPA), UN QUÍMICO DEL PLÁSTICO, EN EL HÍGADO DE FETOS
Investigadores señalan que los fetos tienen menos capacidad que los adultos para eliminar esta preocupante sustancia química del organismo

Jueves, 6 de diciembre (HealthDay News) — Los investigadores que encontraron bisfenol A (BPA) en el hígado de fetos señalan que este hallazgo demuestra que durante el embarazo hay una exposición considerable a este químico.

También hallaron evidencia de que los fetos tienen menos capacidad que los adultos para eliminar este químico del organismo.

Estudios previos en animales han relacionado el BPA, un químico que se utiliza en las botellas de plásticos, latas de alimentos y bebidas, con cáncer de mama y de próstata, así como con problemas reproductivos y de la conducta. Algunas investigaciones en humanos han relacionado el BPA con enfermedad cardiovascular, aborto involuntario, disminución de la calidad del semen y problemas de conducta infantil.

Un equipo de la Universidad de Michigan analizó los hígados de 50 fetos en el primer y segundo trimestre de gestación. Hallaron un amplio rango de niveles de BPA en los hígados, y algunos fetos mostraron altos niveles de exposición, de acuerdo con el estudio publicado en línea el 3 de diciembre en Journal of Biochemical and Molecular Toxicology.

También descubrieron que los hígados tenían niveles tres veces más altos de BPA que las formas conjugadas modificadas por el cuerpo para su eliminación.

"El hallazgo de BPA libre en los fetos es significativo", señaló la autora principal para correspondencia Dana Dolinoy, profesora asistente de Ciencias de Salud Ambiental, en un comunicado de prensa de la universidad.

Tras descubrir niveles elevados de BPA libre, los investigadores examinaron las enzimas en el hígado de los fetos responsables del metabolismo del químico y las compararon con las que están presentes en el hígado de los adultos.

"Nuestra investigación demuestra que el argumento de que el (BPA) se metaboliza muy rápido no es cierto en el feto", apuntó Dolinoy.

Los investigadores señalan que la dosis interna de BPA es muy importante para determinar los efectos nocivos sobre la salud humana.

El BPA llega al cuerpo por ingestión, inhalación y contacto con la piel. Algunos científicos creen que el químico podría afectar el metabolismo y desempeñar un papel en la diabetes y la obesidad.

Más información:
El U.S. National Institute of Environmental Health Sciences tiene más información sobre el bisfenol A.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com
© Derechos de autor 2011, HealthDay

Fuente: Hola Doctor (7/12/12)

ALGUNOS DATOS MÁS SOBRE LA INVESTIGACIÓN

Como se ha comentado, el estudio fue publicado en la Journal of Biochemical and Molecular Toxicology. Primero online (el 3 de diciembre de 2012), cuyo resumen puede verse aquí); y más tarde en papel en febrero de 2013 (nº 2, vol. 27).

La cita bibliográfica (autores, año, título, etc.) es la siguiente:

Nahar, M. S., Liao, C., Kannan, K. and Dolinoy, D. C. (2013), Fetal Liver Bisphenol A Concentrations and Biotransformation Gene Expression Reveal Variable Exposure and Altered Capacity for Metabolism in Humans. J. Biochem. Mol. Toxicol., 27: 116–123. doi: 10.1002/jbt.21459

Sus autores pertenecen a la Universidad de Michigan (Department of Environmental Health Sciences, University of Michigan, Ann Arbor, USA), o a la Universidad de Nueva York (Wadsworth Center, New York State Department of Health and Department of Environmental Health Sciences, State University of New York at Albany). Y la traducción del título podría ser "Concentraciones de bisfenol A en el higado fetal y expresión génica de biotransformación revelan exposición variable y capacidad alterada para el metabolismo en humanos".

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

8 comentarios:

Carmen de la Rosa dijo...

Hoy comentaba con mi marido tu valioso trabajo en Mi estrella de Mar. Toda la información que recopilas y compartes beneficia a un montón de afectadas y afectados por la enfermedad y contribuye a la difusión y el conocimiento social sobre la SQM. Como afectada y como médico te lo agradezco muchísimo. Un abrazo

Esther Trasorras dijo...

Lo que les dan de comer a los peces en una piscifactorìa eco tambièn provendrà del mar no?

María José Moya dijo...

No. Esa es la diferencia:

-Las instalaciones y el entorno son respetuosos y con suficiente espacio para cada animal (en las piscifactorías convencionales se los tiene tan "apretujados" que acaban hiriéndose con las balsas en las que están, o entre ellos, cogiendo por ello infecciones, etc.; que a su vez "hay que tratar" con fármacos, etc. Aparte, está el estrés que les produce esta falta de espacio mínimo. Estrés que pasa a su "carne" a nivel celular, y de ahí a nosotros (cosas que no vemos, pero que también son importante de evitar, además de las cosas que les echan para "tratarlos").

-Se respetan sus tiempos de crecimiento y procesos naturales (no se les pone nada en la comida etc. para que, entre otras cosas, "crezcan" más rápido o cambien de sexo (en este sentido, hay especies en piscifactorías convencionales que lo hacen porque la "carne" de un sexo está más solicitada que la de otro por ser más "suave", etc. Imaginad, a nivel hormonal. ¡Al final son cosas que pasan --porque somos parte de la cadena alimentaria-- a nosotros!).

-La comida para los peces es ecológica, obviamente. Un pescado con etiqueta ecológica no puede comer no-ecológico, como es lógico.

Ojo, una cosa es el pescado ecológico (con etiqueta o sello como tal --sea vendido en envase individual de plástico, o en vidrio--); y otra es el que se vende en "lata de pescado ecológico", que si os fijáis bien, tiene sello ecológico, pero mirando sus ingredientes podréis ver que la etiqueta "eco" es sólo por sus "condimentos" (la normativa, como la mayoría de las veces, creando confusión para intentar engañar al consumidor incauto).

El pescado "de lata" no suele llevar un asterisco que señale que sea ecológico. Normalmente es pescado capturado de forma artesanal, etc., que es muy loable, etc., pero NO es ecológico porque es de mar... Y hoy día, TODO pescado de mar tiene tóxicos. TODO. Unos mas, y otros menos (en este sentido, los medios y las administraciones suelen confundir al ciudadano, dándole vuelta a la tortilla diciendo que sólo algunas especies tienen tóxicos, como si "lo tóxico" pudiera circunscribirse a "una parte" del mar o a "unos tipos de peces". Por otro lado, para "tranquilizar" (en vez de para avisar con verdadera vocación de preservar la salud del ciudadano), se suele filtrar a los medios los nombres de las especies que no consumimos habitualmente, pero ocultando por contra otros muy consumidos aquí, como el atún... Y además, se habla de "mínimos permitidos", o de que sólo es por "precaución" (no como alerta), o que sólo es de cara a bebés y embarazadas ¡como si al resto de los mortales este tipo de cosas no nos afectara también a la salud, como si es que nuestros organismos fueran a prueba de bomba!.

En fin, que el pescado de mar, TODO está contaminado. El que unos lo estén más y otros menos, depende, tanto de por dónde habrán estado, como de su tamaño y cantidad de "grasa" (a más pequeño y/o menos grasa, menos tiempo y capacidad corporal habrán tenido para "acumular" tóxicos.... Es de lógica ;)

Un abrazo,

María José Moya dijo...

Carmen, me han hecho especial ilusión tus palabras. Es un honor que me hayáis permitido la "entrada" en vuestra casa en forma de comentarios hacia mi persona y Mi Estrella de Mar. ¡Me ha hecho sentir como un cosquilleo... y familiaridad hacia vosotros!.

Gracias. Y más viniendo de una doctora. Ojala cada vez haya más profesionales humanos, interesados en este tipo de problemáticas, y cercanos como tú.

¡En Madrid no abundan! ¡Ni abundan, ni nada!. Y tú ahí, en Canarias, y en la pública, Qué lujo serás para muchos pacientes :)

Gracias por estar ahí. Motiva.

¡Un abrazo!,

Nuria Aguilar Sanchez dijo...

gracias por el trabajo que haces , es impresionante, me diagnosticaron sqm hace poco y me has servido de tanta ayuda, gracias gracias y mil gracias,

Anónimo dijo...

Hola, soy Maria de Ecuador, America del Sur. Escribo para agradecer infinitamente por este espacio. Tengo SQM desde hace casi dos años y me siento realmente mal en cada crisis. Aqui solo conozco a una persona que lo padece, ella se fue a la Clinica de Dallas a tratarse hace algunos años. Me conocio y me explico lo que yo tenia. Me senti tan identificada con sus palabras que no lo podia creer. Yo no tengo los recursos para tratarme en el exterior asi que en mi país la paso demasiado mal por esto. Nadie, absolutamente nadie sabe aca lo que es esto. Los doctores piensan que es producto de un desequilibrio emocional o algo asi. Y yo se que es SQM, por que no hay nada que yo no padezca de lo que se menciona en Mi Estrella de Mar; leer esta web es como leerme a mi misma cuando describen los sintomas. La situacion con mis familiares es aun peor, una ignorancia e incomprension absoluta... Fumigan, usas perfumes, productos de limpieza, mientras me pongo yo pesimo y dicen que todo esta en mi cabeza etc, etc, etc. Y creen tambien que son simples alergias que puede atender un alergologo comun y que tienen "cura" si yo pongo de mi parte y esas cosas. Por todo lo que les cuento, ya se imaginaran lo bien que me hace leer esta web a mi aca donde me encuentro, por que siento y vivo como mi salud empeora, mi unico aliado es el internet, pero sin embargo las ondas electromagneticas tambien me afectan y no puedo usarlo demasiado. Ahorita estoy en una crisis, tomando cortisona por la cantidad de insecticida que involuntariamente he tenido que respirar y que siento que me cierra la traquea. No quisiera que esta condicion sea para mi una muerte lenta, me asusta ello por la falta de apoyo y comprension de la gente que me rodea. Gracias por existir Mi estrella de Mar.

María José Moya dijo...

PARTE I/II.- Hola María, siento muchísimo tu situación. Sí, como bien dices, los parámetros en los síntomas, así como en lo que nos perjudica, etc., es una “patina común” que tenemos todos nosotros y que sobretodo para los que vivís en países con un mayor nivel de desconocimiento –si cabe-- de lo que es la SQM… al menos, dentro de la incomprensión y de la falta de recursos médicos, legales, de ayuda económico-social, etc. que en general tenemos… puede hacer sentirse reconfortados.

No dudes de las cosas que son clave, como que la SQM es una enfermedad física, y que tú no estás “loca”, te “provocas” los síntomas, ni es cuestión de “no pensar en ello”, ni es “producto” de una depresión, etc.…

En todo caso, la “hostilidad”, incomprensión, etc. de tu entorno es lo que te podría acabar provocándote, por ejemplo, con el tiempo, una depresión de forma SECUNDARIA a la SQM (pero no al revés).

Porque bastante duro es ya vivir con SQM (que como pasa con cualquier otra enfermedad crónica y limitante, puede ser difícil de aceptar --aparte del hándicap que supone ver que no se puede aliviar sólo “poniendo” de nuestra parte, sino que se necesita la “colaboración” y comprensión FUNDAMENTAL de nuestro entorno), como para encima tener que estar “luchando” y escuchando de continuo, incluso por parte de la familia como en tu caso, comentarios despectivos o llenos de incredulidad y mal talante.

Aunque tu entorno no lo sepa (o no lo “crea” –aunque conocer que una enfermedad es orgánica no es una cuestión de “fe”, así que lo que “crean” o no tus allegados no es relevante--), es por simple desconocimiento que no sepa de la SQM. Y ya no es sólo desconocimiento. En casos así, también es por falta de empatía e intuición (porque tal y como anda el mundo de contaminado, lo raro sería que al final, con el tiempo, no hubiera aparecido una enfermedad emergente provocada por todo esto, como la SQM).

En temas de “tratamientos”, de si una conocida fue y tú no has podido por temas económicos, no te “reconcomas” por ello. Además, para que no te hagas “mala sangre” por ello, decirte que de los pocos casos que conozco que han ido, se han gastado muchísimo dinero allí, y aunque puedan haber comentado haber tenido una mejoría temporal mientras estaban allí ingresados (mejoría más o menos significativa, según los casos; y más o menos objetiva/subjetiva, dado que cuando uno gasta tanto dinero tiende a perder la objetividad y desea creer que lo que hace “le sirve” incluso de forma importante)… lo cierto es que una vez han vuelto a su lugar de origen no han mantenido esa “mejoría”, y aún menos para hacer una vida “medio normal”.

Por otro lado, como no se ofrecen estadísticas de número de pacientes (ojo: identificables; no hablando de que “muchos han mejorado”) con mejoría estable (o no), etc., la verdad es que gastar un dinero en esto --que además no se tiene--, sería un poco estar jugando, en todo caso, a una ruleta rusa. Porque por desesperación, uno puede pensar que, dado que no hay estadísticas y datos concretos sobre los “tratamientos” como para que puedan ser reproducidos por otros médicos en otros sitios del mundo… ¿porqué no podría ser una misma, la afortunada?.

María José Moya dijo...

PARTE II/II.- Lo que te quiero decir con ello (y animar a que de forma activa lo veas así, y a que tomes las riendas de tu SQM, en la medida que puedas y te “deje” tu entorno”), es que, aún las duras condiciones, intentes centrarte en lo que realmente hay seguridad que te pueda mejorar tu SQM, y de lo que hay consenso médico al respecto: EVITAR LO QUE TE DAÑA Y HACER UN CONTROL AMBIENTAL EN TU CASA (o si vives con más gente, y no lo entienden, al menos adecúa tu habitación, y además haz una estrategía que sea lo más efectiva posible para entrar en el cuarto de baño –como por ejemplo, en horarios antes de que quienes vivan en el hogar vayan a “asearse”, y pedir que cierren la puerta y abran la ventana mientras entren ellos, etc.--).

En cuestión de EVITAMIENTO y de CONTROL AMBIENTAL, en MI ESTRELLA DE MAR ya habrás visto que hay información y recursos que te podrán ayudar.

Y para cualquier duda, me puedes preguntar por esta misma vía (recordad que puedo tardar en responder, dada mi propia salud y circunstancias del entono).

Médicos y algunos profesionales que puedan conocer la SQM (o al menos tener interés en ella), conozco en México y Argentina (que yo recuerde ahora), pero no en Ecuador (creo). Así que si en algún momento sabes de alguno y me pasas la información, para poder colgarlo en el directorio de profesionales, seguro que quieres tengan SQM en tu país y no lo sepan (o sí lo sepan, pero anden perdidos), les será una información valiosa. ¡Con las enfermedades que no son aún muy conocidas, sobretodo en ciertos países, los enfermos nos tenemos que convertir en “activistas” y luchar por nuestros derechos, así que tus aportaciones sobre lo que vayas averiguando en Ecuador serán muy valiosas para MI ESTRELLA DE MAR, y a través del blog, para todos, si encuentras algo, y tu salud te permite compartirla, cuando puedas.

Un abrazo (y ánimo),

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo