¿AYUDAS EN NUESTRA LABOR? ¿HAY COPYRIGHT?
1. Difunde los enlaces del SISS en redes, grupos, medios, etc. (asegurarás la difusión de una información correcta sobre SQM y temas relacionados); 2. Hazlo conforme a nuestra licencia de Creative Commons "Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada" (+info: final de página) y con un link operativo y visible a la entrada o imagen cuya información difundas. Imágenes de la responsable del SISS: sólo bajo petición y permiso escrito. 3. DOCUMENTOS EN PDF: divúlgalos SIN ALTERAR, y DENTRO de su enlace original del SISS (NO de Scribd, etc.).
SPAM
Empresas y similares: por abuso continuado en el pasado no se publicarán intentos de aprovechar nuestro trabajo (gratuito) para dejar autopropaganda (lucrativa). Tienes la opción de ser patrocinador nuestro.

05 febrero 2007

UNA CRISIS DE INTOLERANCIA QUÍMICA en primera persona

He tenido una fuerte recaida estos días pero volveré a escribir en el blog en cuanto pueda.

Os explico: el viernes este salí del hospital, como todos los viernes, hace ahora dos días y medio, y volviendo a mi casa pasó por mi lado el camión de una obra (¿cómo se puede ir tan deprisa por una calle estrecha?). El susodicho iba con un ruido infernal producto de la velocidad que llevaba, y lleno hasta arriba de escombro, polvo, etc. que soltaba por toda la calle. Como remate, un tubo de escape soltando abundante humo negro por lo que dijo la compañera que iba conmigo, que también volvía del hospital conmigo. Yo ya no me enteré de nada a pesar de ponerme la mascarilla en segundos, así que esos son datos que me facilitó esta chica después. Me intenté resguardar tras una esquina pero imposible, el daño estaba hecho.

He estado todos estos días con sus noches desde ese momento en cama con faringitis, mareo, completamente afónica, garganta como "quemada" y con un dolor extremo sólo por tragar saliva, pesadez de cuerpo que tras el "incidente" se iba constantemente hacia un lado sin poder ir recta a pesar de ser lo que yo quería, mocos en garganta y a veces de nariz también, con sensación como de "faltar el aire", fuerte dolor de dientes (¿encías?) al querer "masticar" dos cucharadas de puré que es lo único que pude tomar estos días, aparición de un "catarro fulminante" con estornudos y toses, sudor y frio alternativos, pupas dentro de la boca, migraña (con vómitos, colitis, y aumento de la ya constante fotofobia y alteración de ruidos), fuerte malestar general, aumento fatiga, y que se yo qué más...

He dudado en describir en un post mi crisis en primera persona, tanto porque: 1) en el día a día es habitual una sintomatología permanente y narrar una crisis podía dar lugar a pensar por contra que sólo hay sintomatología durante estas situaciones; y 2) por pudor personal...

Pero luego he pensado que es bueno dar a conocer ambas situaciones así como algunos de los elementos que las desencadenan, como el humo de tabaco, perfumes, etc... o un suceso como el que cuento hoy aquí.

Y no son síntomas que una vez que uno se aleja de la exposición se acaban: en general se inicia una cascada de síntomas de duración y grado de virulencia variable, pero que en todo caso el que desencadena tu crisis se queda tan fresco mientras que tú pasas las siguientes horas o días que parece que te mueres (y cuando empiezas a recuperarte esos días quedan en blanco, como si no los hubieras vivido).

Al final, como veis me he decidido por explicar una de estas "experiencias" como muestra para que 1) todos tomemos conciencia tanto del problema medioambiental que padecemos en nuestros entornos, como 2) para ver que ya hay gente que sufrimos este tema en primera persona, pero cada vez seremos más, con el tiempo. Siempre se entienden mejor las cosas cuando se hablan en primera persona y se identifican con alguien conocido (aunque sea un "conocido virtual" por la red), que cualquier documento teórico, por muy bien explicado que este esté. Espero ponerme a seguir escribiendo cosas en el blog prontito, en cuanto me medio recupere. Un abrazo a todos, ¡y disculpad!.


Recibe nuestros artículos en tu correo. Pincha aquí.

Vótalo en y en votar. Y si te gustó el artículo

también puedes difundirlo en Facebook, Twitter, etc. pinchando en:

5 comentarios:

Juan dijo...

No le eches la culpa a los agente externos...El mundo, la ciudad, el entorno es lo que es...es decir...no me eches la culpa de que te pongas mala si paso a tu lado oliendo a un litro de colonia fortisima.

Es que cuando dices que el que desencadena eso "se queda tan fresco" parece que lo dices de una forma un tanto despectiva.

mariajo dijo...

Querido Juan, por poner un ejemplo en plan “muy evidente” para contestarte, decir que también la época de que los romanos echaran a los cristianos a los leones "era lo que era" (por seguir tus palabras), y eso no quiere decir que “fuera lo mejor”, "tuvieran razón", etc. con ello. La realidad, queramos verla o mirar a otro lado, es que el mundo cada vez está más contaminado y lleno de tóxicos, y es de cajón que "esto no es bueno" para nadie.

De todos modos, es cierto que la frase que dices no la expliqué bien (escribí el post en plena crisis, pero bueno, pensé que la frase se entendería aún así): con ella me quería referir a las personas que saben que tienes este problema químico y aún así no se privan de fumarse un cigarro los únicos 10 minutos que hablan contigo, o a aquellas con las que quedas y saben que no pueden ponerse colonias por las consecuencias nefastas que en tí tendrá "su decisión" pero prefieren ir en la tónica de "es lo que hay", o como el refranero proclama: “son lentejas...". En ese contexto es en el que hablaba.

De todas maneras, aunque no estemos de acuerdo en nuestra visión del mundo es sano expresar nuestras diferentes posiciones mientras sea de manera correcta, así que me alegro de haber intercambiado nuestras diferentes formas de abordar este tema. Entiendo que no es lo mismo vivir en el lado de los que NO padecen (vosotros, o algún familiar) esta enfermedad u otras derivadas del tema químico -que pueden concienciarse o no sobre el tema según se desee-,… que verlo como enfermo a causa de los miles de químicos sintéticos que nos rodean -y por ello no se puede “optar” por mirar o no a otro lado en todo esto-. La vida tan limitada que tienes que llevar día a día te recuerda que “tienes que tomar postura”, y esta, lógicamente tiene que ser de lucha y denuncia sobe este tipo de temas.

Un fuerte abrazo,

Anónimo dijo...

Bueno, y yo tengo todo eso que describes, nomas porque enceran el piso de mi casa.
Tambien sigo en la cama, y con las dos cucharadas de puré. No puedo trabajar ya hace mas de 6 meses.

Ya me creo que tengo cualquier cosa que los medicos nos e dan cuenta, porque no puede ser que uno este tan mal y no "tenga nada".

Un abrazo
Gracias por escribir

mariajo dijo...

Hola, "anónimo", piensa que antes de nada (y aún menos de "auto-tratarnos") es de lógica que lo primero y fundamental que tenemos que hacer es buscar ser diagnosticados CORRECTAMENTE por un médico especialista.

Incluso para mayor seguridad es deseable (sobretodo si se sigue con dudas razonables sobre lo que nos pasa), que pidamos una 2ª opinión médica que confirme o desmienta el diagnóstico primero.

Una vez que tengamos la certeza de lo que realmente pasa es cuando por fin puede actuarse eficazmente para mejorar. Ya digo que es de lógica.

Gracias por tu comentario. Espero muy sinceramente que puedas mejorar lo antes posible, en la medida que puedas.

¡¡Un abrazo grande, y cuídate!!

Anónimo dijo...

Nuevo comunicado de Antonio Brú en su página web:

"EN RELACIÓN A LAS NOTICIAS APARECIDAS RECIENTEMENTE " del 20 de julio del 2007.

http://www.mat.ucm.es/~abruespi/

Leedlo, y alucinareis con todo lo que está pasando con esta investigación. Os pediría vuestra colaboración para difundir este comunicado y/o su enlace a fin de que no caiga en saco roto todo lo que estan pasando estos investigadores y la posible solución para el cancer. Por supuesto, aunque entiendo que el tema economico es dificil para todo el mundo, creo que si apoyamos un poquito cada uno, tendremos una investigación para un futuro con muy buenas espectativas, sino, me temo que esta esperanza abierta, se cerrará para goce de los que no quieren mover un dedo por ella.

Si el tamaño de la página no es de tu agrado puedes cambiarlo pulsando la tecla Ctrl y moviendo la rueda del raton arriba y abajo