CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

20 marzo 2011

10 ARTÍCULOS CON INFORMACIÓN MÉDICA BÁSICA SOBRE SQM para profesionales sanitarios, evaluadores y centros de salud

Cuando alguien padece una enfermedad crónica que impone unos limites siempre es complicado informar sobre ellos al entorno para que pueda hacerse una idea con la que ayudarle adecuadamente. Si además se trata de una dolencia poco conocida incluso por los profesionales de la salud, el problema aumentará porque tendrá que informarse previamente e informar a la mayoría de los profesionales sanitarios que lo atiendan.

En el caso de la sensibilidad química múltiple (SQM), el tema se complicará porque los límites que la patología impone no sólo los sufre el enfermo sino también quienes quieran acercarse a nosotros sin desestabilizar nuestra problemática salud. Es por ello que es tan importante ofrecer información clara, exacta y minuciosa: nos jugamos empeorar.

Ante esto, es frecuente que el enfermo de SQM se pregunte acerca de qué información será la más práctica e interesante de aportar a los profesionales sanitarios, centros y organismos de salud que lo atienden o podrían atenderlo en un futuro, y no sólo por beneficio suyo sino también el de los que vayan tras él buscando soporte y comprensión médica.

Hospitales, ambulatorios, teléfono 112 de urgencias, inspectores, evaluadores, mutuas... Unos podrán mostrar más comprensión y ganas de escuchar que otros, pero todos -lógicamente- tendrán poco tiempo para leer textos farragosos o extensos. Sobretodo si se trata de patologías poco conocidas de las que, de momento, no saben detectar si tienen casos en su consulta u hospital, y tampoco sienten curiosidad por ella a menos que nosotros mismos se la inculquemos de forma educada y en dosis adecuadas aportándoles información y nuestra objetiva y clara experiencia como afectados.


De la cantidad de documentos e información ofrecidos por MI ESTRELLA DE MAR en sus casi cinco años de existencia. me he permitido realizar una selección de bibliografía, información, y documentos en PDF gratuitos de reciente publicación traducidos o elaborados para MI ESTRELLA DE MAR, que creo que cumplirán estas expectativas, tanto si se lee toda, como sólo una parte según las necesidades, disposición y tiempo disponible que cada cual. Son textos concretos, de rápida lectura y basadas en fuentes de especial "oficialidad".

No hay que perder de vista como afectados, que facilitar a un profesional el fácil acceso a una información rigurosa que le dé las claves importantes sobre lo que queremos informarle nos asegurará que lo lea todo, se interese por ello, se comunique de forma más eficaz con nosotros e incluso puede que nos pida que le ampliemos la información.


Los apartados que a continuación se ofrecen dirigen los tres primeros a enlaces con documentos en PDF, el cuarto a información sobre un libro médico de reciente aparición y el quinto a datos que amplían y apoyan lo anterior.


INFORMACIÓN MÉDICA BÁSICA SOBRE
SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE (SQM)
PARA DIVULGAR ENTRE
PROFESIONALES SANITARIOS, EVALUADORES Y CENTROS DE SALUD

01.-GENERAL
¿QUÉ ES LA SQM?. TRÍPTICO
Revisión científica: Dr. Joaquim Fernández-Solà. Autora: María José Moya-Mi Estrella de Mar 2 págs.

02.-PROTOCOLOS SANITARIOS
-CONSEJOS PARA EL 112 ANTE PERSONAS CON SQM Y OTRAS DISCAPACIDADES EN SITUACIÓN DE RIESGO O CATÁSTROFES
Center for Development and Disability (EEUU). 28 págs (directrices para SQM, págs. 21-22).

-PROTOCOLO HOSPITALARIO PARA PACIENTES CON SQM Y POLÍTICA GENERAL SIN FRAGANCIAS. David Thomson Health Region. Canadá. 2008
Traducción: María José Moya-Mi Estrella de Mar. 8 págs. (protocolo 5 págs, política 3 págs.).

-PROTOCOLO SOBRE SQM PARA HOSPITALES DE AUSTRALIA DEL SUR. 2010
Primer protocolo de un sistema sanitario gubernamental. Traducción: Dr. Arturo Ortega Pérez 11 págs.

-GUÍA-PROTOCOLO PARA VER A ALGUIEN CON SQM EN SU CASA O EN EVENTOS. Asepsia, evitamiento, control ambiental
9 págs.

03.-INCAPACIDAD/MINUSVALÍA

DEFICIENCIAS FUNCIONALES EN EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA, LA FIBROMIALGIA Y LA HIPERSENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE. 2010
Artículo médico peer reviewed. The College of Family Physicians of Canada. Traducción: Dr. Arturo Ortega Pérez, autorizada para MI ESTRELLA DE MAR por The College of Family Physicians of Canada. 10 págs.

04.-BIBLIOGRAFÍA
Fernández-Solà J, Nogué S. Sensibilidad química y ambiental múltiple: sobrevivir en un entorno tóxico. Barcelona : Viena Ediciones, 2011. 314 págs.

05.-OTRA INFORMACIÓN DE INTERÉS
-SQM. PREGUNTAS FRECUENTES (FAQ)

-MASCARILLAS PARA SQM (9926, 4279, 6200+filtros 6059)

-INVESTIGACIÓN "PEER REVIEWED", 1985-2009
Compilación de las profesoras Anne C. Steinemann y Amy L. Davis de la University of Washington. Más de cien artículos. Traducción: María José Moya-Mi Estrella de Mar.


NOTA.- Esta selección es útil para otros profesionales y sitios diferentes a los comentados anteriormente, como por ejemplo abogados, trabajadores sociales o psicólogos; administraciones (locales, municipales, autonómicas, federales, estatales, europeas, panamericanas…); organismos (como asociaciones y fundaciones); personas en general, y medios que pensemos que puedan estar interesados en saber lo que es la SQM. También podemos aportarla, en una carpeta o a través del correo como soporte a nuestras explicaciones, a quienes duden de la existencia real de la patología por simple desconocimiento (por ejemplo, a una comunidad de vecinos en junta, o a nuestros familiares y amigos).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

15 marzo 2011

¿QUÉ ES LA SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE?. Tríptico (revisión científica: Dr. Fernández-Solà, autora: María José Moya-Mi Estrella de Mar)


Estimados amigos, tengo el placer de presentaros un documento divulgativo sobre sensibilidad química múltiple (SQM) realizado por MI ESTRELLA DE MAR, que cuenta con el honor de haber sido supervisado científicamente por el doctor Joaquim Fernández-Solà, médico internista, experto en SQM de la sanidad pública española, coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica del Hospital Clínic de Barcelona, miembro del Comité para el Reconocimiento de de la SQM ante el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España, coautor del libro “Sensibilidad química y ambiental múltiple. Sobrevivir en un entorno tóxico” (2011) y colaborador científico de este espacio.

La información que el texto presenta se ha centrado en intentar :
  • Ofrecer la mayor cantidad posible de contenidos clave para el conocimiento riguroso, médico y general, de la SQM, en el menor espacio posible para facilitar su difusión y rápida lectura en diferentes ámbitos.
  • Aclarar los conceptos más usuales manejados en SQM.
  • Facilitar una bibliografía básica para los interesados en ampliar conocimientos.
  • Asentar los datos con una bibliografía médica de calidad y la revisión científica de uno de los máximos expertos en SQM del país, para proporcionar al lector una seguridad extra de calidad en el abordaje del texto.
La información se presenta en un lenguaje conciso y sencillo pero riguroso, para su mejor comprensión por parte del amplio abanico de público al que va dirigida, sea este simpatizante, profesional, medio de comunicación, organismo o enfermo.

Por su parte, el formato de tríptico elegido lo hace de fácil distribución por aquellos que necesiten hacer llegar información rápida sobre SQM a cualquier persona u organización de su entorno o país (médicos de familia, especialistas, odontólogos, abogados, trabajadores sociales, enfermeras, hospitales, centros de salud, inspectores médicos, sindicatos, mutuas de trabajo, Seguridad Social, jueces, psicólogos, asociaciones de vecinos, mesas informativas, manifestaciones, centros culturales, mercadillos, amigos, familia…). Todos ellos podrán hacer uso del tríptico con completa tranquilidad.



SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE
(SQM)

Revisión científica

Dr. Joaquim Fernández-Solà
Coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica del Hospital Clínic de Barcelona, profesor de la Universidad de Barcelona, experto en SQM-SFC-FM-EHS

Autora
María José Moya Villén
Difusora de la SQM en los medios, afectada grave, autora del espacio pionero en SQM “MI ESTRELLA DE MAR”.

mi-estrella-de-mar.blogspot.com

¿QUÉ ES LA SQM?

Un síndrome ambiental crónico, limitante y orgánico, causado por exposición a los químicos sintéticos tóxicos cotidianos en que vivimos inmersos y que provoca multitud de síntomas en diferentes sistemas corporales.

¿QUÉ DESENCADENA LA SQM?-1-

La exposición a una o varias sustancias tóxicas en una dosis única alta (ej. la fumigación de nuestro puesto de trabajo), en varias dosis menores (ej. el trabajo en entornos especialmente químicos como peluquerías, empresas de pintura, de limpieza, etc.) o a una dosis baja pero continua (ej. a través de la comida, el agua, el aire, el aseo personal, la ropa, la colocación de amalgamas dentales…). El ámbito es sobretodo laboral, doméstico o un accidente casero.

¿CUÁNDO SE ENFERMA DE SQM?

Cuando el cuerpo se sensibiliza a la exposición de químicos sintéticos y a partir de entonces deja de tolerarlos y responde de forma anormal. El proceso se denomina “pérdida de tolerancia inducida por tóxicos” (TILT) -2-.

¿CÓMO SE INICIA LA SQM?

Tras la exposición al desencadenante se presenta en dos fases:
  1. De iniciación.- En que la persona suele presentar de forma brusca signos irritantes de mucosas, dermis y/o vías respiratorias -3- y a partir de entonces su reactividad se amplifica y “generaliza” a otros químicos no relacionados con los iniciales (spreading), mientras los síntomas aumentan y el olfato se sensibiliza.

    Además aparecen intolerancias medicamentosas, alimentarias, sensitivas (a olores aún naturales, sonidos, luz solar, vibraciones, cambios de temperatura…) y al alcohol, entre otros.
  2. De provocación.- Donde la exposición o ingestión de agentes provocadores, aún a dosis mínimas desencadena a partir de entonces la aparición o agravamiento del cuadro de manifestaciones que conforma la enfermedad.
¿A QUÉ ÓRGANOS AFECTA?

Sobretodo al cerebro, a nivel del sistema límbico y el córtex (sistema nervioso central). También pueden verse alterados órganos de otros sistemas como el respiratorio, cardíaco, endocrino, músculo-esquelético, gastrointestinal, dérmico, ginecológico, otorrino...

¿CÓMO ACTÚA LA SQM?

Según diversos estudios -4-, el proceso es como sigue:
  1. Acceso del químico al sistema nervioso central, vía tracto olfatorio-sistema límbico.
  2. Excitabilidad de las neuronas límbicas. Aumento de la reactividad, que a su vez refuerza la excitabilidad.
  3. Cambios en la actividad de las neuronas límbicas y de la estimulación cortical.
  4. Alteración de un amplio espectro de conductas y desregulación de funciones fisiológicas.
  5. Producción de síntomas persistentes de tipo orgánico (NO psicosomático), cognitivo y afectivo.
En conclusión, el cuerpo va llenándose de forma rápida o progresiva de una carga tóxica que, cuando rebasa el límite de tolerancia, aparece la SQM. Tras ello, el proceso se profundiza y cronifica.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTA?

Son variables en tipo y cantidad, según la persona -5-, pero siempre se ve afectado el sistema nervioso central.

AGENTES DESENCADENANTES

Son muchos, sobretodo los que tienen “olor” (fragancias).

Colonias, productos de limpieza, de aseo personal, cosmética, detergentes, suavizantes, papel impreso, agua del grifo, humo de tabaco, derivados del petróleo, telas sintéticas, material de construcción, pinturas, ambientadores, lugares no ventilados, rotuladores, óleos, disolventes, plaguicidas, elementos recién comprados (ejs. muebles, coches…), moho, antipolillas, polvo, moquetas, sprays, insecticidas…

¿QUÉ COMORBILIDADES TIENE? -6-

Son frecuentes la fibromialgia (FM), el síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica (SFC-EM) y la electrosensibilidad (ES), todos ellos síndromes de hipersensibilidad central. También el síndrome seco de mucosas y otros.

Además pueden aparecer alteraciones del ánimo secundarios a la SQM (ej. depresión reactiva) por la incertidumbre, incomprensión, aislamiento, disminución drástica de calidad de vida, cambio brusco de hábitos y sufrimiento que la afección produce como cuadro crónico, limitante y poco conocido que es.

¿QUIÉN DIAGNÓSTICA LA SQM?

Por su naturaleza, médicos internistas, neurólogos y toxicólogos, aunque dado que la Medicina no la ha englobado en una especialidad de momento, puede hacerlo cualquier profesional que conozca la enfermedad.

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA LA SQM?

El diagnóstico es clínico y se basa en los siguientes parámetros:
  • Anamnesis: interrogatorio experto y minucioso para detectar síntomas y signos, contexto químico de inicio (laboral o personal), evolución, entorno químico actual y cumplimiento de Criterios de Consenso (1999).

    Es fundamental escuchar atentamente el relato del paciente a través de la Historia Clínica dirigida.

    Herramienta de apoyo de interés: Cuestionario QESSI (Miller), con el que se cuantifican cuatro grados de afectación. Se recomienda llevar hecho a la cita.
  • Exploración física y observación de signos, si los hubiera en el momento (eritema, ronquera, trastornos del habla, de atención, tripa hinchada, fonofobia…). Serán útiles las fotos que el paciente aporte con signos identificables de su persona.
  • Pruebas complementarias (in situ o externas): a criterio del experto y de los especialistas de soporte, tanto para corroborar signos de SQM (ej. alteraciones en el sistema nervioso central) como para establecer un diagnóstico diferencial con enfermedades similares (FM, SFC, alergias…) u otras de esfera diferente de la SQM (ej. los trastornos psiquiátricos).
Criterios diagnósticos de consenso para la SQM (1999) -7-:
1. Los síntomas son reproducibles.
2. La condición es crónica.
3. Niveles bajos de exposición ocasionan manifestaciones.
4. Los síntomas mejoran o se resuelven al eliminar los incitantes.
5. La respuesta se presenta a múltiples sustancias sin relación química entre ellas.
6. Los síntomas implican múltiples sistemas orgánicos.

¿TIENE TRATAMIENTO?

No para curar, sí para mejorar. El consenso médico establece que lo más efectivo para bajar la carga tóxica corporal del afectado es evitar su reexposición a los agentes desencadenantes, aún a dosis mínimas.

Hay cuatro métodos de evitamiento del riesgo:
  1. Eliminándolo (tanto del aire -con purificadores específicos para SQM- como del entorno -sustituyendo lo convencional por ecológico sin olor, o que se tolere-).
  2. Aislándolo (en zonas herméticas).
  3. Protegiéndose de él (poniéndose una mascarilla de carbón activo cuando sea necesario, sellando puertas y ventanas con cinta de aluminio o carrocera, etc.).
  4. Alejándose del riesgo (evitando personas con fragancias, fumadoras o que beban alcohol; y ambientes cerrados -especialmente perfumerías y lugares sin ventilación, con ambientador, higienizados recientemente con productos de limpieza agresivos o recién fumigados como tiendas, bares, piscinas cubiertas, baños públicos, cines, taxis, hospitales…-).
La aplicación de los dos primeros puntos al hogar o zonas de actividad laboral se denomina “control ambiental”.

En ese control ambiental, debe tenerse en cuenta y evitar la electrosensibilidad que suele asociarse a la SQM. Se aconseja tener pocos aparatos eléctricos, desenchufarlos tras su utilización (ej. el Wi-Fi y el móvil) y eliminar la contaminación electromagnética (teléfonos inalámbricos DECT, Wi-Fi, fluorescentes...). Especialmente, el dormitorio se mantendrá libre de ondas, sobretodo cerca de la cabeza (use despertador a pilas).

Además, si las intolerancias de la SQM y las posibilidades del paciente lo permiten, deben tratarse las comorbilidades y síntomas de la SQM. Se intentará bajar la carga tóxica del paciente por medios naturales complementarios (educación ambiental, suplementos nutricionales sin excipientes ni conservantes, ejercicio físico suave, saunas desintoxicantes…).

¿QUÉ NO ES LA SQM?

NO es una alergia.- Las alergias actúan sobre el sistema inmunológico. La SQM sobre el sistema nervioso central sobretodo y multitud de otros sistemas (incluido el inmune).

NO es una sensibilización a un solo producto.- La sensibilización específica atañe sólo a uno o pocos químicos específicos. Produce un síntoma concreto (ejs. humo de tabaco-migraña; lejía o amoniaco-tos repetitiva o irritación faringea) y no interfiere de forma generalizada en la vida diaria. En la SQM se intolera una gran cantidad de químicos, es multi-sintomática y limita grave y continuamente la vida del afectado.

NO es una intoxicación.- Las intoxicaciones se reflejan en las analíticas, la SQM no.

NO es una enfermedad mental.- Es frecuente confundir los síntomas de SQM con una somatización u otras enfermedades psiquiátricas.

NO es una “enfermedad rara”.- Es una enfermedad ambiental y emergente (los datos varían según los estudios y a ello se añade la falta de profesionales que sepan reconocerla, pero se estima que el 15% de la población mostraría algún tipo de “sensibilizaciónen algún momento de su vida, y entre un 0,5 y el 1%, diversos grados de SQM).

CARÁCTERÍSTICAS DE LOS SÍNTOMAS

Según la carga tóxica del paciente en el momento, sus defensas y su hipersensibilidad concreta al agente, el inicio de síntomas podrá ser brusco, progresivo, o posterior a la exposición (en minutos, horas o días), de intensidad leve, moderada o intensa, y de resolución o mejoría breve (minutos), media (horas) o larga (días, incluso semanas).

BIBLIOGRAFÍA DE INTERÉS

Libros y artículos
-Fernández-Solà J et al (2011) Sensibilidad química y ambiental múltiple: sobrevivir en un entorno tóxico. Barcelona: Viena Ediciones.
-Fernández-Solà J, Nogué S (2007) Sensibilidad química y ambiental múltiple. En: Jano. 1662:27-30 [nota: con cuestionario QEESI resumido].
-García F, Cuscó AM (2006) Intolerancia química múltiple. En: Abriendo camino: principios básicos de fibromialgia, fatiga crónica e intolerancia química múltiple. Barcelona: Tarannà. p. 233-69.
-Ortega Pérez A (2005) Sensibilidad a múltiples compuestos: una enfermedad comúnmente inadvertida. En: Med Clin (Barc) 125:257–62.
-Prada C (2009) SQM, el riesgo tóxico diario. Madrid: Fundación Alborada.

Enlaces
-Criterios de consenso 1999 (original)
-Cuestionario QESSI (original)
-Directrices para ver a alguien con SQM (2009)
-El 112 ante la SQM (EEUU. 2010)
-Investigación “peer-reviewed” sobre SQM, 1985-2009
-Medicación y farmacología en SQM (2006)
-Plan Europeo sobre Medio Ambiente y Salud, 2004-2010
-Protocolo hospitalario para SQM (Australia. 2010)
-Protocolo hospitalario para SQM (Canadá. 2008)
-SFC y su relación con la SQM (2007)
-Test de tolerancia a materiales para SQM (2010)

Notas a pie de página
-1- Cullen definió la SQM por primera vez en 1987, como “un trastorno adquirido caracterizado por síntomas recurrentes, referibles a múltiples sistemas orgánicos, que ocurre en respuesta a la exposición demostrable a múltiples compuestos químicamente no relacionados, en dosis muy por debajo de las que se han establecido como causantes de efectos perjudiciales en la población general”. El término que eligió fue el de “Multiple Chemical Sensitivities” (MCS).

-2- Miller CS (2001) Toxicant-induced loss of tolerance. Addiction 96(1):115-37.

-3- Rinitis, faringitis, ronquera, afonía, conjuntivitis, sinusitis, tos recurrente, sensación disneica, dermatitis, eritema, prurito…

-4- Arnold P (1999) Síndrome de sensibilidades químicas múltiples y sistema límbico. En: Temas de alergia e inmunología. Buenos Aires: Asociación de Alergia, Asma e Inmunología.

-5- Disfunción cognitiva y del habla, confusión mental, cefaleas, vértigos, mareo, fatiga extrema, dolor muscular generalizado, fotofobia, fonofobia, trastornos respiratorios, irritación de vías respiratorias, ronquera, arritmias, fasciculaciones, desorientación espacial, tinnitus, tensión muscular, náuseas, sabor metálico, sueño repentino insuperable, problemas digestivos, diarrea súbita, falta de fuerzas repentina, malestar general, presión cerebral, inestabilidad motora, tos recurrente, piernas inquietas al comienzo del sueño, petequias…

-6- Lavergne MR et al. (2010) Deficiencias funcionales en el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia y la hipersensibilidad química múltiple. Can Fam Physician 56(2):e57-e65.

-7- Bartha L. et al. (1999) Multiple chemical sensitivity: a 1999 consensus. Arch. Environ. Health 54:147-49.

Fecha tríptico.- Marzo 2011 -distribución gratuita-. Autora fotografía portada.- Elvira Megías (mayo 2010). © Mi Estrella de Mar 2011. Fuentes y textos de la bibliografía en: mi-estrella-de-mar.blogspot.com

ENLACES RELACIONADOS

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

07 marzo 2011

15 PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO Y SALUD (por el profesor Rodríguez Farré, investigador del CSIC y de la UE)

Tipos de bombilla fluorescente compacta
(las popularmente denominadas "bombillas de bajo consumo")

Hace unos días mi hermana Eva me enviaba el enlace a un programa de Territorio Gallego de Onda Cero que le había recordado una conversación que habíamos mantenido el verano pasado sobre "bombillas" centrada en mi aventura por encontrar, y posteriormente hacerme con el stock de bombillas incandescentes (las de toda la vida) que aún quedaban en una de las ferreterías de mi barrio, tras su retirada del mercado. ¿El fin de mi búsqueda?: retrasar la entrada en mi casa de las llamadas popularmente “bombillas de bajo consumo” (lámparas fluorescentes compactas), tanto por mi sensibilidad a los fluorescentes en general -que desde antes de padecer sensibilidad química múltiple y electrohipersensibilidad solían producirme ya cefaleas y malestar general-, como por el contenido de estas en concreto en vapor de mercurio.

El programa de radio habla de estas bombillas precisamente, de la mano del profesor Eduard Rodríguez Farré, investigador en Fisiología y Farmacología del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y miembro del CCRSERI que ha participado en la elaboración de un informe de la Unión Europea que se dará a conocer en breve con los resultados de un estudio llevado a cabo sobre los efectos negativos de las bombillas de bajo consumo para la salud de las personas. El informe está elaborado por el Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (CCRSERI) y viene a completar a otro anterior, de 2008.

El audio -al que podéis acceder más abajo en el apartado correspondiente- habla del peligro para la salud y el Medio Ambiente que suponen las popularmente denominadas "bombillas de bajo consumo" (en puridad, lámparas fluorescentes compactas o CFL) así como el verdadero interés (económico) que hay tras el boom mediático de esta bombilla, que de forma tan rápida se ha impuesto de forma obligada en hogares y empresas con el señuelo del supuesto ahorro energético que supone, que por otro lado, según el uso que se les dé y el tipo de lámpara que se escoja -como bien dice el profesor Farré entre otras fuentes-, puede no ser tal.

Durante la entrevista se explica que las bombillas incandescentes podrían haber seguido utilizándose perfectamente, con una mayor durabilidad (que es por lo que en teoría se han retirado), simplemente eliminando de ellas la “caducidad programada” de 1.000 horas de funcionamiento que la industria les incorporaba de fábrica. Es lo que se llama “obsolescencia programada”, tema sobre el que podéis ampliar a través del magnífico documental de investigación que hace pocos meses emitió Televisión Española y que tenéis a vuestra disposición en el último apartado de este artículo.

TIPOS DE BOMBILLA Y VIDA ÚTIL DE CADA UNA
  1. BOMBILLAS INCANDESCENTES (1.000 horas): tradicionales y reflectoras (reflectantes).
  2. BOMBILLAS HALÓGENAS (3.000 horas)
  3. TUBOS FLUORESCENTES (8.000 horas)
  4. LÁMPARAS DE BAJO CONSUMO:
  • Lámparas fluorescentes compactas o CFL (7.500-8.000 horas): denominadas popularmente “de bajo consumo” aunque sólo son uno de los tipos de bombilla de bajo consumo existentes (7.500 horas). Contienen vapor de mercurio. Son de las que habla la entrevista.
  • Lámparas halógenas (1.500 horas): sin mercurio.
  • Lámparas LED (100.000 horas -6 años encendida-): sin mercurio.
15 PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS BOMBILLAS "DE BAJO CONSUMO", Y POR CONTRAPOSICIÓN DE LAS INCANDESCENTES TRADICIONALES Y LAS LED (transcripción de la entrevista al profesor Rodríguez Farré)

A continuación, os paso la transcripción de lo más interesante de la entrevista, que me he permitido presentar en formato de preguntas y respuestas para que su lectura resulte más fácil y rápida.

01.-¿QUÉ SUSTANCIA TÓXICA CONTIENEN LAS LLAMADAS “BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO” Y EN QUÉ CANTIDAD?
Eduard Rodríguez Farré (EFR).- Cada bombilla contiene “cinco miligramos de vapor de mercurio”.

02.-¿NO SE HABÍA PROHIBIDO LA VENTA DE APARATOS QUE CONTUVIERAN MERCURIO EN ARAS DE LA SALUD?
ERF.- “Desde el punto de vista de la salud, se han ido retirando todos los dispositivos con mercurio que existían, como los termómetros clínicos. La paradoja es que se están retirando estos productos con un mercurio que está en forma metálica -que tiene una cierta toxicidad, pero no mucha porque prácticamente no se absorbe, si no nos lo tragamos- y en cambio se están diseminando toneladas de mercurio, en centenares de millones de bombillas, que tienen una cantidad de vapor de mercurio que si se rompe la bombilla y la inhalamos superan las cantidades máximas admisibles que se consideran con los criterios sanitarios”.

03.-¿LAS "BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO" CAUSAN IMPACTO AMBIENTAL?
ERF.- “La segunda parte es el impacto ambiental y la gestión de estas bombillas como residuo tóxico. O sea, estas bombillas no se pueden eliminar cuando se fundan –sobretodo cuando se rompen- de la misma forma que una bombilla normal, de las incandescentes clásicas”.

04.-¿CÓMO ES SU FORMA DE INTOXICACIÓN? ¿CINCO MILIGRAMOS DE VAPOR DE MERCURIO ES MUCHO?
ERF.- “Ese vapor de mercurio va al aire, y lo inhalamos. Cinco miligramos, en vapor de mercurio, es mucho: supera las cantidades máximas admisibles”.

05.-¿DÓNDE SE TIRA ESTA BOMBILLA? ¿QUIÉN GESTIONA SU RECOGIDA?
Entrevistador (JLG).- “El tratamiento de esa bombilla una vez que se convierta en residuo, hay un sistema de recogida selectiva de bombillas que es el de Ambilamp, una asociación que gestiona esto y tiene su propio contenedor”.

06.-¿QUÉ CONSECUENCIAS PUEDE TENER ASPIRAR VAPOR DE MERCURIO?
ERF.- “Ese vapor de mercurio se acumula en el organismo, se elimina muy lentamente y puede tener efectos sobre el sistema nervioso central, especialmente en niños”.

07.-¿ADEMÁS DEL VAPOR DE MERCURIO, TIENEN ESTAS BOMBILLAS ALGÚN RIESGO AÑADIDO MÁS?
ERF.- “Aquí hay que tener en cuenta también que hay otros factores secundarios, que es la radiación ultravioleta que emiten estas lámparas, que para ciertas personas, y es lo que se está estudiando ahora -aunque sea con una frecuencia baja, pero son millones las personas expuestas-, la radiación ultravioleta puede tener efectos sobre la piel, sobre la retina… sobretodo cuando se tiene a una cierta distancia, como muchas personas –yo mismo- que la usamos en la lámpara de estudio, etc.”.

08.-¿REALMENTE AHORRAMOS (A NIVEL PERSONAL Y ESTATAL) CON LAS BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO?
ERF.- “Aquí hay la contradicción entre el bajo consumo energético –que es evidente que, en según qué usos puede ahorrar energía, no en todos, porque si se encienden y se apagan muy a menudo gastan mucho más- y el gasto sobretodo -que es el que no se ha calculado-, que implica la gestión de estos residuos a la larga. Y esto es un cálculo energético que no se ha tenido en cuenta, porque la norma la estableció la industria. Entonces, esto ha sido una imposición. ¿Por qué nos retiran las bombillas incandescentes, que son muy mejorables y que están perfectas desde hace décadas y décadas?. Aquí es la razón sanitaria frente a la razón económica”.

09.-¿POR QUÉ SE FUNDEN LAS BOMBILLAS INCANDESCENTES TAN "PRONTO"?
ERF: “Las bombillas incandescentes se programaron para que se fundan al cabo de unas 1000 horas de funcionamiento. Es la ‘obsolescencia programada’”.

10.-¿QUÉ PAÍSES HAN CAMBIADO LA BOMBILLA INCANDESCENTE CONVENCIONAL POR LA DE BAJO CONSUMO?
ERF.- “Esto se ha impuesto en todo el Planeta”.

11.-¿LAS BOMBILLAS LED SON MEJORES?
ERF.- “El LED puede ser perfecto, pero hoy por hoy emiten una radiación, sobretodo en el rojo, que puede afectar hasta cierto punto la retina en ciertas personas, pero esto es perfeccionable. Lo que pasa es que es muy caro. Pero la diseminación del LED, en uso general, tardará aún años. Y es muy caro. Y si se hace perfecto, mucho más”.

12.-¿QUÉ HAY DETRÁS DEL CAMBIO OBLIGATORIO MUNDIAL POR LEY DE SUSTITUCIÓN DE LA BOMBILLA INCANDESCENTE CLÁSICA, QUE SÓLO NECESITABA AMPLIAR SU OBSOLECENCIA, POR UNA DE MERCURIO CON EL SEÑUELO DEL "AHORRO ENERGÉTICO"?
Entrevistador (JLG).- “Las herramientas que se ponen en manos de los ciudadanos deberían estar testadas. Estoy instalado en la perplejidad. La lucha por el cambio climático, la necesidad de hacer un uso más eficiente de la energía… Todos lo hemos entendido. Los que no lo han querido entender es… por otras cuestiones que no tienen nada que ver.

Entrevistadora (Julia Otero).- “Las campañas por las bombillas de bajo consumo son mundiales. Al menos en Europa. En Alemania, fui hace año y medio y la propaganda es tremenda […] ¿Cuáles son las grandes empresas de bombillas de bajo consumo?”.

ERF.- “OSRAM es una de las principales. La matriz de esta empresa es alemana”.

Entrevistadores: “¿Hay una necesidad de colocar mercurio en desuso en el mercado? ¿Somos pobres marionetas de poderes que no se presentan a las elecciones?”.

13.-¿A QUÉ SECTOR DE POBLACIÓN AFECTARÍA MÁS?
ERF.- “Hay grupos de personas más vulnerables que la media a ciertos productos, entre ellos el mercurio o a la radiación ultravioleta. Son los grupos de población vulnerables, que es uno de los aspectos que más nos preocupa”.

14.-¿QUÉ TIPO DE BOMBILLA PUEDE SER VIABLE DE LAS ACTUALMENTE EN EL MERCADO Y CUÁL NO?
ERF.- “La bombilla de bajo consumo creemos que NO es perfeccionable, desde el punto de vista del Comité. Lo que creemos que es perfeccionable es el LED. Nosotros lo único que vamos a hacer es decir cuáles son los problemas, pero quien tiene esto en sus manos, la gestión de estas cuestiones, son los Departamentos de Industria”.

Entrevistadora (JO).- “Ustedes hacen el diagnóstico, pero a partir de ahora (…). Yo se lo agradezco mucho, como consumidora y como ciudadana, está bien que tengamos un grupo de científicos y expertos -al margen de presiones y poderes públicos y poderes políticos o empresariales o económicos- que digan la verdad”.

15.-¿CÓMO ES QUE NO SE HA INVESTIGADO SOBRE LA BOMBILLA DE BAJO CONSUMO ANTES DE SU SALIDA AL MERCADO?
ERF.- “A mí me pasó exactamente también lo mismo [que al resto de la población]. Hasta que no se nos planteó el problema sobre cuáles eran los riesgos para la salud, desconocía que tenían mercurio estas bombillas. Y eso que trabajo con los efectos del metilmercurio desde hace quince años. No sabía que estaba presente en las radiaciones ultravioleta. Al ver los informes técnicos de qué había aquí y qué radiación estaban emitiendo, fue cuando empezó la preocupación de que había que estudiar los efectos sanitarios”.

DATOS Y AUDIO DEL PROGRAMA
PROGRAMA: Territorio Gallego.
RADIO: Onda Cero
DÍA: 2 marzo 2011
ENTREVISTADO: Profesor Eduard Rodríguez Farré.
ENTREVISTADORES: José Luis Gallego, Julia Otero.
AUDIO DE LA ENTREVISTA: pinchar aquí.
ENTRADA DEL BLOG DEL PROGRAMA SOBRE ESTE TEMA: ¿Luz tóxica? [nota: la sinopsis del informe de evaluación anterior del CCRSERI, de 2008, “Lámparas de bajo consumo y salud” -“Light sensitivity”-, puede consultarse online en PDF pinchando aquí -8 páginas-).

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
-COMPRAR, TIRAR, COMPRAR (video-documental. 52:17. RTVE. 4 enero 2011).
Sinopsis: Documental sobre la obsolescencia programada o caducidad programada, motor de la economía moderna desde los años 20 en que se empezó a fabricar de este modo. Se hace un recorrido por la historia de esta práctica empresarial que consiste en la reducción deliberada de la vida de un producto con el fin de incrementar su consumo. Más allá de la denuncia, el documental además trata de dar visibilidad a emprendedores que ponen en práctica nuevos modelos de negocio y escuchar las alternativas propuestas. Directora: Cosima Dannoritzer. Coproducción: Arte France, Televisión Española. Televisió de Catalunya [video altamente recomendable].

-AMBILAMP (Asociación para el Reciclaje de Lámparas)
Puntos de reciclaje (mapa de puntos y teléfono gratuito: 900 231 232).

-RECOMENDACIONES SOBRE RECICLADO DE BOMBILLAS Y QUÉ HACER SI SE ROMPEN (Comisión Europea)

-PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE METILMERCURIO
Información ofrecida por la Food and Drug Administration del Departament of Health & Human Services de los Estados Unidos.

-PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE RECOGIDA DE RESIDUOS Y RECICLAJE
Recopilación divulgativa (Consumer Eroski). Contenido: ¿Se puede volver a reciclar el tereftalato de polietileno? - ¿Con qué colores se identifican los diferentes tipos de residuos sólidos? - ¿No es cierto que, aunque tire todos mis residuos en la misma bolsa, luego se pueden separar en las plantas de separación? - ¿Puedo tirar las pilas a la basura? - Me han dicho que las centrales de recogida neumática son una fuente de ruido y contaminación ¿Es cierto? - ¿Qué tipo de cartones y papeles puedo echar al contenedor? - ¿Puedo echar al contenedor de vidrio los cristales rotos? - ¿Por qué se hace la recogida de basuras por la noche? - ¿Por qué se ponen los contenedores tan separados y a veces no hay de todas clases en todos los lugares? - ¿Qué ocurre si no tengo en casa espacio suficiente para hacer la separación de basuras? - ¿Qué tengo que echar en el contenedor amarillo? ; ¿Por qué hay personas que no hacen la separación y echan todo junto? - ¿Qué se hace con los contenedores de vidrio (botellas)? - ¿Las bombillas se pueden echar al contenedor de vidrio? - ¿A qué hora debo echar la basura en los contenedores? - ¿Por qué los contenedores son diferentes en cada provincia o comunidad autónoma? - ¿Las basuras que se echan a las papeleras, se reciclan? - ¿Por qué hay camiones de recogida de basuras con dos bocas de carga? - ¿Qué puedo hacer cuando quiero tirar un mueble o un electrodoméstico que no cabe en los contenedores? [nota.- En el enlace puede encontrarse respuesta a otro tipo de preguntas sobre reciclaje –sobre la basura en general y sobre su tratamiento-, pinchando en cualquier punto de la derecha de la página].

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

05 marzo 2011

QUÉ ORDENADOR COMPRAR teniendo sensibilidad química múltiple (línea verde, soluciones intermedias, no-aptos) y pautas a seguir tras su llegada a casa

Para alguien con sensibilidad química múltiple es realmente complicado comprar algo, tanto porque en general no puede trasladarse a las tiendas para ver y comparar entre varias marcas y modelos, como porque no puede elegir libremente un modelo en función de su precio, prestaciones o estética, sino sólo porque sea inocuo a la salud, dada la característica que tienen los SQMs de actuar como "perros-guía" en cuanto a detección de tóxicos allá donde nos encontremos.

El verano pasado mi portátil empezó a dar muestras de que estaba dejando de funcionar y tuve que empezar a buscar otro con el hándicap de que fuera apto a mi sensibilidad química múltiple, o al menos que perjudicara lo menos posible a mi salud mientras oliera “a nuevo”.

Este olor es indicativo de la presencia de PVC, retardantes de llama bromados y otros elementos tóxicos que a las personas con SQM nos afecta especialmente y que suelen llevar, entre otros productos, los electrónicos. Esto es lo que les da ese característico “olor” que eufemísticamente las empresas dejan que nosotros los consumidores denominemos de forma inocente con el término de "olor a nuevo", que es la prueba sensitiva de la continua y fuerte expulsión de elementos volátiles al ambiente de estos productos, sobretodo los nuevos.

Los problemas de salud que producen pueden aparecer, o desde el primer momento del desembalaje del producto y tener una durabilidad indefinida que obligue a devolverlo, o "sólo" durante las primeras semanas -seguramente meses- hasta que deje finalmente de “oler” a nuevo (o sea, hasta que no se detecte desprendimiento de sustancias químicas del electrodoméstico al ambiente).

Intentaré exponer en esta entrada lo que recopilé entonces, centrado en los datos que son de interés para alguien con SQM (evitar los materiales tóxicos). Estas pautas también servirán para quienes deseen comprar con unos criterios de salud y calidad, combinados incluso con un precio ajustado (algo también fundamental).

Ante todo, para quienes no estén familiarizados con temas informáticos, reseñar que el mercado de los ordenadores, grosso modo se divide en dos sistemas operativos(*). Cada uno de ellos creado por una de estas empresas:
  • MICROSOFT: cuyo sistema operativo es Windows, el utilizado mayoritariamente por la población. A los ordenadores que lo tienen se les llama PCs, que son creados por empresas que no son de Microsoft (por ej. HP, Toshiba, Packard Bell, Acer, Samsung, Dell, Sony, LG...).

  • APPLE: su sistema operativo es Macintosh (Mac OS), que es el habitualmente utilizado por profesionales gráficos, de edición y músicos, dada su potente interfaz gráfica. Este sistema operativo es exclusivo para ordenadores que también creados por Apple. Tanto a estos ordenadores como a su sistema operativo, se les llama familiarmente Mac.

    NOTA.- Actualmente, aunque esta división sigue siendo existiendo, su línea se ha difuminado: unos y otros ordenadores permiten sistemas operativos diferentes a los que clásicamente aceptados (por ej. Linux –gratuito y de gran aceptación en redes alternativas- o Windows –en el caso de los Mac-). Por otro lado, los sistemas operativos de Microsoft y Apple pueden incluirse ya en otros ordenadores fuera de los consideramos como “suyos"). Por añadidura, este año 2011 está previsto que Google lance su propio sistema operativo, el llamado Chrome OS.
* Sistema Operativo (SO): software fundamental de una computadora cuya función es proveer conexión (interfaz) entre software (los programas del ordenador), hardware (sus dispositivos) y el usuario.

¿PORTÁTIL U ORDENADOR DE SOBREMESA?
Obviamente, a mayor tamaño del aparato –dentro de las mismas características-, más posibilidad de una mayor cantidad de componentes y sustancias químicas tóxicas. Sobretodo si hablamos de las computadoras de sobremesa antiguas de pantallas con fondo (monitores CRT), que aún hoy, subsisten en organismos y empresas. Es por ello que, cuando en su día le pedí consejo al informático de mi antigua empresa, me aconsejó elegir un portátil, aparte de por su mayor manejabilidad para moverlo por casa.

[1] LA LÍNEA MÁS ECOLÓGICA: LOS MACBOOK PRO, DE APPLE

Los MacBook Pro, de Apple son los ordenadores que parecen ser más aptos para SQM, por su mayor acercamiento respecto a otros al concepto real de “ordenador verde”
(no como marketing ficticio, sino de modo real).

En este sentido, el que el fabricante (Apple) dé en su página web tantos detalles y tan concretos sobre la composición de sus materiales, y otra información encaminada en el mismo sentido, nos indica de este empeño. Por contra, están aquellos que se anuncian dentro de un estudiado marketing de difusión empresarial como “ordenadores ecológicos” con slogans incluso sensacionalistas del tipo “ordenador de bambú”, etc., o con reclamos que dan lugar a error al confundir de forma intencionada los términos “ecológico”, “reciclado” y de “ahorro energético”, para además finalmente no especificar más al respecto sobre el tipo de materiales que contiene.

Desde luego, la información que Apple ofrece sobre su línea verde de portátiles “MacBook Pro” es para leerla con interés. Os paso un breve listado que he confeccionado con sus características para que os hagáis una idea:

MATERIALES:
  1. PANTALLA.- Sistema de retroiluminación sin mercurio, sino por LED. Vidrio sin arsénico.

  2. COMPONENTES.- Sin plomo. Y sin retardantes de llama bromados (BFR), ni PVC (policloruro de vinilo) en muchos de ellos (placas base, circuitos impresos, cables internos y externos, conectores, aislantes, soportes de micrófono, adhesivos y otras piezas. Nota: el cable de corriente alterna sin PVC está disponible en Canadá, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Islas Vírgenes de EEUU, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y Venezuela).

  3. CARCASA.- De aluminio (una única pieza de aluminio sólido reciclable que sustituye a docenas de piezas) y de cristal reciclable en su mayor parte.

  4. EMBALAJE reducido.

  5. BATERÍA.- De mayor duración.
    [Las baterías extraíbles de la mayoría de portátiles se diseñan para ser sustituidas cada uno o dos años, lo que genera un altísimo número de baterías que desechadas. En cambio, la batería del nuevo MacBook Pro dura hasta cinco años o 1.000 recargas, por lo que utiliza una batería en el periodo que un portátil normal necesitaría tres].

  6. EFICIENCIA ENERGÉTICA.- De conformidad con la norma ENERGY STAR, versión 5.0.

  7. MEDIOAMBIENTE.- Certificación Gold de la EPEAT, que evalúa el impacto medioambiental de un producto en función de sus posibilidades de reciclaje, consumo energético, diseño y fabricación.
+info: Apple-MacBook Pro. Información medioambiental (componentes, elementos de eficiencia energética, reciclado del producto. Además: videos informativos -diferencias entre un Mac y un PC, primeros pasos con un Mac...- y enlaces varios de interés -respuesta a preguntas frecuentes, etc.-).

PRECIOS:

-13 pulgadas: desde 1149 € (navidades 2010: 1118 €)
-15 pulgadas: desde 1749 € navidades 2010: 1728 €)
-17 pulgadas: desde 2499 € (navidades 2010: 2237 €)

Fuente: Apple-MacBook Pro (fecha consulta: 3-03-2011).

PROS Y CONTRAS:
  1. PROS:
    -MATERIALES.- Ya analizados antes.

    -FACILIDAD PARA CAMBIAR DE PC A MAC Y SEGUIR CON WINDOWS.- Todos los documentos de nuestro viejo ordenador en Windows –words, pps, etc.-, así como sus programas, podríamos seguir utilizándolos al cambiar a Mac porque estos tienen un disco duro partido que puede utilizarse en “modo Windows” o como Mac, según nuestras necesidades (Fuente: http://www.apple.com/es/findouthow/mac/#windowsmac).

  2. CONTRAS:
    -MANEJO.- Habría que tener cierto tiempo y energía para hacerse con el nuevo sistema, aunque pueda ser similar al de Windows (no en vano suele decirse que Windows es una copia de Mac).

    -TAMAÑO PORTÁTIL.- Dado que con SQM se tienen problemas específicos de salud que hay que sortear para poder estar delante de la pantalla de un ordenador (fatiga crónica, problemas visuales transitorios, mareos, etc.), hay que intentar que las dimensiones de la pantalla facilite lo más posible la lectura de sus contenidos sin que sea esta una fuente extra de agotamiento y malestar. Diecisiete pulgadas mínimo sería lo más prudente.

    -PRECIO.- Muy caros. Los de 17 pulgadas sobretodo, son prohibitivos.

    -RECAMBIOS.- Al ser un producto caro, es fácil imaginar que sus piezas de recambio y el precio de sus arreglos también lo sean (habría que informarse previamente a la compra, de estar interesados en ello).
[2] UNA “SOLUCIÓN” INTERMEDIA: CHASIS DE ALUMINIO, COMO MÍNIMO
Tras valorar la opción anterior se puede pensar en una solución intermedia para personas con SQM (por tanto obligadas a elegir un ordenador en función de si “reaccionan” o no a él), que NO puedan permitirse comprar un producto electrónico excesivamente caro y que además tendrán que renovar cada X años, con el consiguiente gasto que esto genere cada cierto tiempo.

El objetivo de esa “solución intermedia” sería encontrar un portátil con cuyos componentes NO se reaccione, o de hacerlo sea de forma lo más mínima posible y sobretodo temporal (los primeros días, semanas o meses).

Pensemos que el producto electrónico “ecológico”, o al que no reaccione ningún SQM (al menos tras los primeros días de su llegada a su casa), a día de hoy no existe
. Por tanto, de lo que se trata es de encontrar pautas generales con las que poder escoger con mayor seguridad -de entre lo ofrecido por el mercado-, lo mejor para nuestra salud.

Dentro de estos parámetros debemos observar que ofrezca unas características que garanticen el mínimo “olor a nuevo”, su eliminación en un tiempo razonable y nuestra protección efectiva mientras el olor subsista (como sabemos, hay sustancias ante las que las personas con SQM no nos funciona ningún tipo de protección).

Una vez dicho esto, la solución intermedia sería un portátil (para moverlo con facilidad), con carcasa de aluminio sin colorear ni barnices, de 17 pulgadas de pantalla, con la mayor cantidad de materiales inocuos posible… y al mejor precio posible, claro.

CARACTERÍSTICAS DE UNA CARCASA APTA:
El ordenador debe tener COMO MÍNIMO una CARCASA (chasis) DE ALUMINIO cepillado, sin color (sólo el plateado del metal en sí), y sin dibujos pintados encima, barnices o pátinas de ninguna clase (por “carcasa” se entiende la parte externa del ordenador que rodea al teclado y la pantalla).

Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de buscar un portátil porque, aparte de los posibles componentes más o menos tóxicos del resto del aparato, actualmente las empresas están imponiendo la presencia de ordenadores con chasis de material plástico, sobretodo en portátiles de 17 pulgadas (de menor tamaño sí hay más, por ejemplo en 13 pulgadas -los llamados “notebooks”-).

Sabremos que se trata de una carcasa de aluminio porque al ser un plus de calidad para el producto, las misma marcas y tiendas informáticas online lo suelen nombrar explícitamente como “característica técnica” de los ordenadores que lo tengan.

OTROS PARÁMETROS: TAMAÑO DE PANTALLA, PRECIO... Y LA MAYOR CANTIDAD DE COMPONENTES INOCUOS
Teniendo como idea de selección básica el buscar portátiles con carcasa de aluminio y pantalla de 17 pulgadas, habremos descartado con ello, sin saberlo, a la mayoría de aparatos actualmente en venta. Si a ello aplicamos, como segunda selección, que el precio no exceda de 800 €, el número de computadoras donde elegir será aún más reducido si cabe.

A ello habrá que añadir una selección basada en evitar al máximo el “olor a nuevo” del que hablábamos al comienzo de esta entrada. Esto, como comentábamos antes, proviene de las sustancias químicas tóxicas que despiden sus componentes. Para orientarnos al respecto hay tres fuentes, que sin ser la panacea, pueden servir de referencia y complemento a nuestra intuición y experiencia como personas con SQM:
  • EL “RANKING VERDE DE EMPRESAS ELECTRÓNICAS" DE GREENPEACE: cuyos últimos informes (de octubre de 2010 -pinchando aquí-, y de mayo del mismo año -aquí-) será bueno consultar de forma conjunta para conocer las empresas con tendencia ascendente en sus criterios anti-tóxicos y medioambientales (como por ejemplo HP) y desde el punto de vista químico (el ranking se otorga en base a una serie de parámetros que no son exclusivamente el de la inocuidad química sino también el medioambiental, el de reciclado, etc., pero como hace un análisis minucioso de cada parámetro para cada empresa, puede estudiarse cada una de ellas por los criterios que más nos interesen).

  • LAS TIENDAS DE ORDENADORES: pueden informarnos a través de su personal, su página de contacto y las fichas técnicas de sus webs (el personal de contacto no siempre está enterado, pero algunas tiendas online facilitan fotos del producto desde diferentes ángulos y alguna información indirecta respecto a sus materiales, que podrá sernos útil para orientarnos, por ejemplo en cuanto el tipo de luz, si la carcasa es de aluminio/“metal”, etc. etc.).

  • LAS MARCAS INFORMÁTICAS: Dell, Hewlett-Packard, etc., tienen correos electrónicos, teléfonos y formularios de contacto en sus webs a través de los cuales podemos solicitar una ampliación de datos de los productos concretos que nos interese (este contacto será, además, una buena oportunidad para comprobar el grado de transparencia de la empresa en este tema, con sus potenciales consumidores).
PROS Y CONTRAS:
  1. PROS (EL PRECIO).- No merece la pena la elección de un producto con grandes prestaciones que lo encarezcan demasiado porque los ordenadores suelen estropearse a los 3-4 años de su compra de forma irreversible. A menos que lo necesitemos para un alto rendimiento profesional, será suficiente con que tenga unas prestaciones interesantes pero simples que lo hagan durar de forma holgada y honrosa durante su conocida vida útil.

  2. CONTRAS (MATERIALES).- Aunque la carcasa sea de aluminio, no lo es el teclado, el marco que rodea la pantalla, ni la parte baja del portátil, todo ello de plástico. Sin embargo, como al ser plástico duro -por contra de los “ordenadores de plástico”- su volatilización de componentes al aire es menor.

    Por otra parte, habrá que estar atento a los materiales internos del portátil, que serán más o menos aptos, según la política medioambiental de la marca.

    Todo ello hará necesario que se tenga que elaborar una estrategia de aislamiento del ordenador o de protección nuestra cuando trabajemos con él, durante unos días o semanas o meses tras su recepción, hasta lograr airearlo de forma satisfactoria de sus diversos “olores “a nuevo”, el del embalaje y el de las guías en papel que vienen con él en la caja.
Un ejemplo a valorar sobre este tipo de ordenadores (una vez analizada su ficha técnica en una de las tiendas online que lo vende, su foto, la posición en el ranking de Greenpeace de la empresa comercializadora -y el por qué de este status-, así como su precio) podría ser el portátil HP Pavilion dv7-4085es de 17 pulgadas y 733 € IVA incluido (a fecha 4/03/2011) que podéis ver en la foto que encabeza este apartado.

[3] OTRA OPCIÓN A VALORAR: MÁS VALE LO CONOCIDO...
Comprar un portátil de la misma marca y modelo que el nuestro actual (al que ya sabemos que no reaccionaremos), pero en su versión actualizada. Esto, siempre y cuando nos cercioremos de que sigue manteniendo los mismos materiales y que cuando nos lleguen nuevos no nos darán reacción, o al menos esta será mínima, no-invalidante y temporal.

En todo caso, recordemos que dentro de la misma marca podrá haber productos aptos y no aptos. Hay que tener cuidado.

Optando por esta posibilidad no tendríamos el plus añadido de esfuerzo de hacernos con el manejo de un nuevo ordenador. Tan sólo el trabajo del trasvase de todos nuestros documentos y programas a un nuevo ordenador.

[4] ORDENADORES NO-APTOS: LAS CARCASAS DE PLÁSTICO
Las carcasas de plástico no son duras sino como “de juguete”, huelen mucho (aún sin encender el portátil) y además es un olor permanente en el tiempo aún aireándolas.


Además, para abundar más en los elementos tóxicos que deben contener, suelen ir coloreadas (en negro, plateado, rojo, etc.), pintadas encima (con figuras geométricas, flores o cualquier otra cosa), y finalmente cubiertas con una especie de pátina o barniz brillante.

Se supone que todo ello para hacer el ordenador “atrayente” de cara al futuro comprador
sin gastar en lo realmente importante en lo que se debería invertir: la realización de un producto de calidad y sin químicos tóxicos para proteger nuestra salud.

Estos ordenadores de “la señorita Pepis” son verdaderas bombas de relojería para la salud en general, por lo que desde aquí no los recomendamos. Aún menos para alguien con sensibilidad química múltiple (un dato curioso: si os fijáis en los portátiles que aparecen en los medios de comunicación como los telediarios, etc., prácticamente todas las carcasas son metálicas e incluso sin colorear. Por algo será…).

[5] CINCO PAUTAS DE SALUD BÁSICAS ANTE UN ORDENADOR NUEVO EN CASA
  1. Airear el portátil, primero apagado y después encendido. También los complementos que vayan con él en la caja (cables, guías de lectura en papel, etc.). Las posibilidades pueden ser varias según nos venga mejor: sacarlo a la terraza o el jardín, meterlo en una habitación cerrada junto al purificador de aire encendido, dejárselo a un familiar o amigo para que le haga el "kilometraje" hasta que sea apto para vosotros...

  2. Apagar el wifi para evitar que lleguen las distintas señales del entorno, directas a nuestro ordenador. Conectar con Ethernet para acceder a Internet por cable.

  3. Bajar la luz de la pantalla hasta un límite con el que toleremos trabajar sin cansar nuestra vista o en caso de padecerla, de exacerbar nuestra fotofobia.

  4. Retirar las etiquetas que vengan pegadas junto al teclado (algunas son de despegado fácil, otras pueden quitarse con ayuda de unas pinzas. El pegamento se puede eliminar con aceite de oliva, aplicado en círculos).

  5. Trabajar al principio (días o semanas) con mascarilla y guantes de algodón, como medida de protección hasta que el olor o los componentes tóxicos se vayan disipando (de no disponer de guantes, cubrir el teclado con un molde plástico de los que se venden para cajas registradoras).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo