CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

25 julio 2012

¿QUÉ TÓXICOS CONTIENEN LA LECHE DE VACA, DE CABRA Y LA MATERNA? Investigación publicada en la Journal of Agricultural and Food Chemistry (2011)

Alimentación
EL CÓCTEL DE LA LECHE
Contiene más de 20 sustancias químicas

Aurora Ferrer
Según ha demostrado un equipo de científicos hispano-marroquí, dirigidos por el Dr. Evaristo Ballesteros de la Universidad de Jaén, un vaso de rica leche puede llegar a contener una mezcla de hasta 20 analgésicos, antibióticos y hormonas para el crecimiento.

Gracias a una prueba de alta sensibilidad en muestras de leche de cabra, vaca y leche materna, encontraron una gran cantidad de productos químicos que habitualmente son utilizados para tratar enfermedades en animales y personas.

Si bien las dosis son demasiado pequeñas como para tener un efecto sobre cualquier bebida, este estudio vuelve a demostrar y a poner de manifiesto cómo los productos químicos artificiales se encuentran actualmente inmersos en toda la cadena alimentaria.

Según el estudio, publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry, la mayor cantidad de medicamentos y compuestos químicos se ha encontrado en la leche de vaca. Los investigadores consideran, que algunas de las drogas que se administran para el crecimiento del ganado, fueron a parar a la leche a través de su alimentación o la misma contaminación de las granjas.

El equipo hispano-marroquí liderado por el Dr. Ballesteros analizó más de 20 muestras de leche de vaca adquirida en España y Marruecos, junto con otras muestras de leche de cabra y leche materna. Según el desglose publicado en la revista de divulgación, la leche de vaca contiene fármacos antiinflamatorios, ácido niflúmico, ácido mefenámico y ketoprofeno -de uso común como analgésicos tanto en personas como animales-.

También contiene la hormona 17 beta estradiol, un estrógeno. Esta hormona sexual fue detectada a tres millonésimas de gramo en cada kilogramo de leche, mientras que la dosis más alta de ácido niflúmico fue menos de una millonésima de un gramo por kilogramo de leche. En la leche materna, se encontraron restos de naxopreno, ibuprofeno y otros analgésicos, junto con triclosán, antibióticos y otras hormonas. En la leche de cabra, la mayor presencia es de ácido niflúmico.

Según asegura el Dr. Ballesteros "creemos que la nueva metodología ayudará a identificar de manera eficaz, la presencia de este tipo de contaminantes no solo en la leche, sino en otros productos". El test puede realizarse en 30 minutos y es el más sensible de su tipo.

No es el único hallazgo en la cadena alimentaria de este tipo de drogas. El año pasado, científicos de la Universidad de Portsmouth encontraron que los peces estaban contaminados con el antidepresivo Prozac. Este medicamento llega al mar mediante el alcantarillado y consigue juguetear con el cerebro de los peces, según aseguraron sus investigadores. También la cafeína tiene su aparición estelar, que se libera en nuestras aguas aún habiendo pasado el proceso de tratamiento de aguas residuales.

Por su parte, las hormonas de la píldora anticonceptiva son las responsables de la feminización de peces, lo que les lleva a peces macho a producir óvulos.

Los efectos de los antibióticos, medicamentos para la presión arterial y medicamentos reductores del colesterol en la vida silvestre, también se están estudiando en la actualidad en todo el mundo.

Fuente: Quo - Ciencia (11/07/11)

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

6 comentarios:

Charo Quesería dijo...

Lo que no hablan es de la leche ecológica, sin duda esta libre de todo estos peligros.

Narci Jimenez Gonzalez dijo...

Es normal, es lo que le dan a las vacas, analgésicos, antibioticos y hormonas para crecer y eso despues irá para la leche.

Sonia Maria Sanchis Coronado dijo...

TAMBIEN LA LECHE MATERNA ES DE LO QUE HEMOS COMIDO TODA LA VIDA. QUE MIEDO ME DA TODO ESTO PARA LA NUEVA GENERACIÓN, EL PODER ES NUESTRO PEOR ENEMIGO. YO QUE SUFRO DE LAS 4 ENFERMEDADES PIENSO SIEMPRE QUE HERENCIA LES HE DEJADO A MIS HIJOS Y SOBRE TODO AMI HIJA QUE VIVE CERCA DE MI. LO SIENTO HIJOS.

toñy dijo...

Mariajo si somos lo que comemos....para las vacas ovejas y cabras...sera igual..además mi madre desde hace años siempre dice...cuando ibamos a los super que estaba llenisimo de leche... no hay tanta vaca para tanta leche.....la leche no tiene el sabor de la de antes...nada es igual.... Un abrazo Mariajo, espero que poquito a poco te vayas mejorando...Toñy

Anónimo dijo...

Gracias

Cuando, entre los ingredientes de un producto alimenticio, uno se encuentra en la etiqueta con "leche" (a secas), supongo que se refiere a leche de vaca. Me imagino que si la leche es de otro animal (oveja, cabra, etc.), se indica este hecho.

Estaría bien saber la legislación que trata este asunto.

Si se responde aquí, se agradecería que se copiara lo escrito en http://www.botanical-online.com/foro/viewtopic.php?f=4&t=13076

Saludos

María José Moya dijo...

Hola anónimo, no hay que dar por sentado nada, y en temas alimentarios tampoco.

Un ejemplo típico es el del aceite. Que un producto tenga en su etiquetado el elemento "aceite" (sin especificar más), o "aceite vegetal", no debe hacernos presuponer que se trata de aceite de oliva, o de girasol. Ni tampoco un tipo de aceite sólo. Ni de calidad. Puede perfectamente que sea aceite de coco, de palma, o de otros. O una mezcla de varios.

No pensemos sólo en aceite de oliva por ser ciudadanos "mediterráneos". Sobretodo (pero no únicamente) con productos importados, aunque sean de la cuenca mediterránea.

Lo mismo pasa con el ingrediente que llaman "grasa vegetal"... Presuponemos que será más sano, etc., pero cuando no se especifica... hay que esperar cualqueir cosa.

Otro paradigma sinsentido es aquel por el que la ley en España permite "un tanto por ciento" de "elementos", por debajo de los cuales no hace falta "declararlos" en ingredientes. Y ahí, pueden entrar hasta metales pesados o arsenico (y lo comento como ejemplo, porque hace tiempo pedí análisis de laboratorio de un "producto alimenticio" 100% sólo de un ingrediente, pedido a tres fabricantes diferentes... y en los tres salió que había tanto metales pesados como arsénico. Y ninguno de los tres tenía, legalmente, que declararlo; por lo que lógicamente no lo hacían (y ojo, la práctica se extiende a cualquier empresa que lo fabrique, y es legal; aunque no sea ética y ayente contra la salud ciudadana, por mucho que se diga que son "dosis mínimas": lo tóxico es tóxico. No debería haber ningún porcentaje permitido).

De una cuarta muestra no pedí analítica, pero la misma empresa ya me adelantó que como mínimo el producto llevaba antiapelmazantes, y me confirmó que si no aparecía en ingredientes era porque la legislación lo permitía.

En fin, que como verás, ni hay tantos "controles" sanitarios como se nos quiere hacer creer, ni se legisla a nivel alimentario, etc. mirando por la salud a corto-medio-largo plazo de los ciudadanos, ni hay que presuponer nada... por si acaso.

Un saludo,

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo