¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

15 marzo 2007

LOS ADITIVOS ALIMENTARIOS: los E-1XX, E-2XX, E-3XX, E-4XX y E-6XX


Los aditivos alimentarios se utilizan desde antiguo para la conservación de alimentos: el vinagre (ácido acético) para conservar verduras ; el azafrán como colorante para aportar tonalidad y sabor ; etc. El objetivo principal era prolongar la vida útil del alimento.

Hoy día, sin embargo, aunque existen aditivos para la conservación, una gran parte de estos tiene como finalidad mejorar de manera artificial el aspecto y coloración del producto, potenciar o corregir su sabor, etc. Además, de los más de 3.800 aditivos que se emplean, un gran porcentaje no tiene ningún valor nutritivo, y por añadidura entraña riesgos para la salud. La Unión Europea obliga a que en el etiquetado de los productos figuren sus aditivos, y estas sustancias -en su mayoría de laboratorio-, suelen identificarse con una E seguida de un número de tres cifras (E-XXX).

ADITIVOS ALIMENTARIOS: CLASIFICACIÓN, “UTILIDAD”, E INOCUIDAD-PELIGROSIDAD:

COLORANTES (E-1XX):
  • UTILIDAD: sólo sirven para dar color.
  • PARA SALUD:
    1) INOCUOS: como el E-101 (vitamina B) en la mantequilla, o el E-140 (clorofila) en quesos y aceites.
    2) A EVITAR: como el E-123 (amaranto) o el E-124 (rojo de cochinilla), que se usan en refrescos, junto a otros. Deben evitarse en lo posible.

CONSERVANTES (E-2XX):

  • UTILIDAD: se usan para evitar los gérmenes que deterioran los alimentos.
  • PARA SALUD:
    1) TOLERABLES A DOSIS BAJAS: algunos como el E-260 (ácido acético).
    2) A EVITAR: como los nitritos en los productos cárnicos o de charcutería. Una familia problemática son los sulfitos (del E-220 al E-227), ya que pueden provocar reacciones alérgicas. Son comunes en los vinos de mesa, zumos, purés y mermeladas.

ANTIOXIDANTES (E-3XX):

  • UTILIDAD: evitan el deterioro de los alimentos grasos (oxidación o enranciamiento) y de las conservas.
  • PARA SALUD:
    1) INOCUOS: el E-300 (ácido ascórbico, vitamina C) y el E-330 (ácido cítrico).
    2) A EVITAR:
    - E-310, 311 y 312, que son galatos (sales y éster del ácido gálico) utilizados en aceites, cereales o chicles: pueden causar irritaciones gástricas. Están prohibidos en alimentos de bebés y niños.
    - el E-320 (BHA) y el E-321 (BHT), que se encuentran en aceites, margarinas y otros alimentos: pueden causar problemas hepáticos.

ESPESANTES Y EMULGENTES (E-4XX):

  • UTILIDAD: los emulgentes permiten la mezcla de ingredientes difíciles de combinar (como el agua y el aceite), y modifican la textura de los alimentos haciéndolos más atractivos.
  • PARA SALUD:
    A EVITAR: entre los cuestionados se encuentran el E-450 (polifosfatos) utilizado para ablandar carnes curadas como el jamón. Los polifosfatos se emplean mucho para añadir agua a los alimentos con la finalidad de aumentar su peso (ej. las margarinas light).

POTENCIADORES DEL SABOR (E-6XX):

  • UTILIDAD: se emplean para caldos, sopas instantáneas, salsas, embutidos, verduras enlatadas y platos precocinados, pues en su procesamiento se pierde parte del sabor original del alimento. Son perfectamente prescindibles y además controvertidos.
  • PARA SALUD:
    A EVITAR: por ejemplo los que van del E-620 al E-625 (glutamatos y sus derivados), habiendo estudios que los relacionan con cefaleas, náuseas, mareos y palpitaciones.
CONCLUSIÓN:
“Hay tablas que sirven de orientación acerca de los aditivos dudosos y sobre aquellos que se deben evitar. Pero, como regla general, se puede decir que un alimento, cuanto más procesado está, más aditivos contiene, y al contrario. La verdura y fruta fresca, el arroz, la carne de carnicería... los alimentos que no se han procesado industrialmente son los más sanos en este sentido”.

ANEXO (TABLA ADITIVOS ALIMENTARIOS):
Para ver los códigos E (colorantes, conservantes, antioxidantes, espesantes y potenciadores del sabor) y códigos H (edulcorantes) a evitar, pinchar aquí (autor: Ecologistas en Acción. 1 hoja, PDF).

Fuente: LEISDON, Franz. El hogar ecológico: los aditivos alimentarios. En: El Ecologista, nº 43 (abr. 2005).

Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

2 comentarios:

JOAKO dijo...

Pego aquí un documental algo tendencioso que es una "loa del sistema" a los números E:

http://www.youtube.com/watch?v=HNLzItjH7I4

María José Moya (Mariajo) dijo...

Y tan tendencioso, sí... Un abrazo Joako,

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo