CÓMO AYUDAR A DIFUNDIR LA LABOR DEL SISS (RESPETANDO EL COPYRIGHT)
QUÉ HACER.- 1. DIFUNDE SUS ENLACES, donde puedan tener eco (redes, foros, medios, médicos, hospitales...) y de forma eficaz (deben funcionar y ser visibles). QUÉ NO HACER.- NO ALTERES NI DIFUNDAS SUS PDFs, IMÁGENES O ENTRADAS FUERA DEL ENLACE DEL SISS (por tanto, NO los cuelgues en tu espacio u otros, ni los difundas desde los canales de Scribd, YouTube u otros del SISS. Si necesitas una imagen de la autora o un collage hecho por ella, pide su autorización escrita razonando el motivo)
EMPRESAS Y WEBS (AVISO)
No publicamos spam ni propaganda. Por favor, no intentes aprovecharte de nuestro trabajo gratuito. En su lugar, valora ser nuestro patrocinador.

10 junio 2007

SE DESCUBRE UN BIOPETRÓLEO DE ALGAS, AUTO-RENOVABLE Y QUE ABSORBE DIÓXIDO DE CARBONO

La empresa española Bio Fuel System (BFS) ha desarrollado un petróleo biológico, renovable y que absorbe dióxido de carbono (CO2) en un ciclo sin fin. En comparación con el petróleo, este nuevo producto no tiene el color negro del crudo, pero tampoco el azufre y metales pesados que se incorporan a este en su fosilización: es sólo materia orgánica, con la celulosa y el silicio de la membrana celular.

El biopetróleo se encuentra en unas discretas naves en Alicante de esta empresa, tiene el color verde de las algas, contiene cientos de millones de seres unicelulares por mililitro cúbico, y se han tardado varios años hasta saber cómo cultivarlo en un medio artificial. Detrás de este trabajo están los departamentos de Biotecnología, Ingeniería Química y Ciencias del Mar de las universidades de Alicante y Valencia, y sus protagonistas son el profesor de Biotecnología de la Universidad de Alicante, Cristian Gomis, y el ingeniero de Termodinámica, Bernard Stroïazzo.

Se buscaba un sistema que acelerara el ciclo vital de la fotosíntesis, proceso por el cual las células marinas absorben dióxido de carbono, expulsan oxígeno, crecen y se reproducen. Para ello, en estos años se seleccionaron una treintena de cepas de familias de algas clorofíceas a las que se alimentaron con luz solar, CO2 y algo de fósforo y nitrógeno. En esas condiciones artificiales óptimas -sin cambios extremos de temperaturas, ni corrientes, ni depredadores-, el resultado fue el aceleramiento de sus procesos vitales y reproductivos. Así, si en el medio marino la concentración de estos seres era de 300 en un mililitro cúbico, con el sistema BFS se llegaban a los 200 millones.

La infraestrutura es sencilla. Consiste en una batería de cilindros de plástico transparentes de tres metros de altura y 70 centímetros de diámetro, cuyo contenido es una especie de sopa de color verde, donde cada día esos cientos de miles de millones de seres se dividen en dos, cada 12 horas, por lo que esta biomasa es como la del mar, pero más densa. Así, en cada dos metros cúbicos de agua se producen seis kilos al día de biomasa, lo que es miles de veces más que la producción anual de soja, girasol o palma, pero usando mucho menos espacio y menos agresivamente.

La técnica empleada para obtener la biomasa es sencilla: diariamente se extrae de los cilindros la mitad de su contenido, se centrifuga, y se devuelve el agua al tanque para que se doble la cantidad de individuos en las siguientes 24 horas. Con el proceso, la materia orgánica queda en pasta para la refinería, o seca para carbón.

Cada kilogramo de esta masa tiene 5.700 kilocalorías. Tanto como el carbón. Esto la hace capaz de alimentar plantas térmicas de electricidad, que a su vez se verían obligadas a capturar el CO2 de sus chimeneas para alimentar al biocombustible que crecería en la planta de al lado, y sin necesidad de transportarlo, lo que sería un ahorro. En este sentido, Bernard Stroïazzo afirma que han logrado reproducir el "mejor intercambiador de energía del sol".

Más del 50% de la masa de las decenas de miles de especies de algas que componen el fitoplancton en los océanos es aceite. La causa es que este tiene menos densidad que el agua y por tanto flota en el mar, lo que hace que esté cerca de la superficie, donde llega la luz solar, que es la mitad de su dieta, junto al dióxido de carbono en la fotosíntesis.

El próximo objetivo de la empresa se centra en la creación de la primera planta de producción eléctrica de 30 megavatios antes de un año. Se necesitará de una hectárea para instalar estos cilindros en cantidad suficiente como para producir electricidad para 3.000 viviendas, con calderas que muevan generadores y recuperen el CO2. Será en Alicante y las licencias ya están solicitadas.

Fuente (versión): El Mundo. 30/05/2007.

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

No hay comentarios:

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo