CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

05 marzo 2011

QUÉ ORDENADOR COMPRAR teniendo sensibilidad química múltiple (línea verde, soluciones intermedias, no-aptos) y pautas a seguir tras su llegada a casa

Para alguien con sensibilidad química múltiple es realmente complicado comprar algo, tanto porque en general no puede trasladarse a las tiendas para ver y comparar entre varias marcas y modelos, como porque no puede elegir libremente un modelo en función de su precio, prestaciones o estética, sino sólo porque sea inocuo a la salud, dada la característica que tienen los SQMs de actuar como "perros-guía" en cuanto a detección de tóxicos allá donde nos encontremos.

El verano pasado mi portátil empezó a dar muestras de que estaba dejando de funcionar y tuve que empezar a buscar otro con el hándicap de que fuera apto a mi sensibilidad química múltiple, o al menos que perjudicara lo menos posible a mi salud mientras oliera “a nuevo”.

Este olor es indicativo de la presencia de PVC, retardantes de llama bromados y otros elementos tóxicos que a las personas con SQM nos afecta especialmente y que suelen llevar, entre otros productos, los electrónicos. Esto es lo que les da ese característico “olor” que eufemísticamente las empresas dejan que nosotros los consumidores denominemos de forma inocente con el término de "olor a nuevo", que es la prueba sensitiva de la continua y fuerte expulsión de elementos volátiles al ambiente de estos productos, sobretodo los nuevos.

Los problemas de salud que producen pueden aparecer, o desde el primer momento del desembalaje del producto y tener una durabilidad indefinida que obligue a devolverlo, o "sólo" durante las primeras semanas -seguramente meses- hasta que deje finalmente de “oler” a nuevo (o sea, hasta que no se detecte desprendimiento de sustancias químicas del electrodoméstico al ambiente).

Intentaré exponer en esta entrada lo que recopilé entonces, centrado en los datos que son de interés para alguien con SQM (evitar los materiales tóxicos). Estas pautas también servirán para quienes deseen comprar con unos criterios de salud y calidad, combinados incluso con un precio ajustado (algo también fundamental).

Ante todo, para quienes no estén familiarizados con temas informáticos, reseñar que el mercado de los ordenadores, grosso modo se divide en dos sistemas operativos(*). Cada uno de ellos creado por una de estas empresas:
  • MICROSOFT: cuyo sistema operativo es Windows, el utilizado mayoritariamente por la población. A los ordenadores que lo tienen se les llama PCs, que son creados por empresas que no son de Microsoft (por ej. HP, Toshiba, Packard Bell, Acer, Samsung, Dell, Sony, LG...).

  • APPLE: su sistema operativo es Macintosh (Mac OS), que es el habitualmente utilizado por profesionales gráficos, de edición y músicos, dada su potente interfaz gráfica. Este sistema operativo es exclusivo para ordenadores que también creados por Apple. Tanto a estos ordenadores como a su sistema operativo, se les llama familiarmente Mac.

    NOTA.- Actualmente, aunque esta división sigue siendo existiendo, su línea se ha difuminado: unos y otros ordenadores permiten sistemas operativos diferentes a los que clásicamente aceptados (por ej. Linux –gratuito y de gran aceptación en redes alternativas- o Windows –en el caso de los Mac-). Por otro lado, los sistemas operativos de Microsoft y Apple pueden incluirse ya en otros ordenadores fuera de los consideramos como “suyos"). Por añadidura, este año 2011 está previsto que Google lance su propio sistema operativo, el llamado Chrome OS.
* Sistema Operativo (SO): software fundamental de una computadora cuya función es proveer conexión (interfaz) entre software (los programas del ordenador), hardware (sus dispositivos) y el usuario.

¿PORTÁTIL U ORDENADOR DE SOBREMESA?
Obviamente, a mayor tamaño del aparato –dentro de las mismas características-, más posibilidad de una mayor cantidad de componentes y sustancias químicas tóxicas. Sobretodo si hablamos de las computadoras de sobremesa antiguas de pantallas con fondo (monitores CRT), que aún hoy, subsisten en organismos y empresas. Es por ello que, cuando en su día le pedí consejo al informático de mi antigua empresa, me aconsejó elegir un portátil, aparte de por su mayor manejabilidad para moverlo por casa.

[1] LA LÍNEA MÁS ECOLÓGICA: LOS MACBOOK PRO, DE APPLE

Los MacBook Pro, de Apple son los ordenadores que parecen ser más aptos para SQM, por su mayor acercamiento respecto a otros al concepto real de “ordenador verde”
(no como marketing ficticio, sino de modo real).

En este sentido, el que el fabricante (Apple) dé en su página web tantos detalles y tan concretos sobre la composición de sus materiales, y otra información encaminada en el mismo sentido, nos indica de este empeño. Por contra, están aquellos que se anuncian dentro de un estudiado marketing de difusión empresarial como “ordenadores ecológicos” con slogans incluso sensacionalistas del tipo “ordenador de bambú”, etc., o con reclamos que dan lugar a error al confundir de forma intencionada los términos “ecológico”, “reciclado” y de “ahorro energético”, para además finalmente no especificar más al respecto sobre el tipo de materiales que contiene.

Desde luego, la información que Apple ofrece sobre su línea verde de portátiles “MacBook Pro” es para leerla con interés. Os paso un breve listado que he confeccionado con sus características para que os hagáis una idea:

MATERIALES:
  1. PANTALLA.- Sistema de retroiluminación sin mercurio, sino por LED. Vidrio sin arsénico.

  2. COMPONENTES.- Sin plomo. Y sin retardantes de llama bromados (BFR), ni PVC (policloruro de vinilo) en muchos de ellos (placas base, circuitos impresos, cables internos y externos, conectores, aislantes, soportes de micrófono, adhesivos y otras piezas. Nota: el cable de corriente alterna sin PVC está disponible en Canadá, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Islas Vírgenes de EEUU, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y Venezuela).

  3. CARCASA.- De aluminio (una única pieza de aluminio sólido reciclable que sustituye a docenas de piezas) y de cristal reciclable en su mayor parte.

  4. EMBALAJE reducido.

  5. BATERÍA.- De mayor duración.
    [Las baterías extraíbles de la mayoría de portátiles se diseñan para ser sustituidas cada uno o dos años, lo que genera un altísimo número de baterías que desechadas. En cambio, la batería del nuevo MacBook Pro dura hasta cinco años o 1.000 recargas, por lo que utiliza una batería en el periodo que un portátil normal necesitaría tres].

  6. EFICIENCIA ENERGÉTICA.- De conformidad con la norma ENERGY STAR, versión 5.0.

  7. MEDIOAMBIENTE.- Certificación Gold de la EPEAT, que evalúa el impacto medioambiental de un producto en función de sus posibilidades de reciclaje, consumo energético, diseño y fabricación.
+info: Apple-MacBook Pro. Información medioambiental (componentes, elementos de eficiencia energética, reciclado del producto. Además: videos informativos -diferencias entre un Mac y un PC, primeros pasos con un Mac...- y enlaces varios de interés -respuesta a preguntas frecuentes, etc.-).

PRECIOS:

-13 pulgadas: desde 1149 € (navidades 2010: 1118 €)
-15 pulgadas: desde 1749 € navidades 2010: 1728 €)
-17 pulgadas: desde 2499 € (navidades 2010: 2237 €)

Fuente: Apple-MacBook Pro (fecha consulta: 3-03-2011).

PROS Y CONTRAS:
  1. PROS:
    -MATERIALES.- Ya analizados antes.

    -FACILIDAD PARA CAMBIAR DE PC A MAC Y SEGUIR CON WINDOWS.- Todos los documentos de nuestro viejo ordenador en Windows –words, pps, etc.-, así como sus programas, podríamos seguir utilizándolos al cambiar a Mac porque estos tienen un disco duro partido que puede utilizarse en “modo Windows” o como Mac, según nuestras necesidades (Fuente: http://www.apple.com/es/findouthow/mac/#windowsmac).

  2. CONTRAS:
    -MANEJO.- Habría que tener cierto tiempo y energía para hacerse con el nuevo sistema, aunque pueda ser similar al de Windows (no en vano suele decirse que Windows es una copia de Mac).

    -TAMAÑO PORTÁTIL.- Dado que con SQM se tienen problemas específicos de salud que hay que sortear para poder estar delante de la pantalla de un ordenador (fatiga crónica, problemas visuales transitorios, mareos, etc.), hay que intentar que las dimensiones de la pantalla facilite lo más posible la lectura de sus contenidos sin que sea esta una fuente extra de agotamiento y malestar. Diecisiete pulgadas mínimo sería lo más prudente.

    -PRECIO.- Muy caros. Los de 17 pulgadas sobretodo, son prohibitivos.

    -RECAMBIOS.- Al ser un producto caro, es fácil imaginar que sus piezas de recambio y el precio de sus arreglos también lo sean (habría que informarse previamente a la compra, de estar interesados en ello).
[2] UNA “SOLUCIÓN” INTERMEDIA: CHASIS DE ALUMINIO, COMO MÍNIMO
Tras valorar la opción anterior se puede pensar en una solución intermedia para personas con SQM (por tanto obligadas a elegir un ordenador en función de si “reaccionan” o no a él), que NO puedan permitirse comprar un producto electrónico excesivamente caro y que además tendrán que renovar cada X años, con el consiguiente gasto que esto genere cada cierto tiempo.

El objetivo de esa “solución intermedia” sería encontrar un portátil con cuyos componentes NO se reaccione, o de hacerlo sea de forma lo más mínima posible y sobretodo temporal (los primeros días, semanas o meses).

Pensemos que el producto electrónico “ecológico”, o al que no reaccione ningún SQM (al menos tras los primeros días de su llegada a su casa), a día de hoy no existe
. Por tanto, de lo que se trata es de encontrar pautas generales con las que poder escoger con mayor seguridad -de entre lo ofrecido por el mercado-, lo mejor para nuestra salud.

Dentro de estos parámetros debemos observar que ofrezca unas características que garanticen el mínimo “olor a nuevo”, su eliminación en un tiempo razonable y nuestra protección efectiva mientras el olor subsista (como sabemos, hay sustancias ante las que las personas con SQM no nos funciona ningún tipo de protección).

Una vez dicho esto, la solución intermedia sería un portátil (para moverlo con facilidad), con carcasa de aluminio sin colorear ni barnices, de 17 pulgadas de pantalla, con la mayor cantidad de materiales inocuos posible… y al mejor precio posible, claro.

CARACTERÍSTICAS DE UNA CARCASA APTA:
El ordenador debe tener COMO MÍNIMO una CARCASA (chasis) DE ALUMINIO cepillado, sin color (sólo el plateado del metal en sí), y sin dibujos pintados encima, barnices o pátinas de ninguna clase (por “carcasa” se entiende la parte externa del ordenador que rodea al teclado y la pantalla).

Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de buscar un portátil porque, aparte de los posibles componentes más o menos tóxicos del resto del aparato, actualmente las empresas están imponiendo la presencia de ordenadores con chasis de material plástico, sobretodo en portátiles de 17 pulgadas (de menor tamaño sí hay más, por ejemplo en 13 pulgadas -los llamados “notebooks”-).

Sabremos que se trata de una carcasa de aluminio porque al ser un plus de calidad para el producto, las misma marcas y tiendas informáticas online lo suelen nombrar explícitamente como “característica técnica” de los ordenadores que lo tengan.

OTROS PARÁMETROS: TAMAÑO DE PANTALLA, PRECIO... Y LA MAYOR CANTIDAD DE COMPONENTES INOCUOS
Teniendo como idea de selección básica el buscar portátiles con carcasa de aluminio y pantalla de 17 pulgadas, habremos descartado con ello, sin saberlo, a la mayoría de aparatos actualmente en venta. Si a ello aplicamos, como segunda selección, que el precio no exceda de 800 €, el número de computadoras donde elegir será aún más reducido si cabe.

A ello habrá que añadir una selección basada en evitar al máximo el “olor a nuevo” del que hablábamos al comienzo de esta entrada. Esto, como comentábamos antes, proviene de las sustancias químicas tóxicas que despiden sus componentes. Para orientarnos al respecto hay tres fuentes, que sin ser la panacea, pueden servir de referencia y complemento a nuestra intuición y experiencia como personas con SQM:
  • EL “RANKING VERDE DE EMPRESAS ELECTRÓNICAS" DE GREENPEACE: cuyos últimos informes (de octubre de 2010 -pinchando aquí-, y de mayo del mismo año -aquí-) será bueno consultar de forma conjunta para conocer las empresas con tendencia ascendente en sus criterios anti-tóxicos y medioambientales (como por ejemplo HP) y desde el punto de vista químico (el ranking se otorga en base a una serie de parámetros que no son exclusivamente el de la inocuidad química sino también el medioambiental, el de reciclado, etc., pero como hace un análisis minucioso de cada parámetro para cada empresa, puede estudiarse cada una de ellas por los criterios que más nos interesen).

  • LAS TIENDAS DE ORDENADORES: pueden informarnos a través de su personal, su página de contacto y las fichas técnicas de sus webs (el personal de contacto no siempre está enterado, pero algunas tiendas online facilitan fotos del producto desde diferentes ángulos y alguna información indirecta respecto a sus materiales, que podrá sernos útil para orientarnos, por ejemplo en cuanto el tipo de luz, si la carcasa es de aluminio/“metal”, etc. etc.).

  • LAS MARCAS INFORMÁTICAS: Dell, Hewlett-Packard, etc., tienen correos electrónicos, teléfonos y formularios de contacto en sus webs a través de los cuales podemos solicitar una ampliación de datos de los productos concretos que nos interese (este contacto será, además, una buena oportunidad para comprobar el grado de transparencia de la empresa en este tema, con sus potenciales consumidores).
PROS Y CONTRAS:
  1. PROS (EL PRECIO).- No merece la pena la elección de un producto con grandes prestaciones que lo encarezcan demasiado porque los ordenadores suelen estropearse a los 3-4 años de su compra de forma irreversible. A menos que lo necesitemos para un alto rendimiento profesional, será suficiente con que tenga unas prestaciones interesantes pero simples que lo hagan durar de forma holgada y honrosa durante su conocida vida útil.

  2. CONTRAS (MATERIALES).- Aunque la carcasa sea de aluminio, no lo es el teclado, el marco que rodea la pantalla, ni la parte baja del portátil, todo ello de plástico. Sin embargo, como al ser plástico duro -por contra de los “ordenadores de plástico”- su volatilización de componentes al aire es menor.

    Por otra parte, habrá que estar atento a los materiales internos del portátil, que serán más o menos aptos, según la política medioambiental de la marca.

    Todo ello hará necesario que se tenga que elaborar una estrategia de aislamiento del ordenador o de protección nuestra cuando trabajemos con él, durante unos días o semanas o meses tras su recepción, hasta lograr airearlo de forma satisfactoria de sus diversos “olores “a nuevo”, el del embalaje y el de las guías en papel que vienen con él en la caja.
Un ejemplo a valorar sobre este tipo de ordenadores (una vez analizada su ficha técnica en una de las tiendas online que lo vende, su foto, la posición en el ranking de Greenpeace de la empresa comercializadora -y el por qué de este status-, así como su precio) podría ser el portátil HP Pavilion dv7-4085es de 17 pulgadas y 733 € IVA incluido (a fecha 4/03/2011) que podéis ver en la foto que encabeza este apartado.

[3] OTRA OPCIÓN A VALORAR: MÁS VALE LO CONOCIDO...
Comprar un portátil de la misma marca y modelo que el nuestro actual (al que ya sabemos que no reaccionaremos), pero en su versión actualizada. Esto, siempre y cuando nos cercioremos de que sigue manteniendo los mismos materiales y que cuando nos lleguen nuevos no nos darán reacción, o al menos esta será mínima, no-invalidante y temporal.

En todo caso, recordemos que dentro de la misma marca podrá haber productos aptos y no aptos. Hay que tener cuidado.

Optando por esta posibilidad no tendríamos el plus añadido de esfuerzo de hacernos con el manejo de un nuevo ordenador. Tan sólo el trabajo del trasvase de todos nuestros documentos y programas a un nuevo ordenador.

[4] ORDENADORES NO-APTOS: LAS CARCASAS DE PLÁSTICO
Las carcasas de plástico no son duras sino como “de juguete”, huelen mucho (aún sin encender el portátil) y además es un olor permanente en el tiempo aún aireándolas.


Además, para abundar más en los elementos tóxicos que deben contener, suelen ir coloreadas (en negro, plateado, rojo, etc.), pintadas encima (con figuras geométricas, flores o cualquier otra cosa), y finalmente cubiertas con una especie de pátina o barniz brillante.

Se supone que todo ello para hacer el ordenador “atrayente” de cara al futuro comprador
sin gastar en lo realmente importante en lo que se debería invertir: la realización de un producto de calidad y sin químicos tóxicos para proteger nuestra salud.

Estos ordenadores de “la señorita Pepis” son verdaderas bombas de relojería para la salud en general, por lo que desde aquí no los recomendamos. Aún menos para alguien con sensibilidad química múltiple (un dato curioso: si os fijáis en los portátiles que aparecen en los medios de comunicación como los telediarios, etc., prácticamente todas las carcasas son metálicas e incluso sin colorear. Por algo será…).

[5] CINCO PAUTAS DE SALUD BÁSICAS ANTE UN ORDENADOR NUEVO EN CASA
  1. Airear el portátil, primero apagado y después encendido. También los complementos que vayan con él en la caja (cables, guías de lectura en papel, etc.). Las posibilidades pueden ser varias según nos venga mejor: sacarlo a la terraza o el jardín, meterlo en una habitación cerrada junto al purificador de aire encendido, dejárselo a un familiar o amigo para que le haga el "kilometraje" hasta que sea apto para vosotros...

  2. Apagar el wifi para evitar que lleguen las distintas señales del entorno, directas a nuestro ordenador. Conectar con Ethernet para acceder a Internet por cable.

  3. Bajar la luz de la pantalla hasta un límite con el que toleremos trabajar sin cansar nuestra vista o en caso de padecerla, de exacerbar nuestra fotofobia.

  4. Retirar las etiquetas que vengan pegadas junto al teclado (algunas son de despegado fácil, otras pueden quitarse con ayuda de unas pinzas. El pegamento se puede eliminar con aceite de oliva, aplicado en círculos).

  5. Trabajar al principio (días o semanas) con mascarilla y guantes de algodón, como medida de protección hasta que el olor o los componentes tóxicos se vayan disipando (de no disponer de guantes, cubrir el teclado con un molde plástico de los que se venden para cajas registradoras).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

7 comentarios:

maría dijo...

*ay*...
Yo quería un Mac, pero estaba muy por encima de mis posibilidades. No me importaba adaptarme a un sistema operativo nuevo, ya lo había hecho al cambiar a linux en mi portátil viejo. Pero los precios me echaron para atrás.
Acabé con un Hewlett Packard de 500 euros que es super rápido y me tiene muy muy contenta. Eso sí....... se lo dejé a mi hermana durante seis meses para que lo usara y me lo devolviera sin olor. Lo hizo muy bien, me lo cuidó y nos aseguramos de que me lo devolviera ya cuando no notaba ni olores ni dolor de cabeza ni nada :)

Besos.

malena dijo...

Muy interesante la entrada. Los precios de los Mac son escandalosos, no todas las personas pueden comprarlos.

Quería comentarte algo, no sé si te lo conté, pero soy Educadora Social y doy talleres en centros de secundaria sobre temas relacionados con los Derechos Humanos. La semana pasada en uno de los talleres un chico de unos 15 años, habló de tí. Explicó que habia visto un reportaje recientemente y contó las dificultades tanto ecónomicas como de accesso a los medicamente y falta de subvenciones que tienen las personas con SQM. La verdad es que me emocionó escucharlo, sobre todo viniendo de alguien tan joven.
Yo les conté que te conocía a través de tu blog y les hablé del trabajo que realizas en él.

Me apetecía contartelo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la información: me parece perfecto. Por favor, necesito que alguien me diga qué ordenador (o sistema) pueden utilizar la gente que tiene además sensibilidad al electromagnetismo.

María José Moya (Mariajo) dijo...

Querida María, sí, los Mac el problema es su precio. En todo caso, en caso de querer específicamente un Mac, hace poco me llegó un artículo divulgativo llamado “Tiendas on line de ordenadores reparados”, de Eroski Consumer (7/03/11) donde se comentan datos de interés al respecto, por si te interesa echarle un ojo.

Sobre Apple comenta que la empresa ha lanzado una tienda oficial para vender dispositivos reparados (o anticuados con actualización del software), a “precios ventajosos”, aunque la media de ahorro no es mucho: entre un 10-15 %. Pero bueno, es algo.

La web de acceso es la siguiente: Apple Store.- Segunda mano. Ofertas especiales.

Lo que no me queda claro de la venta de segunda mano es:

-Si al ser abiertos estos aparatos para ser reparados, en la manipulación y posterior limpieza, etc. puedan agregárseles sustancias agresivas (o más que los de su proceso original), o en mayor cantidad que las originales.

-Si los aparatos pasan tiempo en un lugar para arreglarlos, no tan aséptico como la fábrica original de donde partieron en su día.

Todo ello podría alterar el sentido ORIGINAL con el que se fabricaron aparatos con “inspiración verde” como los que comento de Apple en el artículo y dejar de ser tan válidos para alguien con SQM como teníamos previsto…


Recordemos al respecto la experiencia que tenemos más de uno en llevar a arreglar algo que teníamos en casa y tolerábamos, y que nos fue devuelto con tantos olores, que no había manera de quitárselos de encima y hubo que dejarlo a airear un tiempo hasta que pasar el peligro para nosotros…

En todo caso, el artículo explica que la mayoría de los productos provienen del servicio posventa de Apple (o sea, son canjeos por uno nuevo) y que tienen la siguiente garantía:

-Carecen de los daños que sufrieron.
-Se han reparado con piezas nuevas.
-Se han sometido a pruebas tras su reparación para verificar su fiabilidad.
-Un año de garantía (el mismo que para sus productos nuevos).
-Adicionalmente, se puede contratar sobre ellos el seguro especial AppleCare que, entre otras cosas, ofrece la sustitución del aparato por uno nuevo, en caso de accidente de cierto nivel.

El certificado de ello puede verse en Apple Store-España. 2ª mano - certificado.

Si te sirve de consuelo, yo también he acabado con un HP que elegí en función de la información que os aporto en el artículo. Y la verdad es que para el olor que desde el primer día podía haber soltado, la verdad es que bastante bien (tuve una primera tentativa de otro anterior que me vi obligada a devolver porque era para morirse el olor que soltaba, así que la diferencia era clara). Los primeros tiempos lo tuve que airear y me tuve que proteger con guantes, gafas y mascarilla… pero bueno, es que eso es el pan nuestro de cada día, para nosotras, ¿verdad?. Y además, luego, tras unos meses, ya he podido trabajar con él sin protección y va estupendo, ambas cosas muy importantes :-)

¡Un abrazo!,

PD.- Me gusta mucho la foto que has puesto en tu perfil. Currada y muy elocuente. Enhorabuena y ya sabes, ¡mucho ánimo con tu trabajo ayudando a los compis con SQM! :-)

María José Moya (Mariajo) dijo...

Malena, qué alegría lo que me comentas. La verdad es que cuando este tipo de comentarios y de preocupación vienen de gente tan joven, emociona y mucho.

Mira, precisamente hoy acabo de contestar a través de MI CANAL DE YOUTUBE (O SEA, EL DE “MI ESTRELLA DE MAR”) a una chica también muy joven, de unos 14/15 años, que al ver uno de mis videos me ha comentado que si podía pasárselo porque había pensado en hacer un trabajo para su clase sobre el tema y le gustaría que los compañeros también lo visionaran.

Imagina. Se me ha erizado el vello ¡y me ha emocionado tanto!. Confieso que no me he echado a llorar por un acto de pundonor personal, pero me ha costado...

Por curiosidad, he pasado por el canal de YouTube de esta chica, ¡y es tan peque!. Casi una niña, y con los típicos videos en su espacio, hechos por ella, con los anhelos y deseos de una niña: enamoramientos, corazones, amigas que se sienten como almas gemelas....

¡Y verla ya tan impresionada y solidaria, queriendo hacer un trabajo sobre la SQM para su clase e intentando preparárselo lo mejor posible para concienciar a su vez al resto de su clase!.

Por supuesto, me he puesto a su disposición, tanto para ella, como para tu clase allá en Almería...

Estas son las cosas bellas de la vida por las que esta lucha que llevo a través Internet desde hace años --y que a veces una piensa si merece la pena tanto esfuerzo por saltar esas barreras para contactar con todos vosotros para seguir informando--, merece sin duda la pena :-) Así que gracias por pasar y realizar el esfuerzo de escribir para contármelo…

¡Un gran abrazo!,

María José Moya (Mariajo) dijo...

Anónimo, el tema de si hay un ordenador o un sistema operativo “específico para gente electrosensibilidad”, no, no lo hay, porque la cuestión no es el ordenador o el software, sino el adecuar su “entorno” para que este no te haga daño. Por ejemplo, que la mesa donde esté lo aísle de campos electromagnéticos, que la conexión a Internet no sea Wi-Fi sino Ethernet (o sea, por cable), etc.

Hace unos meses traduje un artículo sobre consejos de este tipo para el tema del electromagnetismo, que quizás te interese leer: ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 consejos para evitar la exposición a los CEM en su cuerpo y el hogar (Julie Genser, fundadora de Planet Thrive)

Un cariñoso abrazo, ¡y ánimo con los cambios!,

Vivir con SQM dijo...

Bueno, finalmente mi ordenador de dos años andaba fallando, primero una cosa, luego otra... así que como no sé cuándo me dejará tirada, me he comprado otro, después de dos meses de búsqueda de información, hablar con fabricantes, tiendas, etc.
Aun así se lo voy a dejar a un familiar para que lo use durante unos meses, como la otra vez.

Me he decantado por uno con chasis de aluminio completo que es bastante novedoso en el mercado. Muchos portátiles llevan apariencia de metal cuando son plástico metalizado (muchos HP, el Acer Aspire s3, por mucho que lo anuncien como metal, es sólo por fuera)... Este es aluminio por fuera, por el teclado, por la pantalla. Todo.

Por si a alguien le sirve a la hora de decidir, es un ultrabook de Asus, el UX31e, de 13,3 pulgadas.
Lo dejaremos funcionando un par de días en la habitación de ventilado, con las cajas y envoltorios allí, por si acaso falla en algo. Cuando nos hayamos asegurado de que va todo bien, tiraremos los plásticos y caja, y la funda que viene con el portátil, que es de plástico muy tóxica (eso no deja de emanar en, calculo, un año), y le dejaremos el ordenador con los cables a mi familiar.
Con suerte podré usarlo para principios de verano.
Mi anterior portátil lo tuvo otro familiar cinco meses en su casa, pero era de plástico todo. Con este espero que el proceso sea más rápido!

Besos, Mariajo!

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo