CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

30 agosto 2009

DIRECTORIO INFORMACIÓN PRÁCTICA SQM-SFC-FM-EHS (médicos, laboratorios, organismos, foros, webs, abogados, publicaciones, videos, etc.)

Estimados compañeros, os presento algunos cambios llevados a cabo en MI ESTRELLA DE MAR, y que espero que os hagan a partir de ahora más sencilla e intuitiva la navegación por su espacio.


DIRECTORIO DE INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE SQM, SFC, FM Y ELECTROSENSIBILIDAD

El cambio más importante y laborioso ha sido el del apartado "DIRECTORIO DE INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE SQM, SFC, FM Y ELECTROSENSIBILIDAD", ubicado en su sidebar (lateral del blog).

Dicho apartado, como sabéis los que seguís este espacio, está dedicado a ofrecer UN RECOPILATORIO de enlaces que os faciliten el CONTACTO con médicos, profesionales de la salud, abogados, organizaciones (asociaciones, fundaciones, colectivos, etc.), foros, webs, etc. de España y otros países, que se dediquen a la sensibilidad química múltiple, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia y/o electrosensibilidad, además de ofrecer UNA BIBLIOTECA con una selección de libros, videos y revistas dedicados a todo ello.

A partir de ahora, el apartado seguirá en la sidebar, pero además de mejorar su estructura interna, para acceder a sus contenidos tendréis que pinchar en los hipervínculos de sus capítulos y subcapítulos, puesto que ya no aparecerán en la susodicha sidebar, como era costumbre hasta ahora. De este modo, la visualización de la información queda más clara, despejada y abreviada que antes, y con ello:
  • Vosotros tenéis un acceso más fácil a esta (reforzada la idea, con que cada capítulo y subcapítulo indica, desde ahora, entre paréntesis, el número de enlaces que ofrece).
  • Yo puedo, desde este momento, añadir cuantos campos, subcapítulos y enlaces sean de interés sin tener que pensar en problemas de espacio ; mientras, a la vez, la sidebar queda acondicionada para que pueda incorporar a ella nuevas utilidades para más adelante.
El resultado de este trabajo podéis consultarlo a partir de ahora en la sidebar de MI ESTRELLA DE MAR, aunque os lo copio también aquí, para que lo veáis a continuación...





INFORMACIÓN PRÁCTICA SQM, SFC, FM, EHS Y RELACIONADOS

[1] MÉDICOS Y ESPECIALISTAS
[1.1] CENTROS PÚBLICOS:

En España (...)
En otros países (...)

[1.2] CENTROS PRIVADOS:
En España (...)
En otros países (...)

[1.3] CENTROS RESEÑADOS POR LA ADMÓN.:
De España (...)
De otros países (lista especialistas en España, etc.) (...)

[2] ORGANIZACIONES
En España (...)
En otros países (...)

[3] FOROS
En español (...)
En otros idiomas (...)

[4] CAMPAÑAS
En España (...)
En otros países (...)

[5] WEBS Y BLOGS
En español (...)
En otros idiomas (...)

[6] ABOGADOS
En España (...)
En otros países (...)
Consultas legales (NO especialistas en SQM, etc.) (...)

[7] LABORATORIOS / PRUEBAS (sangre, cabello, etc.)
En España (...)
En otros países (...)

[8] TEMAS COMPLEMENTARIOS
En español (...)
En otros idiomas (...)

BIBLIOTECA SQM, SFC, FM, EHS Y RELACIONADOS

[1]LIBROS
En español (...)
En otros idiomas (...)

[2] REVISTAS Y BOLETINES ELECTRÓNICOS
En español (...)
En otros idiomas (...)

[3] VIDEOS
En español (...)
En otros idiomas (...)

[4] AUDIOS
En español (...)
En otros idiomas (...)

INFORMACIÓN VARIA ÚTIL



------------------------


OTROS CAMBIOS

Además, se han hecho algunas mejoras más, para hacer la localización de la información contenida en la página principal de MI ESTRELLA DE MAR más clara, intuitiva y estéticamente agradable. Lo más importante de ello se encuentra en:
  • LA SIDEBAR: 1) Se ha modificado el APARTADO "ENLÁZAME", para –si lo deseáis- facilitaros la SUSCRIPCIÓN a los Feed y redes sociales de MI ESTRELLA DE MAR (Facebook y Twitter), así como para haceros más fácil su DIFUSIÓN a través de vuestros bookmarks, correos, listas, blogs, readers, etc. facilitándoos para ello el acceso a los agregadores habituales ; 2) Se han cambiado algunas imágenes por otras más ligeras y personalizadas especialmente para el blog con el fin de hacer el conjunto más estético y la carga de la página más rápida.
  • FINAL DEL BLOG: se han eliminado apartados, y se han reestructurado otros.
  • COMENTARIOS: al dejar vuestros comentarios podréis ver que el mensaje anterior a cambiado por otro en donde se ha añadido un enlace para facilitaros la suscripción a las novedades de MI ESTRELLA DE MAR, que, de apuntaros, recibiríais de forma cómoda y automática en vuestro correo personal, si así lo deseáis (nota: no olvidéis que para finalizar la suscripción se tiene que contestar a la notificación que se recibe DE FORMA INMEDIATA en vuestro correo tras apuntaros, pero que a veces llega a la bandeja de "Correo no deseado", por lo que hay que estar atentos).
Próximamente (creo que) veréis más cambios, según la salud vaya dejando.

Un abrazo,

ACTUALIZACIÓN (1/01/10): para añadir un nuevo apartado, denominado "Laboratorios / Pruebas".

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

24 agosto 2009

1ª REUNIÓN NACIONAL SOBRE SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE, de profesionales de la sanidad pública española (Hospital Clinic. Barcelona. 1/10/09)

(anverso programa -pinchar para agrandar-)

TÍTULO: 1ª Reunión Nacional sobre Sensibilidad Química Múltiple.
DURACIÓN: 1 de octubre de 2009.
HORARIO: 9.00-11.30 / pausa café / 11.50-13.30 / comida de trabajo / 16.00-17.30 / pausa / 18.00-19.00.
LUGAR: Hospital Clínic. Aula Miguel Servet. c/ Casanova, 160. Barcelona.
ORGANIZADORES: Sección de Toxicología Clínica del Hospital Clínic de Barcelona ; Sección de Toxicología Clínica de la Asociación Española de Toxicología (AETOX).
COORDINADOR: Dr. Santiago Nogué.

PROGRAMA:
[Mañana: aula "Miguel Servet"]
-09.00 h. Presentación.
-09.15 h. Aspectos epidemiológicos de la SQM y definición de caso. Santiago Nogué
-09.30 h. Teorías etiopatogénicas de la SQM. Antonio Dueñas
-09.50 h. La visión de un experto en fatiga crónica. Joaquim Fernández-Solà
-10.10 h. La visión de un otorrinolaringólogo. Isam Alobid
-10.30 h. La visión de un alergólogo. Antonio Valero
-10.50 h. La visión de un psicólogo. Teresa Godás
-11.10 h. La visión de un psiquiatra. Esther Gómez
––––––––––––––––––––––––
-11.30 h. Pausa café
––––––––––––––––––––––––
-11.50 h. La visión de un neumólogo. César Picado
-12.10 h. La visión de un toxicólogo. Ana Ferrer
-12.30 h. La visión de un genetista. Carme Barrot
-12.50 h. La visión de un experto en Medicina del Trabajo. Pere Sanz
-13.10 h. Discusión general
––––––––––––––––––––––––
-13.30 h. Comida de trabajo
––––––––––––––––––––––––

[Tarde: sala de reuniones, 7ª planta. Servicio de Urgencias]

-16.00 h. Discusión del documento de consenso (I). Santiago Nogué, Ana Ferrer, Benjamín Climent, Joaquim Fernández-Solà
––––––––––––––––––––––––
-17.30 h. Pausa café
––––––––––––––––––––––––
-18.00 h. Discusión del documento de consenso (II). Santiago Nogué, Ana Ferrer, Benjamín Climent, Joaquim Fernández-Solà
-19.00 h. Conclusiones y clausura.

INVITADOS COMO PONENTES:
1.-Nogué Xarau, Santiago (Hospital Clínic. Barcelona)
2.-Alobid, Isam (Hospital Clínic. Barcelona)
3.-Barrot Feixat, Carme (Universidad de Barcelona)
4.-Dueñas Laita, Antonio (Área de Toxicología de la Universidad de Valladolid, Consultorios Clínicos, Instituto de Ciencias Médicas. Valladolid)
5.-Fernández-Solà, Joaquim (Hospital Clínic. Barcelona)
6.-Ferrer Dufol, Ana (Hospital Clínico. Zaragoza)
7.-Godás Sieso, Teresa (Hospital Clínic. Barcelona)
8.-Gómez Gil, Esther (Hospital Clínic. Barcelona)
9.-Picado Vallés, César (Hospital Clínic. Barcelona)
10.-Sanz Gallén, Pere (Escuela de Medicina del Trabajo de la UB)
11.-Valero Santiago, Antonio (Hospital Clínic. Barcelona)

INVITADOS COMO ASISTENTES:
1.-Alarcón Romay, María (Universidad Pompeu Fabra)
2.-Alonso Viladot, José Ramón (Hospital Clínic. Barcelona)
3.-Cañizares Alejos, Silvia (Hospital Clínic. Barcelona)
4.-Castanyer Puig, Tomeu (Hospital Son Dureta. Palma de Mallorca)
5.-Civeira Murillo, Emilia (Hospital Clínico. Zaragoza)
6.-Climent, Benjamín (Hospital General. Valencia)
7.-Gené Badía, Manel (Universidad de Barcelona)
8.-Munné Mas, Pere (Hospital Clínic. Barcelona)
9.-Rovira Prat, Elisabet (Hospital Clínic. Barcelona)

INTRODUCCIÓN
En los últimos 10 años se está asistiendo a un fenómeno epidémico desde un punto de vista sanitario, laboral, social y judicial: los pacientes afectados por una Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Los profesionales de la salud se están enfrentando a una patología probablemente nueva, cuyos mecanismos etiológicos y patogénicos suelen ser confusos, con manifestaciones clínicas abigarradas y multiorgánicas, ausencia de exploraciones diagnósticas específicas, carencia de un tratamiento eficaz frente a un proceso crónico, invalidante y con frecuentes comorbilidades. De hecho, la SQM es considerada por algunos autores como un MUPs (Medically Unexplained Physical Symptoms).

En el momento actual, se está asistiendo a una bipolarización del problema, en el que las Administraciones Públicas parecen tender a negar la existencia de esta entidad mórbida como entidad independiente, mientras las asociaciones de enfermos presionan a políticos y sanitarios en sentido contrario.

El Hospital Clínic de Barcelona está atendiendo a un número creciente de pacientes a los que se les diagnostica una SQM y es en el mismo centro sanitario donde se están iniciando tareas de investigación clínica, por lo que se ha considerado oportuno que sea en el Clínic donde se sienten las bases conceptuales de lo que es la SQM, pero atendiendo exclusivamente a criterios científicos.

OBJETIVOS DE LA REUNIÓN:
Establecer unos criterios consensuados entre profesionales de la sanidad pública española, acreditados por su relevancia científica y/o con experiencia en la atención de estos pacientes
, con el objetivo de unificar:

•Existencia (o no) de la SQM.
•Criterios diagnósticos (inclusión y exclusión) de SQM.
•Búsqueda de signos en la exploración física.
•Exploraciones complementarias que se precisan (analíticas, olfatométricas, neuroimagen, espirométricas…).
•Interconsultas a realizar (psicólogo, psiquiatra, ORL, neumólogo…).
•Utilización del cuestionario QEESI.
•Utilización del cuestionario NIJMEGEN y otros.
•Clasificación de gravedad.
•Búsqueda de comorbilidades.
•Atribución de causalidad tóxico-laboral.
•Terapéutica (farmacológica, conductivo-conductual…).
•Recomendaciones para el paciente.
•Implicaciones laborales.

METODOLOGÍA DE LA REUNIÓN:
Previamente a la Jornada, el coordinador elaborará un borrador relativo al cumplimiento de los objetivos y que se distribuirá a los invitados a esta reunión (que será cerrada), para que pueda servir de base para discutir durante la celebración de la Jornada los diversos aspectos de la SQM y empezar a consensuar criterios.

La reunión en sí constará de 2 partes bien diferenciadas. En la primera se expondrá, por parte de diversos profesionales, aspectos relevantes de la SQM en la práctica clínica. En la segunda, un comité de redacción discutirá y elaborará un documento final con las conclusiones de esta reunión, que posteriormente será revisado por todos los participantes.

Si usted desea formular alguna pregunta o consulta a los ponentes del curso, puede hacerlo en: www.formacionsanitaria.com/preguntas El ponente dará respuesta a las preguntas recibidas en los minutos finales de su intervención.




(reverso programa -pinchar para agrandar-)


NOTA DE MI ESTRELLA DE MAR

Lo primero de todo, dar las gracias al Dr. Fernández-Solà por hacer llegar a Mi Estrella de Mar el programa de tan importante reunión, para poder ponerlo a disposición de todos. Además de su gran profesionalidad y sapiencia para con nuestras patologías, su cercanía y empatía para con el enfermo es algo conocido por todos nosotros, y este gesto, le honra una vez más.

Sobre el evento, el sólo hecho de su convocatoria es de por si un paso de gigante dentro del erial en que lamentablemente, en todos los sentidos, nos movemos la Sensibilidad Química Múltiple y sus afectados. Sin embargo, además, esta PRIMERA VEZ, es un hito por los siguientes motivos: la convocatoria tiene alcance ESTATAL, es auspiciada por un HOSPITAL PÚBLICO (que ofrece un entorno OFICIAL), ha sido confeccionada por y para profesionales de la SANIDAD PÚBLICA -por ende EXPERTOS en SQM (1)-, la temática gira ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE alrededor de la SQM (sin mezclar –como es costumbre, y en caso de ser “nombrada”, con suerte, la SQM- con las otras dos patologías con las que frecuentemente viene aparejada: el Síndrome de Fatiga Crónica y la Fibromialgia), y con el objetivo claro, útil y preciso de LLEGAR A UNA UNIFICACIÓN DE “CRITERIOS CONSENSUADOS entre profesionales de la sanidad pública española” de “las bases conceptuales de lo que es la SQM, pero atendiendo exclusivamente a criterios científicos”.

Por otro lado, leyendo el programa (os lo he colgado como imagen, y copiado el contenido para facilitaros su lectura), podemos ver numerosas apreciaciones y matices de gran importancia:

  • A la SQM se le llama “SQM” (Sensibilidad Química Múltiple), que es la denominación por la que se la conoce internacionalmente, en todos los idiomas, tanto en medios de investigación y médicos, como a nivel ciudadano y entre los mismos afectados (2).

  • Se reconoce abierta y valientemente, que la SQM es un “fenómeno EPIDÉMICO”, una “PATOLOGÍA probablemente nueva”, y que AFECTA A MÚLTIPLES ÁREAS (sanitaria, laboral, etc.).

  • La reunión SERÁ CERRADA, lo que garantiza la intención de promover un trabajo intenso, y hablando claramente entre los ponentes, para llegar a unos objetivos de interés, sin interferencias exteriores de ningún tipo (medios de comunicación, etc.) que puedan desvirtuar el proceso, bajar la calidad médico-científica de las intervenciones, o hacer perder el tiempo -dialécticamente hablando-, en “quedar bien” con personas ajenas a la reunión (en detrimento de los objetivos reales de la jornada).
La Sensibilidad Química Múltiple causa sufrimiento y mucha incomprensión por sí misma, pero lleva aparejada un plus, externo a ella, que puede y debe evitarse. El medio es difundiendo la patología de forma seria, y desde la lógica que le precede la Historia de la Medicina con otras afectaciones que, en su momento, también por ser nuevas (o no conocidas médicamente) fueron restadas en su verdadera gravedad y alcance limitante para el enfermo, además de ser echadas al cómodo cajón de sastre -culpabilizador para el enfermo- de patología “psicológica” o “psiquiátrica”, causando con ello –lo mismo que pasa ahora con otras patologías nuevas, como la SQM- un daño añadido al enfermo, tanto en su honor y credibilidad frente a la sociedad, como en su contexto familiar, y el de las Administraciones, que acogiéndose a esta falta de criterios y a la negación sistemática de la verdadera dimensión limitante de la patología, a su vez ignora su deber de ofrecer a este tipo de afectado una asistencia sanitaria y social adecuada, con que lleva a este a un consiguiente empeoramiento en la calidad de vida del enfermo, una fuerte inestabilidad económica (por no poder trabajar, ni poder acceder a incapacidades, subvenciones, etc.), y una falta de alivio -en lo posible- de sus síntomas.

De esta reunión, al menos no saldrá entre sus conclusiones la “recomendación” de que lo que tenemos que hacer es “quitarnos la mascarilla, salir a divertirnos más, e ir a terapia conductivo-conductual con el fin de modificar nuestro comportamiento ‘maniático’”.

Como decía Einstein: "Nuestras teorías determinan lo que medimos". O sea, que como el cuento del grupo de ciegos que, no habiendo nunca visto un elefante, al ponerse un día frente a uno, cada cual lo describía según la parte del cuerpo que tocara (el de la trompa, defendería con vehemencia que “un elefante” es algo redondo que se mueve; el que tocara un colmillo que algo duro, frío e inerte; etc. etc.). En fin, que si no se enfocan las cosas con perspectiva y en global, valorando con humildad los errores que toda disciplina y ciencia comete en el pasado, como decía un profesor mío en la Universidad: “Quien no conoce la Historia está condenado a repetirla”, a lo que yo añado: “para sufrimiento de sus afectados”. De ahí la importancia de estas jornadas.


-----------------------------------------------------------

Notas a pie de página:

(1) En concreto, “profesionales de la sanidad pública española, acreditados por su relevancia científica y/o con experiencia en la atención de estos pacientes”, algo siempre reclamado por los pacientes de patologías poco conocidas, pero inexplicablemente pocas veces cumplido, para desgracia de la calidad final (cuando no de errores importantes, alejándose de las líneas de investigación médica más avanzadas respecto a otros países), de las conclusiones finales de este tipo de reuniones, ocasionando con ello una pérdida de tiempo, expectativas, y dinero empleado en la organización, para todos.

Un triste ejemplo de ello fue, hace 2/3 años, la serie de reuniones de un año de duración que se celebraron en el Instituto de Salud Carlos III (Madrid) en los que se convocaron a especialistas de diferentes materias médicas, pero no conocedores previamente del tema que iban a debatir -el Síndrome de Fatiga Crónica-, con el fin de elaborar un documento de consenso sobre la patología. El resultado fue el lógico: mientras en EEUU los CDC daban una rueda de prensa (si no recuerdo mal las fechas) para proclamar de forma rotunda que el SFC era una patología completamente física y difundir esto por medio de una campaña de publicidad en los medios de comunicación de todos los estados para que tuviera calado entre la sociedad estadounidense, en España por contra nuestro grupo de trabajo proclamaba -sin tener en el haber de estos profesionales publicaciones previas sobre SFC- que esta era psiquiátrica, y poco más. Afortunadamente, dada la metedura de pata, las conclusiones, que iban a ser publicadas, nunca vieron la luz.

En esta ocasión que nos ocupa, sin embargo, afortunadamente entre otros estarán los Dres. Joaquim Fernández-Solà, Santiago Nogué y Antonio Dueñas, reconocidos expertos en SQM.

(2) El término de “Intolerancia Ambiental Idiopática” (IAI) sólo lo emplean las administraciones y organismos más oficiales cuando hablan de “cómo denominar a esta afectación”, aunque curiosamente luego incluso ellas mismas, una vez expuestas sus “razones” para llamarla de tal modo, acaben más adelante hablando de “Sensibilidad Química Múltiple” (SQM) y no de IAI, lo que es muy significativo. Este es el caso del Ministerio de Trabajo de España, por poner un ejemplo (ver: INSHT Y ENFERMEDADES CAUSADAS POR QUÍMICOS: fichas técnicas sobre intolerancia ambiental idiopática, síndrome del edificio enfermo, etc.)

El juego de fuerzas entre ambos términos, pues, no es más que un mero posicionamiento oficial y formal de las administraciones, pero que resta tiempo y recursos a lo realmente importante: hablar sobre la patología, e investigar para avanzar en su conocimiento y en el alivio de sus afectados.

El origen de este conflicto dialéctico viene porque el término de “Intolerancia Ambiental Idiopática” es una denominación “light” con la que oficialmente se intenta evitar explicitar la relación directa de causa-efecto (y por tanto de responsabilidad en la patología) entre “químicos sintéticos dañinos” y salud, diluyendo el origen de la patología en un término indefinido (“idiopático”, significa “de origen desconocido”). Por contra, la denominación “Sensibilidad Química Múltiple” (o Sensibilidad Química y Ambiental Múltiple), sí incluye el término “químico” de forma explícita, evidenciando con ello la causalidad "químicos/salud" de forma directa.

Para poner un ejemplo, un caso similar lo hemos vivido hace poco en los medios y la misma OMS (claudicando sin oponer resistencia alguna), con el cambio de nombre de la originalmente llamada "gripe porcina", por la actual denominación -más light y menos "explícita" para los intereses de la industria del cerdo- de gripe A o gripe H1N1. Todo en tiempo récord, prácticamente de un día para otro (ya quisiéramos que para otras cosas se actuara con la misma presteza), y con la connivencia general de los medios de comunicación.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

15 agosto 2009

CARGA TÓXICA CORPORAL.- PREGUNTAS FRECUENTES (FAQ), por Chemical Body Burden


La web Chemical Body Burden, de 'Coming Clean' (pinchad el botón superior para cambiar de idioma, inglés/español) ofrece información altamente recomendable a lo largo de todas sus páginas para conocer -de forma sencilla, lenguaje asequible y una buena traducción-, las consecuencias de las sustancias químicas sintéticas sobre nuestra salud, y su acumulación en nuestros cuerpos, aún antes de nuestro mismo nacimiento. Os recomiendo vivamente la lectura de toda la web, dado que no tiene muchas páginas y están bien estructuradas (1) como para ofrecer una lectura cómoda.

La autoría de sus textos son fruto de la colaboración entre una serie de “profesionales de la salud, científicos, grupos de ciudadanos y organizaciones ambientalistas, todos preocupados por la carga de sustancias químicas que llevamos dentro del cuerpo y las consecuencias para la salud - conocidas y desconocidas - que esa carga conlleva”.

En este sentido, esos “efectos para la salud” tienen su máxima expresión -por ofrecer una relación directa y visible de intolerancia entre salud y saturación por químicos sintéticos tóxicos-, en la Sensibilidad Química Múltiple (llamado también Síndrome Químico Múltiple, Síndrome de Sensibilidades Químicas Múltiples, Sensibilidad Química y Ambiental Múltiple, Intolerancia Ambiental Idiopática… Y sus múltiples variantes).

Como explicaba en un post publicado en Mi estrella de Mar en 2007 para colgar el documental "Carga Tóxica" de Documentos TV: “Consecuencia de un mundo desbordado por estas sustancias [químicas], por un lado la Naturaleza se rebela con inundaciones, cambios climatológicos, etc.; y por otro, el cuerpo humano lo hace con múltiples enfermedades como el llamado Síndrome de Hipersensibilidad Química Múltiple (SSQM), que una vez que se manifiesta, es crónico y muy limitante. Padecerlo significa que sus afectados han rebasado la ‘carga tóxica’ que su cuerpo admite, y esto hace que ‘reaccionen’ con múltiples síntomas a la mayoría de químicos a los que a partir de ese momento se expongan. La enfermedad puede aparecer por una exposición química puntual del sujeto (ej. fumigaciones en el trabajo), o por exposición continua a dosis bajas/medias”.

Por tanto, hoy día lamentablemente tal y cómo está el mundo de contaminado a todos los niveles (comida, agua, aire, productos cotidianos del día a día en nuestras casas, etc. etc.), “carga tóxica” es algo que tenemos todos, aún desde el mismo vientre materno. Ahora la cuestión es si deseamos poner los medios para mitigarla, o seguimos prefiriendo mirar hacia otro lado -como si no pasara nada- y esperar a que esta carga rebase nuestros cuerpos transmitiéndose a las generaciones futuras a través de nuestros hijos, nietos...

Dejo ya paso al documento “¿Qué es una carga corporal?”, que aclara de forma meridiana todas nuestras preguntas y dudas habituales sobre el tema…

(1) Sidebar izquierda: 1.-Página principal, 2.-Qué es una carga tóxica, 3.-Para aprender más, 4.-Qué podemos hacer - únanse a los esfuerzos, 5.-Herramientas para las comunidades, 6.-Quiénes somos ; Sidebar derecha: 1.-Intrusos químicos, 2.-Informe sobre los pesticidas en nuestros cuerpos, 3.-Investigación sobre los compuestos ignífugos en el estado de Washington, 4.-Ftalatos, 5.-Pesticidas organoclorados, 6.-Pesticidas orgnofosforados, 7.-Dioxinas, 8.-Casos sobresalientes en proceso, 9.-Datos sobre el monitoreo biológico en el Reino Unido, 10.-Sustancias químicas en los estadounidenses, 11.-Sustancias ignífugas (PBDE) en la leche materna, 12.-Folleto en línea sobre el monitoreo comunitario y la carga corporal, 13.-Las sustancias PCB en los residentes de la Isla St. Lawrence, 14.-Los ftalatos en los cosméticos.


----------------------------------------------------------------


¿QUÉ ES UNA CARGA CORPORAL?

1.-¿Qué es una "carga corporal"?
2.-¿Llevamos todos y todas esta carga en el cuerpo?
3.-¿Cómo ocurre? ¿Cómo se expone uno a estas sustancias?
4.-¿Cuáles son las pruebas de que existe esta carga corporal? ¿Desde hace cuánto tiempo sabemos de este problema?
5.-¿Cuáles son las consecuencias de esta carga corporal sobre la salud?
6.-¿Hay consecuencias particulares para la salud de los niños?
7.-¿Es posible probar los vínculos entre esta carga corporal y los problemas de la salud?
8.-¿Cómo puedo saber si tengo en mi cuerpo estas sustancias?
10.-¿Un examen para determinar mi carga corporal también indicará algo sobre mi estado de salud?
11.-¿Cómo puedo eliminar estas sustancias químicas de mi cuerpo?
12.-¿No hay reglamentos gubernamentales que nos protejan de esta contaminación?



1.-¿QUÉ ES UNA "CARGA CORPORAL"?
Hay sustancias tóxicas, tanto naturales como aquellas fabricadas por el ser humano, que a menudo entran en nuestro cuerpo a través de la inhalación, el consumo de alimentos y agua contaminados, o incluso pueden ser absorbidas a través de la piel. En las mujeres en cinta, también pueden ser absorbidas por el feto a través de la placenta. El término 'carga corporal' se define como el total de estas sustancias químicas presentes en el cuerpo en un momento determinado. A veces es más útil considerar la concentración o carga corporal de una sola sustancia química, por ejemplo el plomo, el mercurio o la dioxina.

Algunas sustancias químicas o sus productos metabólicos (metabolitos) son eliminados del cuerpo después de poco tiempo, sin embargo, se crea una carga corporal 'persistente' al exponerse continuamente a estas sustancias. Por ejemplo, la mayoría del arsénico se elimina del cuerpo después de 72 horas de la exposición inicial.

Sin embargo, otras sustancias químicas no se eliminan fácilmente, permanecen por años en la sangre, los tejidos grasos, el semen, los músculos, los huesos, el cerebro y otros órganos del cuerpo. Los pesticidas que contienen cloro, como el DDT, pueden permanecer dentro del cuerpo durante 50 años.

Los exámenes de laboratorio pueden determinar la combinación única de sustancias químicas que forman la carga corporal de un individuo, a pesar de que sean sustancias que se eliminan rápidamente o se almacenan en el cuerpo durante mucho tiempo. Estos exámenes también revelan las clases de sustancias a las que estamos expuestos a diario en nuestra vida. Existen aproximadamente 80.000 sustancias químicas utilizadas en los Estados Unidos. Desconocemos cuántas de ellas pueden formar parte de nuestra carga corporal, sin embargo, cientos de éstas han sido detectadas en seres humanos alrededor del mundo.

2.-¿LLEVAMOS TODOS ESTA CARGA EN EL CUERPO?
Los científicos calculan que todos tenemos al menos 700 sustancias contaminantes dentro del cuerpo, aunque la mayoría de ellas no han sido bien estudiadas (según Onstot y otros). Esta es la realidad, independientemente de que seamos residentes de zonas rurales, urbanas o de las cercanías de las áreas industriales, ya que muchas de estas sustancias químicas son transportadas desde su sitio de producción y uso en las corrientes del aire y agua o al adherirse a las partículas de polvo. En esencia, el mundo entero está expuesto a una mezcla de sustancias químicas y siendo así, nuestros cuerpos no tienen otra alternativa sino absorber estas sustancias y a veces almacenarlas en los tejidos durante mucho tiempo. Ya sea que vivamos en una isla del pacífico, en una ciudad de California, cerca del polo norte o en el extremo sur de África, todo ser humano absorbe una multitud de sustancias químicas industriales. Todos vivimos en un barrio contaminado, por más aislado que esté (*).

Algunas de las sustancias químicas presentes en el cuerpo son pesticidas, y otras son empleadas o producidas por otros procesos industriales. Varios productos de consumo contienen estas sustancias. Algunas de estas sustancias químicas, como las dioxinas y los furanos, son productos secundarios de los procesos industriales que utilizan el cloro de la manufactura e incineración de ciertos plásticos. Los científicos calculan que hay muchos otros productos secundarios que no se han "descubierto" debido a que no existen aun los métodos para identificarlos y describirlos.

(*) Datos de la siguiente publicación publicada por la Oficina de Sustancias Tóxicas, de la Agencia de Protección al Medio Ambiente de los Estados Unidos: Onstot J, Ayling R, Stanley J. Characterization of HRGC/MS unidentified peaks from the analysis of human adipose tissue. Volume 1: Technical Approach. Washington DC., U.S. Environmental Protection Agency Office of Toxic Substances (560/6-87-002a) 1987.

3.-¿CÓMO OCURRE? ¿CÓMO SE EXPONE UNO A ESTAS SUSTANCIAS?
Estamos expuestos a las sustancias químicas a través de los alimentos que consumimos, el aire que respiramos y el agua que bebemos y con la que nos bañamos, y estas sustancias a menudo se adhieren a las partículas de polvo que tocamos e inhalamos. El polvo contaminado representa una fuente importante de exposición para los niños, quienes constantemente se meten las manitas en la boca. También nos exponemos a sustancias químicas a través de los cientos de productos que consumimos diariamente, como la pintura, el barniz, la gasolina, los pegamentos, los cosméticos, el lavado en seco con solventes, los recipientes plásticos para alimentos, los pesticidas de uso doméstico, entre muchísimos otros productos. El cuerpo humano absorbe las sustancias químicas que han saturado el ambiente del siglo XX a través de su uso continuo. Estos contaminantes que penetran nuestros cuerpos nos han sido enviados sin remitente, lo que dificulta identificar su procedencia.

Por ejemplo, la gran mayoría de las dioxinas presentes en su cuerpo provienen de los alimentos que usted consume, sin embargo fueron producidas por un incinerador de equipos médicos en su ciudad o bien por una fábrica de papel ubicada a miles de kilómetros de su hogar. Sea cual sea su origen, entró a la cadena alimenticia y llegó hasta su mesa. De igual manera, un pesticida que corre por su sangre puede provenir de una aplicación en la escuela local, su jardín, su cocina, o de la comida que usted compra en el mercado, ya sea de producción nacional o importada. El origen de las sustancias químicas es difícil de descifrar.

Otra fuente importante proviene de la carga corporal de nuestras madres. Durante el embarazo, las sustancias químicas presentes en la madre pasan por la placenta y pueden dañar al feto o pasan a los pechos y se incorporan a la leche materna que luego es consumida por el bebé de ella se alimenta. Aun así, estudios recientes demuestran que la leche materna es el mejor alimento para los bebés debido a sus beneficios nutricionales, psicológicos y sobre el sistema inmunitario del bebe. El hecho de que la leche materna esté contaminada con sustancias químicas industriales es una tragedia. Irónicamente, parece que el amamantar compensa algunos de los daños causados por los contaminantes durante el desarrollo del feto. Algunas de estas sustancias que recibimos del vientre y la leche de nuestras madres se mantienen dentro del cuerpo durante años como una herencia accidental, al compartir las madres, sin intención alguna, comparten su carga corporal con los hijos.

4.-¿CUÁLES SON LAS PRUEBAS DE QUE EXISTE ESTA CARGA CORPORAL? ¿DESDE HACE CUÁNTO TIEMPO SABEMOS DE ESTE PROBLEMA?
Desde hace siglos se sabe que las sustancias químicas pueden penetrar el cuerpo y tener consecuencias para la salud. Los científicos han podido detectar y medir estas sustancias en los animales y en las personas desde mediados del siglo XX y a veces, establecer vínculos entre ellas y problemas de la salud.

Por ejemplo, en 1944 investigadores encontraron residuos del DDT en los tejidos grasos humanos, y a principios de los años 50, los naturalistas concluyeron correctamente que el DDT fue el causante de que los huevos perdieran espesor y las poblaciones del águila calva y otras aves fueran afectadas. De hecho, en esa misma época el DDT fue detectado en los pingüinos que vivían en la Antártida, a una enorme distancia de donde se aplicaba el DDT.

Desde entonces, se han mejorado las técnicas analíticas y se han detectado muchas otras sustancias químicas en los tejidos de las personas y de los animales. Durante décadas, agencias gubernamentales alrededor del mundo realizan pruebas para medir algunas de las sustancias que forman parte de la carga química que llevamos. Entre los cientos de estudios, hay análisis de los tejidos grasos, la leche materna, el semen, la sangre y la orina para determinar y documentar su contenido y composición químicos. Este enlace lo llevará a un sitio de internet con una lista de algunos de los estudios sobre la carga corporal de sustancias químicas.

5.-¿QUÉ EFECTOS TIENE ESTA CARGA CORPORAL SOBRE LA SALUD?
Las consecuencias de la exposición de las personas y los animales a sustancias químicas dependen de la cantidad de estas sustancias, cuándo y por cuánto tiempo el individuo ha estado expuesto, las pautas de la exposición y las propiedades específicas de cada sustancia. Los efectos tóxicos ocurren a través de varios mecanismos.

Por ejemplo, a veces el contaminante afecta o daña las células o los tejidos del cuerpo. Otros, afectan el material genético en el núcleo de la célula, dañando así directamente al ADN y posibilitando un defecto hereditario que se transmite a la siguiente generación. Esto puede conllevar a una mutación genética y a una serie de consecuencias que terminen en cáncer, defectos de nacimiento o trastornos reproductivos o del desarrollo. Las sustancias que causan el cáncer se conocen como cancerígenos. Las que causan defectos de nacimiento se conocen como teratógenos. Las que ocasionan daños al desarrollo normal del feto, los bebés o los niños o que dañan a los tejidos reproductivos se conocen como toxinas para el sistema reproductivo o del desarrollo. Algunas sustancias químicas pueden dañar la función normal de las hormonas y éstas se llaman interruptores del sistema endocrino [nota de MI ESTRELLA DE MAR: léase, “disruptores endocrinos”].

A través de estos mecanismos, los tóxicos pueden causar una larga lista de problemas de la salud, como son los daños directos a los pulmones, el hígado, los riñones, los huesos, la sangre, el cerebro, los nervios y el sistema reproductivo. Hay cientos de problemas de la salud ocasionados por la exposición a sustancias químicas o a ciertos metales, como el cáncer, la presión alta, el asma, el déficit de la atención, pérdida de la memoria, problemas del aprendizaje, reducción del coeficiente intelectual, enfermedades parecidas al mal de Parkinson, infertilidad, disminución en el período de lactancia, endometriosis, malformación genital, daños a los nervios periféricos y disfunción del sistema inmunitario.

Por ejemplo, las dioxinas son cancerígenos e interfieren con el desarrollo normal del feto y su sistema inmunitario. La exposición del feto a los bifenoles policlorados (PCBs) está relacionada con problemas cognitivos y de comportamiento. El DDT está relacionado con la insuficiencia de leche materna. En algunas áreas del extremo norte del mundo, los sistemas inmunitarios de los niños no producen suficientes anticuerpos para que funcionen las vacunas. Un vínculo entre este problema y las sustancias químicas es sugerido por el hecho de que estos niños y sus madres poseen una enorme carga química. La exposición del feto al mercurio ocasiona trastornos en la atención, la memoria y el aprendizaje durante toda la vida. El desarrollo del cerebro también se ve inhibido en los fetos expuestos al plomo.

6.-¿HAY CONSECUENCIAS PARTICULARES PARA LA SALUD DE LOS NIÑOS? 
Los tejidos inmaduros o en estado de desarrollo son mucho más susceptibles a las sustancias químicas que los tejidos adultos. El desarrollo es una época de especial vulnerabilidad. Es un período de replicación y diferenciación celular rápida, siendo este último proceso sumamente complejo y vulnerable.

Esto significa que el feto, los bebés o los niños en desarrollo pueden sufrir daños como resultado de una exposición relativamente baja que no ocasionaría un impacto notable en un adulto. Por ejemplo, un feto expuesto a una concentración de sustancias químicas considerada segura para los adultos podría sufrir defectos de nacimiento o un desarrollo cerebral anormal. Por eso, no solo es importante la concentración sino el momento de una exposición. Desgraciadamente, muy pocas de las sustancias químicas a que nos vemos expuestos han sido estudiadas con bastante detalle como para conocer sus efectos y posibles daños en el feto o el niño.

Las hormonas desempeñan un papel extremadamente importante porque dirigen el proceso de desarrollo del feto, los bebés y los niños. Por supuesto, las hormonas son muy importantes en los adultos también; son necesarias para que los sistemas del cuerpo funcionen normalmente. Lo increíble de las hormonas es que están presentes y actúan en concentraciones minúsculas, sin embargo sus efectos son enormes. Por eso, al ser expuesto a un interruptor del sistema endocrino (hormonal), aun a niveles sumamente bajos, durante una época crítica del desarrollo puede tener un impacto que dure toda la vida. Por ejemplo, una sustancia química ambiental podría ser confundida por una hormona en un feto en desarrollo y esto podría enviar una 'señal' equivocada a los tejidos en formación. Estos errores pueden dañar permanentemente el sistema nervioso, inmunitario y reproductivo del bebé. La mayoría de las pruebas que demuestran la importancia de los interruptores del sistema endocrino provienen de estudios en los animales, sin embargo, recientemente han surgido muestras de estos efectos en las personas.

7.-¿ES POSIBLE PROBAR LOS VÍNCULOS ENTRE ESTA CARGA CORPORAL Y LOS PROBLEMAS DE LA SALUD? 
De las más de 80.000 sustancias químicas comercializadas, solo una pequeña fracción de ellas ha sido estudiada como posibles agentes causantes de cáncer, por sus efectos sobre el sistema reproductivo, por su impacto sobre el desarrollo y el sistema inmunitario y por otros posibles efectos sobre la salud humana. Entre las aproximadamente 15.000 sustancias investigadas, pocas han sido estudiadas con suficiente detalle como para calcular los riesgos que presentan. Aun en los casos que se han investigado, estas sustancias son examinadas individualmente y no en combinación con otras, que es la forma en que realmente se encuentran en el mundo de hoy. En realidad, nunca nos exponemos a un solo contaminante, sino que a una mezcla química, cuyos ingredientes pueden presentar interacciones entre ellos con consecuencias impredecibles para la salud.

En comparación con la enorme cantidad de datos disponibles sobre los contaminantes en el aire, el agua, el suelo, los alimentos y los animales, la información que hay sobre la carga corporal en los Estados Unidos y otros países del mundo, es extremadamente limitada. La mayoría de los datos que tenemos sobre la carga corporal de una población humana deriva de un pequeñísimo número de sustancias químicas.

En cuanto a las sustancias investigadas, hay buenas y malas noticias. Las buenas son, que en muchos casos, la intervención pública ha resultado en una prevención directa para disminuir la exposición de la población, y así reducir la carga corporal de esa gente. Por ejemplo, en el caso del plomo que fue eliminado como ingrediente de la gasolina y de la mayor parte de las pinturas, ha resultado en una reducción rotunda de la carga de plomo en el cuerpo de los estadounidenses en general. Esto es esperanzador, considerando que el plomo ocasiona una reducción en el coeficiente intelectual de las personas expuestas a este metal.

Sin embargo, entre las malas noticias está el hecho de los niños que siguen sufriendo el peligro de daños a la función cerebral debido a una exposición al plomo. Muchos de estos niños viven en zonas urbanas donde existen numerosas fuentes de plomo, como la pintura en las casas, anticuadas instalaciones industriales y suelos contaminados. En cuanto a los PCBs, los niveles actuales ocasionan un déficit en el desarrollo neurológico de los niños. En el caso de las dioxinas, la carga corporal de la población general estadounidense es igual o superior a los niveles que causan efectos negativos en las pruebas realizadas con animales.

Se llama epidemiología al estudio de las tasas, las causas y las pautas de las enfermedades humanas y entre diferentes poblaciones humanas. Debido a las limitaciones de la epidemiología, nunca podrá definirse si una sustancia química en particular ocasiona una enfermedad específica o un cierto daño a la salud humana. Por el hecho de que regular y reducir la exposición se lleva a cabo con base a los contaminantes individuales, los estudios epidemiológicos casi nunca podrán lograr una prevención primaria, es decir una reducción en las incidencias de exposición a los contaminantes ambientales, porque la epidemiología no es capaz de identificar la sustancia específica que causa las enfermedades.

Siendo así, siempre faltan las pruebas definitivas de un vínculo entre dicha enfermedad y una toxina específica. Sin estas pruebas, utilizamos datos de las investigaciones en los laboratorios y los animales para predecir las consecuencias sobre la salud humana, y a menudo estas predicciones son apoyadas por las estadísticas actuales sobre los defectos de nacimiento, la infertilidad, retrasos en el desarrollo y el aumento en las tasas de cáncer.

8.-¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO ESTAS SUSTANCIAS EN MI CUERPO?
No existen pruebas de laboratorio accesibles al público en general para determinar la carga química del cuerpo. Y aun si usted tuviera esta información, no necesariamente le sería útil, porque su médico probablemente no podrá recetarle medicamentos para reducir la concentración de sustancias químicas presentes en su cuerpo. Sin embargo, es útil conocer la contaminación que existe en su comunidad, lo cual puede llevarlo a usted y a sus vecinos a tomar acciones para reducir la exposición a los contaminantes.

Ni las agencias gubernamentales, ni las clínicas u otros laboratorios ofrecen exámenes para determinar la carga corporal. La mayoría de la información que tenemos sobre la carga corporal proviene de estudios limitados a unos pocos contaminantes, patrocinados por las agencias gubernamentales y realizados en poblaciones particulares. A menudo, estos estudios analizan los datos según el sexo, la edad o la raza de los participantes, lo que ofrece información útil para determinar promedios en distintos grupos de personas. Sin embargo, estos promedios calculados para la población, no permiten predecir la carga corporal de los individuos. Además, normalmente se investiga un número limitado de las sustancias a las que está expuesta la población.

En general, es más fácil conocer la contaminación química presente en el pescado que consumimos que la que poseemos en nuestros cuerpos. En otros países, como el caso de Suecia, se realizan análisis extensivos de la carga corporal y el gobierno depende de estos datos para asegurar que sus campañas para reducir la exposición a los contaminantes ambientales que sufren sus ciudadanos sean exitosas. El monitoreo de esta carga química les permite evaluar las actividades de prevención empleadas y sirve como un sistema de alerta para el gobierno al permitirles detectar qué nuevas sustancias químicas están en aumento entre la población.

Tenemos el derecho de saber qué sustancias químicas están presentes en el aire, el agua, el suelo, los alimentos y los productos que consumimos todos los días. También deberíamos tener el derecho de saber cuáles son los contaminantes que llevamos adentro de nosotros. Deberíamos seguir el ejemplo de los suecos e implementar programas en todas las comunidades del mundo para monitorear la carga corporal de sustancias químicas.

9.-¿UN EXAMEN PARA DETERMINAR MI CARGA CORPORAL TAMBIÉN INDICARÁ ALGO SOBRE MI ESTADO DE SALUD? 
Los exámenes para determinar la carga corporal de contaminantes nos indican algo sobre las sustancias a las que hemos estado expuestos, pero normalmente no nos pueden informar si esa exposición ha causado problemas en nuestra salud. Sin embargo, una sola prueba para determinar la carga química corporal o aún mejor un monitoreo de la comunidad, nos puede indicar mucho sobre el estado de nuestro medio ambiente y la salud pública.

10.-¿CÓMO PUEDO ELIMINAR ESTAS SUSTANCIAS QUÍMICAS DE MI CUERPO?
Actualmente no existe un consenso en cuanto a un método seguro y útil para reducir la concentración de contaminantes en el cuerpo.

La prevención a largo plazo es la mejor estrategia. Se puede prevenir la contaminación de las generaciones venideras si trabajamos juntos para lograr las siguientes metas: 1) eliminar las sustancias químicas más peligrosas que se bioacumulan (es decir que se concentran más al pasar por las fases de la cadena alimenticia), 2) desarrollar métodos de producción que no empleen materiales tóxicos, y 3) asegurar que las comunidades, los gobiernos nacionales y las agencias internacionales adopten el principio de precaución al formular políticas sobre las emisiones de sustancias químicas al aire, el agua y el suelo.

Por favor revise la sección Aprenda más de este sitio web, en la que se ofrece una lista de organizaciones que usted puede contactar para participar en las campañas que lograrán para lograr estas metas.

Los cambios en el estilo de vida pueden prevenir la exposición a algunos contaminantes. En estudios recientes realizados en el estado de Washington, se encontró que la carga química fue significativamente menor en los niños que comen alimentos orgánicos y viven en hogares donde no se emplean pesticidas.

Algunas investigaciones limitadas demuestran que la carga corporal de ciertos contaminantes que se almacenan en los tejidos grasos puede ser reducida parcialmente a través de ciertas dietas, el ejercicio y las saunas; sin embargo, los datos son pocos y preliminares.

En el caso de que algunos metales como el plomo o el mercurio estén presentes en muy altas concentraciones, se trata de emplear sustancias quelatantes con el fin de disminuir la carga corporal de dichos metales. También es necesario considerar que estos tratamientos son polémicos, producen posibles efectos secundarios y no se ha probado de forma sistemática que reduzcan el impacto tóxico de una exposición. Un estudio en particular, no mostró ninguna mejoría en la aptitud neurológica de los niños con un nivel moderadamente elevado de plomo tras recibir un tratamiento de quelación.

11.-¿NO HAY REGLAMENTOS GUBERNAMENTALES QUE NOS PROTEJAN DE ESTA CONTAMINACIÓN?
Las regulaciones actuales fueron puestas en práctica mucho antes de que los nuevos avances científicos demostraran que pequeñas cantidades de sustancias químicas, una vez consideradas inofensivas, son capaces de ocasionar cambios sutiles a nivel celular. Hay nuevas pruebas que sugieren un vínculo entre estos cambios celulares y un aumento en el riesgo de contraer cáncer, los defectos de nacimiento y otros problemas de la salud.

Además, los reglamentos vigentes no fueron formulados considerando la exposición a todas las sustancias químicas presentes en el cuerpo humano. Ninguna entidad está investigando las consecuencias de la suma de todos estos contaminantes en conjunto sobre la salud humana.
La formulación de reglamentos legales en los Estados Unidos es un proceso político muy largo y complicado, sumamente susceptible a ser influido por los intereses especiales. Las industrias que se ven beneficiadas económicamente por el uso de cierto producto o sustancia química, han tenido mucho éxito en el pasado imponiendo límites a los controles regulatorios. Una mayor información sobre la carga química de las poblaciones nacionales y de los individuos, especialmente en aquellas comunidades muy expuestas a la contaminación, podría orientarnos al tomar decisiones sobre los productos y los alimentos que queremos consumir y las leyes que deberían existir para protegernos contra estos estragos químicos.

Fuente: Qué es una "carga corporal" (Coming Clean - Chemical Body Burden)

----------------------------------------------------------------


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

11 agosto 2009

CAMPAÑA “SÍNDROME DE SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE, UNA ENFERMEDAD EMERGENTE” - nota de prensa de cierre de acción

NOTA DE PRENSA

FINALIZACIÓN CAMPAÑA
“SÍNDROME DE SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE, UNA ENFERMEDAD EMERGENTE”

El próximo día 13 de agosto de 2009, en la Subdelegación del Gobierno Civil de Alicante situado en la Plaza de la Montañeta, se hará entrega de 9.000 firmas que apoyan la campaña “Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, una enfermedad emergente” .

El manifiesto en que se basa se presentó el 19 de junio de 2008, con copia al Ministerio de Sanidad y Política Social, al Ministerio de la Presidencia y al Defensor del Pueblo. Sin embargo a fecha de hoy, sólo este último ha tenido a bien responder para hacerse eco de la problemática expuesta.

Los firmantes de la campaña solicitan el reconocimiento oficial del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SSQM) así como la toma de una serie de medidas urgentes para que sus afectados puedan recibir las atenciones médicas, legales, sociales y económicas que les corresponden y que a día de hoy se les viene negando sistemáticamente.

El desconocimiento por parte del personal sanitario de esta patología, unido a la falta de medidas político-administrativas, sociales y jurídicas, hace que este colectivo viva en el vacío legal más absoluto, y que lo aboca a la privación de cualquier derecho básico como enfermo, dentro de la llamada sociedad del bienestar.

El número de afectados en todo el mundo por SQM aumenta cada día, mientras simultáneamente aparecen un número mayor de aportaciones científicas independientes que demuestran el origen orgánico de esta patología, así como su relación con los contaminantes ambientales a bajas dosis.

Francisca Gutiérrez Clavero
Coautora de la Campaña
Coordinadora General
GEDEA
Presidenta de
ASQUIFYDE
http://www.asquifyde.org

María José Moya Villén
Coautora de la Campaña
Autora blog especializado
en SQM, SFC y FM
“MI ESTRELLA DE MAR”
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/

-------------------------------------------------------------------


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

09 agosto 2009

DIRECTORIOS DE EMPRESAS CON PRODUCTOS Y SERVICIOS ECOLÓGICOS DE TODO TIPO, en España y otros países (empresas físicas y on-line, por mayor y detalle)

Los directorios resultan muy útiles para encontrar, cómodamente y por nosotros mismos, recursos en nuestro lugar de residencia. Para quien no asocia en este momento la palabra con lo que son, recordemos que un buen ejemplo de “directorio” son las populares guías de teléfono que tenemos en nuestras casas o consultamos on-line en Internet (como en España, las Páginas Amarillas -para buscar empresas- y Páginas Blancas -para personas, empresas y organismos públicos-, de Telefónica ; el QDQ, guía telefónica de cualquier operador ; etc.).

En cuanto al terreno ecológico, los directorios son doblemente útiles por tratarse de un ámbito aún por desarrollar plenamente y por tanto con una falta de presencia masiva de empresas con ofertas ecológicas en todas las ciudades y pueblos, del estilo que ofrecen las tiendas y empresas convencionales. Por ello es que es importante que tengamos un medio a mano que los aglutine para poder buscar lo que necesitamos de forma sencilla, rápida y eficaz. Es por esto que recurrir a buscar lo que necesitamos en directorios ecológicos, es una muy buena idea.

A continuación podéis ver un recopilatorio de directorios con empresas ecológicas españolas y extranjeras, dentro de una amplia variedad de sectores de la venta minorista (o sea, para particulares) y mayorista (para empresas). Incluso podréis acceder a enlaces donde os ofrecerán información para crear vuestra propia empresa o franquicia ecológica (¿quizás para algún familiar vuestro que desee montar algo de este estilo?). ¡Que disfrutéis con tus indagaciones! ;-)

1) ORGANIC-BIO
LINK: http://www.organic-bio.com/es/directorio/
QUÉ ES: base de datos internacional sobre producción biológica.
QUÉ CONTIENE: fichas de más de 14.000 compañías de España y otros países, donde se señalan -entre otras cosas- las webs de las empresas reseñadas.
MATERIA: comida ecológica (empresas de suministro y al por mayor) / International directory of organic food wholesale & supply companies.
PAÍSES QUE ABARCA: internacional.
IDIOMA: español, con opción de ver la información en otros 9 idiomas más (checoslovaco, alemán, inglés, francés, italiano, holandés, portugués, griego y rumano).
CÓMO BUSCAR: dos formas:

  • GENERAL: sólo por materia (pinchando en alguno de los enlaces de la página principal, por ejemplo el de “Carne”).

  • SELECTIVA: pinchando en “Búsqueda avanzada” (parte superior izquierda) y seleccionando los campos que interesen (por ej. “País” y “Región”)

    El resultado de nuestra búsqueda será un listado de enlaces a las fichas de las compañías que se ajusten a nuestra petición, en donde podremos acceder a sus webs para ampliar información.
OBSERVACIONES: he detectado alguna empresa esporádica que NO TODOS sus productos son ecológicos, sino que lo que tienen es una “línea ecológica” dentro de sus actividades (para encontrarla hay que ir a la web del sitio en cuestión y buscar el apartado de estos productos bio).

2) ECOTOTAL
LINK: http://www.ecototal.com/
QUÉ ES: directorio de empresas de productos y servicios ecológicos (también información suplementaria relacionada con la cultura medioambiental).
MATERIA: aceites ecológicos; acuicultura bio; agricultura ecológica; alimentos ecológicos; artesanías; banca ética; bioconstrucción; comercio justo; consultorías; cosmética ecológica; distribuidores; eco-complementos; ecoindustrias; ecoturismo; editoriales; energías limpias; ganadería ecológica; hogar ecológico; invertir en árboles; mayoristas; otras músicas; productos dietéticos; productos reciclados; salud integral; servicios ecológicos; textiles ecológicos; tiendas bebés; vehículos ecológicos; vinos ecológicos.
PAÍSES QUE ABARCA: España.
IDIOMA: español.
CÓMO BUSCAR: pinchando en los enlaces por materias que encontramos bajo el epígrafe “Ecosectores” de la columna (sidebar) de la izquierda de la web.

OBSERVACIONES: además, podemos encontrar:

  • EN LA COLUMNA IZQUIERDA:
    -FORO.
    -BOLETÍN: jardín ecológico (IP); eco-videos (IT); autosuficiencia (IT); ecoturismo rural (IT) (IP); vivir sin gluten (IT); Gea, geobiología (E); conservas caseras (IT); libros autoayuda (IT); reciclaje domestico – de ordenadores y móviles, de ropa, de CDs y DVDs (IP); vivir en una casa sana (IT); huertas solares (IT); ferias ecológicas (IP); envases de vidrio (IT); agricultura ecológica (L); casas rurales (IP); maderas nobles (E); insumos ecológicos (IT); productos orgánicos (-).

    Nota: la mayoría de capítulos finalizan con el enlace a una web con más información sobre el tema y que pueden ser muy prácticos para tener presentes.

  • EN LA COLUMNA DERECHA: blog (IT); web agricultura-ecologica.com (IT); restaurantes ecológicos, vegetarianos y veganos (IP); certificaciones ecológicas (normas ISO 14000) (IT); cómo montar una empresa ecológica – guía, direcciones, ayudas y subvenciones, cursos de formación, inversores, trámites, trámites específicos para cada actividad, normativa europea, etiquetas ecológicas, mujeres empresarias, franquicias verdes, tecnologías y herramientas para empresas, revistas y publicaciones, ferias (IT) (IP); tiendas on-line; puntos de venta – tiendas, supermercados, asociaciones de consumidores por comunidades autónomas (IP); franquicias verdes (IP); kiosko de prensa – revistas ecológicas en papel y online (IP); organismos de control de agricultura ecológica (IP); eco-empleo (IT); enlaces de diferentes temáticas (IP)

    (IT) Información Teórica ; (IP) Información Práctica ; (L) Legislación ; (E) Empresa.
3) ECOMATERIALES /ECOHABITAR
LINK: http://www.ecohabitar.org/materiales/ecomateriales.html
QUÉ ES: listado de fabricantes, almacenes, distribuidores y minoristas. En la web se especifica que “no están los grandes almacenes de construcción convencional que pueden disponer, también, algunos de estos productos. Preferimos favorecer y recomendar las pequeñas empresas y profesionales que ofrecen un trato personal, cualificado y experimentado y que de alguna manera está, favorecen los criterios de bioconstrucción”.

MATERIA: construcción (productos y materiales ecológicos, bioconstrucción).
PAÍSES QUE ABARCA: España (también ofrece un enlace para empresas de “Europa”, pero en la práctica sólo contiene una sola, en Francia).
IDIOMA: español.
CÓMO BUSCAR: pinchando en el mapa, por comunidades autónomas.

4) OTROS DIRECTORIOS EN 'MI ESTRELLA DE MAR'
Podemos ver otros directorios, tanto de tiendas on-line como de a pie de calle, en:

-ALIMENTOS ECOLÓGICOS CERCA DE TU CASA

-DIRECTORIO DE EMPRESAS QUE OFRECEN PRODUCTOS Y SERVICIOS ECOLÓGICOS (Terra)

-DIRECCIONES ÚTILES PARA SQMs, POR COMUNIDADES. (I) COMUNIDAD DE MADRID

-DIRECCIONES ÚTILES PARA SQMs, POR COMUNIDADES. (II) CANARIAS, NAVARRA, ARAGÓN, CASTILLA-LA MANCHA, ANDALUCÍA, ...

-TODO SOBRE CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE (directorio de empresas y profesionales, artículos, consejos, ...)


===========================================



Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

03 agosto 2009

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA Y SU RELACIÓN CON LA FIBROMIALGIA. Autor: Dr. Joaquim Fernández-Solà (Revista Española de Reumatología. 2004)

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA Y SU RELACIÓN CON LA FIBROMIALGIA
J. Fernández-Solà
Médico consultor. Coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica. Servicio de Medicina Interna. Hospital Clínic-IDIBAPS. Barcelona. Profesor asociado de Medicina. Universitat de Barcelona. Barcelona. España.

Desde que en 1988 el Center for Disease Control (CDC) de Atlanta (Estados Unidos) fijó los criterios clínicos para la definición de caso de síndrome de fatiga crónica (SFC)-1-, y su posterior actualización por Fukuda et al-2- en 1994, hemos asistido a un progresivo afloramiento de la realidad clínica de esta enfermedad. A partir de estos criterios, se ha desarrollado una tarea de detección diagnóstica y control clínico, realizada esencialmente en el ámbito de la medicina interna en centros de segundo o tercer nivel asistencial. Es destacable la dificultad que ha habido para implicar a los médicos de atención primaria en esta sistemática asistencial. El SFC se ha incorporado progresivamente al diagnóstico diferencial de los diferentes estados de fatiga, sea primaria (fatiga persistente o crónica idiopática) o secundaria (fatiga asociada a otras enfermedades reumatológicas o sistémicas)-3-4-. Sin embargo, este proceso no ha estado exento de dificultades, imprecisiones y conflictos, fruto de la peculiaridad clínica de esta enfermedad, y por la ausencia tanto de marcadores diagnósticos específicos como de un tratamiento etiológico efectivo-5-.

La falta de un marcador analítico o bioquímico específico hizo pensar inicialmente que estos criterios, basados únicamente en datos clínicos y, por tanto, relativamente subjetivos, no serían útiles para el diagnóstico-6-. Nada más lejos de la realidad. La utilización estricta de los criterios, de Fukuda et al, en los que debe valorarse específicamente la presencia y características de la fatiga y de los demás síntomas asociados (febrícula, artralgias, mialgias, cefalea, odinofagia y trastornos del sueño y del estado de ánimo) ha mostrado una elevadas especificidad y sensibilidad. Sin embargo, siempre deben considerarse las causas de exclusión que los mismos criterios establecen (enfermedades previas orgánicas o mentales que cursen con fatiga o la obesidad mórbida). Actualmente, la diferenciación entre las enfermedades primariamente mentales o psicosomáticas y el SFC es posible y de fácil realización por facultativos con experiencia-7-.

Respecto a su incidencia, se ha comprobado que se han cumplido las previsiones iniciales realizadas en estudios epidemiológicos como el de Wichita (Estados Unidos)-8-, llegando a la afectación poblacional prevista, de un caso por 1.000 habitantes. Ello supone la existencia de al menos unos 6.000 casos de SFC en Catalunya, y de 40.000 en toda España-9-. Creemos que actualmente ya se han diagnosticado aproximadamente la mitad de los casos existentes.

El perfil clínico de caso de SFC es muy homogéneo-4-10-11-. El inicio de la enfermedad se produce de una manera aguda en personas previamente sanas, entre la segunda y la cuarta décadas de la vida, y afecta más a las mujeres que a los varones, entre 3 y 5 veces más. Es curiosa la mayor incidencia de SFC entre el personal sanitario o con actividades de relación pública o social o con elevada movilidad, hecho que hace pensar en la posible implicación epidemiológica de los virus y factores tóxicos o ambientales en su desencadenamiento. También llama la atención su menor incidencia en edades extremas de la vida, como sucede con la mayor parte de enfermedades de origen inflamatorio o autoinmune-11-. Asimismo, se han identificado muy claramente los distintos factores precipitantes de este síndrome. En más de la mitad de casos existe un antecedente de enfermedad infecciosa aguda que se puede corroborar, habitualmente viral. Los virus más frecuentemente implicados son el Epstein-Barr, el citomegalovirus, el herpesvirus tipo 6 y el parvovirus B19 -12-. También se ha implicado la infección por Chlamydia y Mycoplasma. En cualquier caso, son gérmenes que pueden permanecer de forma crónica o incluso permanente, llegando a integrarse en el genoma celular de las células musculares o neuronas del paciente. Actúan como gérmenes defectivos, alterando el funcionamiento energético y metabólico del paciente. Otros factores precipitantes corroborados son las intoxicaciones por insecticidas organofosforados, disolventes y por monóxido de carbono, las situaciones de hipersensibilidad ambiental (hipersensibilidad química múltiple, síndrome del edificio enfermo, síndrome de la Guerra del Golfo) y también las situaciones de alteración del ritmo o calidad del sueño y las de estrés psicológico intenso (mobbing, estrés postraumático)-4-11-.

Cualquiera que sea el mecanismo precipitante, en el SFC se desencadena un trastorno fisiopatológico común aún poco conocido, pero que conlleva una disfunción de la respuesta inflamatoria y/o inmunológica no específica, con producción de sustancias activas circulantes (interferones, interleucinas, péptidos vasoactivos, autoanticuerpos), cuya naturaleza y cantidad pueden ser variables de un paciente a otro. Ello conduciría a una disfunción de la respuesta inflamatoria, energética e incluso neuroendocrina y a una disregulación de diversos mecanismos. Entre ellos, se altera la tolerancia al ejercicio, que desencadena la fatiga; el eje cortico-suprarrenal, que desencadena disautonomía; el eje tiroidal que desencadena hipotiroidismo autoinmune, y el eje hipotálamo-hipofisario, con alteraciones de la hormona del crecimiento y de las gonadotrofinas. A pesar de esa diversidad de alteraciones, ninguna de ellas es específica, ni siquiera homogénea, en la mayoría de pacientes, lo que dificulta la concreción fisiopatológica de este síndrome-6-. Recientemente, se ha propuesto que esta enfermedad podría estar entre los denominados síndromes autoinflamatorios sistémicos-13-.

También hemos podido corroborar las dificultades en el manejo cotidiano de estos pacientes-11-14-. Actualmente, sólo se les puede ofrecer un tratamiento con pretensión paliativa, no curativa, basado en una aproximación multidisciplinar y sustentado en el trípode: tratamiento farmacológico con analgésicos o antinflamatorios de soporte; terapia de rehabilitación funcional con ejercicio físico aerobio, progresivo y adaptado, y terapia de soporte psicológico, específicamente la de tipo cognitivo conductual. Todo ello para mejorar la adaptación del paciente a su enfermedad y, en último término, su calidad de vida-11-15-.

Uno de los aspectos que mejor se ha definido en el SFC es el curso natural de la enfermedad. Se trata de una enfermedad uniformemente crónica, que cursa sin mejoría significativa, y que habitualmente mantiene el grado de afectación inicial con oscilaciones transitorias. Sin embargo, es importante destacar que el SFC no tiende a empeorar de forma progresiva. En la mayor parte de series evolutivas de SFC, entre un 60 y un 80% de los pacientes no pueden realizar una actividad laboral mantenida a los 5 años de su diagnóstico, corroborando la elevada incidencia de invalidez funcional y laboral en estos pacientes-14-16-. No se ha demostrado que el SFC modifique la mortalidad ni la incidencia de neoplasias y, aunque se han descrito casos de acúmulo familiar, no hay datos concluyentes acerca de su potencial transmisión hereditaria. El embarazo no modifica significativamente el curso de la enfermedad establecida aunque, en algunos casos, puede actuar como factor precipitante de ésta en la madre, sin afectar al feto-17-.

Es muy llamativo el hecho de que cuando el SFC lleva un tiempo de evolución, con frecuencia, se asocia a otros síndromes o enfermedades relacionadas-11-. Entre ellos está la fibromialgia (FM), el colon irritable, la disautonomía, la dismenorrea, el síndrome seco ocular y bucal inmunológicamente negativo, la tiroiditis autoimmune, la disfunción temporo-mandibular, la distimia, las manifestaciones alérgicas no específicas y una mayor incidencia de infecciones bacterianas y fúngicas no graves (faringitis, bronquitis, infecciones urinarias y candidiasis mucocutánea). Estos síndromes asociados al SFC deben buscarse dirigidamente y tratarse adecuada y activamente, ya que ello contribuye a estabilizar la situación clínica del paciente.

Una de las entidades que más se relaciona con el SFC es la FM-18-. De hecho, hay que seguir entendiendo a la FM y al SFC como 2 enfermedades diferentes, con criterios propios y diferenciables, ya que hay pacientes que tienen sólo manifestaciones clínicas de una de ellas. Sin embargo, en el curso evolutivo, los síntomas de ambas enfermedades suelen superponerse hasta el punto de que cuesta diferenciarlos. Por ello, uno puede preguntarse si estamos viendo, en realidad, la misma enfermedad con 2 facetas evolutivas distintas. La coexistencia de FM en pacientes con SFC que llevan más de 5 años de evolución llega a ser de un 50-70%. Sin embargo, el patrón de dolor en estos casos es algo diferente al de la FM primaria, y afecta más a las extremidades inferiores y menos a la zona axial. En cuanto a su intensidad, la FM asociada a SFC no suele sobrepasar el estadio II, sobre III, de la escala de afectación vital-19-. También se ha descrito y corroborado la asociación de SFC en pacientes con FM evolucionada-11-. En estos casos, la intensidad del SFC suele ser leve (grados I a II sobre IV), pero puede complicar de manera significativa la evolución del paciente ya que añade al componente de dolor de la FM el de invalidez funcional del SFC por fatiga a pequeños esfuerzos físicos o mentales.

Es destacable la actitud positiva y la respuesta social que han tenido los pacientes afectados de estas 2 enfermedades. Han realizado un gran esfuerzo de integración que ha llevado a la creación de asociaciones específicas. Conjuntamente con los profesionales sanitarios implicados, la sociedad civil y la administración sanitaria se han creado fundaciones para la promoción de la atención e investigación en estas enfermedades. Mención especial merece el informe técnico sobre SFC realizado por la Agència Catalana d’Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdica-9- y los 2 documentos de consenso de la situación de la FM-19- y del SFC-20- en Catalunya, que reflejan claramente la situación real y las vías potenciales de atención a los pacientes. Fruto reciente de esta línea de actuación ha sido la apertura de las primeras unidades específicas de SFC y de tratamiento de FM dentro de la Unidad de Dolor Crónico, ambas ubicadas en el Hospital Clínic de Barcelona, en concierto con el Servei Català de Salut. La experiencia inicial es muy positiva, y corrobora que una aproximación multidisciplinar facilita el proceso diagnóstico y el mejor abordaje terapéutico posible a pesar de las claras limitaciones existentes en la actualidad.

Los profesionales implicados en estas unidades vivimos aún la creciente presión del gran número de pacientes en proceso diagnóstico y sin una orientación terapéutica adecuada. Creemos que las unidades de SFC y FM deben trabajar conjuntamente e interrelacionarse estrechamente con las asociaciones de pacientes. Se debe potenciar la creación de nuevas unidades descentralizadas y estrechamente relacionarlas con los circuitos de atención primaria y especializada de cada zona asistencial (medicina de familia, reumatología y medicina interna). Sólo así conseguiremos normalizar la situación de estas 2 enfermedades que aún dista de ser adecuada, digna y estable. La investigación fisiopatológica y terapéutica debe hacer el resto, hasta encontrar en el futuro los mecanismos intrínsecos que alteran la sensación de dolor y de fatiga de una forma tan peculiar en estas 2 enfermedades, sin duda interrelacionadas.


Bibliografía

1. Holmes GP, Kaplan JE, Gantz NM, Komaroff AL, Schonberg LB, Straus SE, et al. Chronic fatigue syndrome: a working case definition. Ann Intern Med 1988;108:387-9.
2. Fukuda K, Strauss SE, Hickie I, Sharp CM, Dobbins JG, Komaroff A. The chronic fatigue syndrome: a comprehensive approach to its definition and study. Ann Intern Med 1994;121:953-9.
3. Dawson J. Consensus on research on fatigue syndrome. BMJ 1990;300:832.
4. Fernández-Solà J. El síndrome de fatiga crónica. Medicina Integral 2002;40:56-63.
5. Wessely S. Chronic fatigue syndrome. Trials and tribulations. JAMA 2001;19:1378-9.
6. Komaroff A. The biology of chronic fatigue síndrome. Am J Med 2000;108:169-71.
7. Afari N, Buchwald D. Chronic Fatigue Syndrome: a review. Am J Psychiatry 2003;160:221-36.
8. Reyes M, Nisenbaum R, Hoaglin DC, Unger ER, Emmons C,Randall B, et al. Prevalence and incidence of chronic fatigue syndrome in Wichita, Kansas. Arch Intern Med 2003;163:1530-6.
9. Estrada MD. Síndrome de Fatiga Crónica. Informe Técnico. Barcelona: Agència d’Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdiques. Servei Català de la Salut. Departament de Sanitat i Seguretat Social. Generalitat de Catalunya, 2001. Disponible en:
http://www.aatm.es/
10. Komaroff AL, Buchwold D. Synptoms and Signs of Chronic Fatigue Syndrome. Rev Infect Dis 1991;13(Suppl):S8-S11.
11. Fernández-Solà J, editor. Sobrevivir al cansancio. Una aproximación al síndrome de fatiga crónica. Barcelona: Ed. Viena-Oxis, 2004.
12. Gascón J, Marcos T, Vidal J, García-Forcada A, Corachan M. Cytomegalovirus and Epstein-Barr Virus Infection as a cause of Chronic Fatigue Syndrome in Travelers to Tropical Countries. J Travel Med 1995;105:415-22.
13. Andre DC, Bienvenu T, Hausfater P, Pecheux C, Bienvenu J, Lecron JC, et al. The enlarging clinical, genetic and population spectrum of tumor necrosis factor receptor-associated periodic syndrome. Arthritis Rheum 2002;46:2181-8.
14. Fernández-Solà J. El síndrome de fatiga crónica: una problemática médica y social creciente. Medicina Integral 1993;21:325-6.
15. Hitings P, Bagnall AM, Sowden AJ, Cornell JE, Mulrow CD, Ramírez G. Interventions for treatment and management of chronic fatigue syndrome. A systematic review. JAMA 2001;286:1360-8.
16. Miró O, Font C, Fernández-Solà J, Casademont J, Pedrol E, Grau JM, et al. Síndrome de fatiga crónica: estudio clínico-evolutivo de 28 casos. Med Clin (Barc) 1997;108:561-5.
17. Schacterle RS, Komaroff AL. A comparison of pregnancies that occur before and after the onset of chronic fatigue síndrome. Arch Intern Med 2004;164:401-4.
18. Martínez-Lavin M. Overlap of fibromialgia with other medical conditions. Curr Pain Headache Rep 2001;5:347-50.
19. Collado A, Alijotas J, Benito P, Alegre C, Romera M, Sañudo I, et al. Documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento de la fibromialgia en Cataluña. Med Clin (Barc) 2002;116:745-9.
20. Alijotas J, Alegre J, Fernández-Solà J, Cots JM, Panisello J, Peri JM, et al. Documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento del síndrome de fatiga crónica en Catalunya. Med Clin (Bar) 2002;118:73-6.

Fuente: Doyma/Elsevier – Revista Española de Reumatología, vol. 31, n. 10 (2004). Pág. 535-537.

-----------------------------------------------------

POSTS RELACIONADOS:
-SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA Y SU RELACIÓN CON LA SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE (conferencia Dr. Fernández-Solà. Palacio Euskalduna. Bilbao. 04-10-07)

-CRITERIOS CANADIENSES DE CONSENSO PARA SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA, en español (PDF)

MÁS ARTÍCULOS DEL DR. JOAQUIM FERNÁNDEZ-SOLÀ:
-http://www.doyma.es/home/ctl_servlet?_f=14004 (artículos en Doyma/Elsevier -todos los que atañen al SFC/SQM/FM y no repiten contenidos, se encuentran en Mi estrella de Mar-).

-Libro de la Salud. Capítulo 55, La fibromialgia y la fatiga crónica (autor del capítulo: Fdez-Solà. Editorial: Hospital Clinic de Barcelona-BBVA. 2007).

-----------------------------------------------------

NOTA DE MI ESTRELLA DE MAR: aunque el artículo tiene unos años y por tanto el texto hay que leerlo con esa distancia, dada la relevancia del autor y que su contenido sigue estando vigente, su lectura es de obligado cumplimiento para todos nosotros. El artículo es claro, sencillo de leer, y relaciona SFC/FM/SQM, así como salud y tóxicos. Todo un hito en el adormecido panorama español.

En cuanto a lo que los dos últimos párrafos del artículo dicen y transmiten como actitud positiva, nos traen recuerdos de lo que fue el Hospital Clinic de Barcelona como pionero y referencia para toda España de modelo de instauración de la primera Unidad de Fatiga Crónica creada en España (en donde se conocían por igual el Síndrome de Fatiga Crónica, la Sensibilidad Química Múltiple y la Fibromialgia, para poder hacer al menos diagnósticos diferenciales correctos entre estas y otras patologías -aunque no tratamientos para SFC/SQM, bien es cierto que poco se puede proponer a nivel médico excepto medidas alternativas y complementarias que no están al alcance de todos los bolsillos-).

Lamentablemente, como os comunicamos desde Mi estrella de Mar, la Unidad de Fatiga (coordinada por el Dr. Fernández-Solà, médico-internista), se "desmanteló" esta primavera a favor de la Unidad de Fibromialgia del mismo hospital, dirigida y llevada por reumatólogos (además, no-expertos en SFC, ni SQM). Como recordatorio a este tema podéis releer:

- LA UNIDAD DE SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA DEL HOSPITAL CLINIC DE BARCELONA, única en la sanidad pública conocedora del SFC/SQM/FM cierra sus puertas (20/05/09).

- NOVEDADES ACERCA DE LA UNIDAD DE SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA DEL HOSPITAL CLINIC DE BARCELONA (respuesta oficial del CatSalut a los que enviamos queja) (18/06/09).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo